Una nueva campaña busca mejorar las tasas de supervivencia por paro cardiaco

Belladonna

Super Moderator
Miembro del equipo
Los responsables de la acción señalan que es necesario ayudar a que la gente pierda el miedo a la resucitación y que es fundamental enseñar en los colegios cómo funcionan los desfibriladores y lo que hay que hacer en caso de emergencia

La campaña "Date una segunda oportunidad", organizada por la Asociación Segunda Oportunidad en colaboración el Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar (CERCP) y el apoyo de Philips, acaba de ponerse en marcha con el objetivo de fomentar el conocimiento para saber actuar ante un paro cardíaco, lograr que el público pierda el miedo a hacerlo y promover que estas prácticas estén amparadas por la ley ("Ley del Buen Samaritano").

En otros países la denominada "Ley del Buen Samaritano" exime de cualquier problema legal al ciudadano que voluntariamente realiza una reanimación; sin embargo, esta ley no está vigente en España y cada comunidad autónoma aplica una normativa al respecto, más o menos permisiva con respecto a que cualquier ciudadano pueda realizar una reanimación.

Antonio Alba, presidente de la Asociación Segunda Oportunidad, considera que una ley como la del Buen Samaritano podría salvar muchas vidas, ya que una actuación a tiempo siempre puede beneficiar a la persona y, desde luego, nunca le perjudicará". Y en este sentido menciona que "hoy se están produciendo algunas situaciones absolutamente absurdas, como que en un autobús de línea que pasa por dos comunidades autónomas pueda utilizarse el sistema de desfibrilación o no en función de en qué comunidad estén".

Sin embargo, muy pocos ciudadanos son conscientes de la gravedad y menos aún estaría dispuesto a realizar esa práctica. Por esa razón, es necesario ayudar a que la gente pierda el miedo a la resucitación. En opinión del presidente de la Asociación Segunda Oportunidad "es fundamental enseñar en los colegios cómo funcionan los desfibriladores y lo que hay que hacer en caso de emergencia. Por otro lado, también estamos promoviendo el conocimiento en las empresas, enseñándoles a identificar el malestar de una parada o un infarto, además de instruirles de que si tienen un desfibrilador pueden llegar a salvar una vida".

Asimismo, los expertos consideran imprescindible que aquellos colectivos como policías, personal de transporte sanitario, bomberos, etc. tengan una formación básica en técnicas de resucitación cardiopulmonar.

Las circunstancias externas, tales como el tráfico en las grandes ciudades, los edificios altos de oficinas o lugares de trabajo situados en lugares rurales pueden retrasar de forma significativa la respuesta de los servicios de emergencia. Por este motivo, el segundo objetivo de la campaña es el fomento del libre acceso a la desfibrilación, con la instalación estratégica de equipamientos en lugares públicos y de alta afluencia de personas, y con el entrenamiento en técnicas de resucitación cardiopulmonar.

Consenso territorial y registro de paradas cardíacas
Precisamente ese es uno de los aspectos en los que no existe uniformidad entre las comunidades autónomas, que son las que tienen la competencia de regular el uso de los dispositivos de desfibrilación externa. El doctor Ignacio Fernández Lozano, representante del CERCP, señala que "desgraciadamente la regulación no ha sido uniforme y ha seguido líneas y orientaciones diferentes. Esto ha creado un panorama confuso en nuestro país con normas y requisitos muy diferentes en los diferentes territorios del estado". "En muchas ocasiones se ha intentado, probablemente con buena voluntad, -añade- obtener "lo perfecto" pero eso ha evitado que se produzca "lo posible". La realidad es que en la actualidad la legislación no ayuda a la expansión de unos dispositivos que se han probado útiles y eficaces sino más bien todo lo contrario".

Por otra parte, tampoco existe un registro unificado sobre paradas cardíacas que permita investigar y evaluar sobre resultados en salud, para poder decidir sobre las mejores pautas de intervención. Por eso los especialistas creen necesario armonizar las actuaciones en resucitación cardiopulmonar y ponen como ejemplo el proyecto OHSCAR (Out of Hospital Spanish Cardiac Arrest Registry), que pretende realizar un registro único nacional de paradas cardíacas para conocer las causas que lo provocan, dónde ocurre, la distribución por población y las tasas de supervivencia a la misma. Para el doctor Fernández Lozano, "el proyecto OHSCAR es el primer intento serio de obtener datos que permitan conocer cuál es el perfil de la parada cardiaca extrahospitalaria en nuestro país y será una herramienta de incalculable valor para diseñar estrategias que nos permitan mejorar la atención a estos pacientes".

Acerca de la Campaña "Date una segunda Oportunidad"
Dentro de las actividades de la Campaña, se editó un video en el que personas de ambos sexos y de todas las edades supervivientes a paradas cardíacas repentinas ofrecen sus testimonios de vida y lanzan un mensaje: "gracias a una intervención rápida siguen vivos". Por cada visualización, Philips donará 50 céntimos a la Asociación. El video está disponible en:




Asimismo, la Asociación Segunda Oportunidad realizó una petición al Gobierno a través de la plataforma Change.org para lograr la instauración de la Ley del Buen Samaritano.

Fuente:http://www.vademecum.es/noticia-130...tasas+de+supervivencia+por+paro+cardiaco_7448
 
Arriba