Un niño de 7 años muere ahogado tras caer a la piscina de una finca en Sangüesa

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

cococharlie

e-mergencista experimentado
Un niño de 7 años muere ahogado tras caer a la piscina de una finca en Sangüesa
Sus padres lo sacaron del agua, pero falleció cuando se dirigían al hospital

Fuente: Diario de Navarra 26.02.06

Un niño de 7 años falleció ayer ahogado tras caer a una piscina de una finca particular en Sangüesa. El pequeño fue sacado del agua por sus propios padres con una fuerte hipotermia y fue trasladado en una ambulancia a Pamplona. A pesar de los intentos para reanimarlo, el niño no pudo superar la parada cardiorrespiratoria camino del hospital.

Según distintas fuentes, Joan Radut, un niño rumano de siete años y su familia celebraban un cumpleaños en la finca propiedad de unos amigos suyos de Sangüesa, donde habían residido durante algunos años. Sin embargo, en la actualidad, esta familia habita en Pamplona.
El suceso ocurrió entre las 15.30 y las 16.00 horas, cuando el niño cayó a la piscina que se encontraba en el interior de la finca particular y al aire libre. Según relataron sus padres a los bomberos, que fueron quienes lo sacaron del agua, debió permanecer apenas unos 7 u 8 minutos. El niño de siete años no sabía nadar y en el momento del suceso acababa de terminar de comer.

Miembros de la Policía Foral, que se hicieron cargo del atestado, señalan que si a una persona no se le saca del agua antes de cinco minutos se produce muerte cerebral.

16.10, aviso a SOS Navarra

En SOS Navarra relatan que a las 16.10 de la tarde de ayer el padre del pequeño llamó muy alterado alertándoles de la situación. Para ganar tiempo y que la ambulancia de los bomberos no se perdiera en el lugar conocido como Pastoriza, una zona de huertas con fincas muy separadas entre sí, el padre decidió trasladar a su hijo en su propio coche para acercarlo hasta la ambulancia de bomberos que se aproximaba al lugar. De este modo, el encuentro entre ambos vehículos se produjo a la altura del aeródromo de Sangüesa. En este lugar un médico y un ATS que se habían desplazado desde el centro de salud de Sangüesa empezaron a practicar al menor los primeros auxilios y además, le motorizaron.

Sin embargo, ante la gravedad de la circunstancia, los Bomberos de Sangüesa decidieron avisar a una ambulancia medicalizada. El encuentro entre las dos ambulancias se produjo en el alto de Loiti. Aquí, en lugar de cambiar al niño de vehículo, los médicos decidieron pasar a la ambulancia de bomberos para ganar tiempo y llegar hasta el centro hospitalario de Pamplona.

Pese a los esfuerzos por recuperar la vida del pequeño, a las 17.45 horas se confirmaba el fallecimiento del niño.

Según los primeros datos de la investigación emprendida por la Policía Foral, la causa de la muerte apunta a un accidente por ahogamiento.
 

cococharlie

e-mergencista experimentado
Muere ahogado un niño rumano en Sangüesa tras caer en una piscina
Joan radut, de 7 años , fue con sus padres a la huerta de unosamigos para pasar el día
El accidente fue a las 16.10 horas y las labores de reanimación que se aplicaron al menor duraron hasta las seis de la tarde

Fuente: Diaro de Noticias 26.02.06


Un niño de siete años de origen rumano y vecino de Pamplona, Joan Radut, falleció ahogado en la tarde de ayer después de caer accidentalmente en la piscina de una huerta de Sangüesa ubicada en la zona denominada de Pastoriza. Pese a las labores de reanimación que los equipos médicos llevaron a cabo, no fue posible que el menor se recuperara de la parada cardiorrespiratoria que sufrió tras el percance.

El suceso se produjo sobre las 16.11 horas, cuando se recibió una llamada en el servicio de emergencias de SOS Navarra alertando de la presencia del cuerpo de un menor en una piscina. Para pasar un día de celebración, los padres del joven fallecido y otro par de matrimonios habían acudido a la finca de un vecino de Sangüesa con los que mantienen amistad por motivos de trabajo y de residencia, ya que la familia de rumanos había vivido en dicha localidad hasta hacía poco tiempo, cuando cambiaron de residencia.

Joan Radut era el único menor de la celebración, a la que acudieron en total siete personas, y su ausencia no fue percibida por los allí presentes hasta las cuatro de la tarde, cuando fueron a buscarle y le vieron flotando en la piscina. Mientras sus familiares le sacaban del vaso, de unos diez metros de longitud, los amigos comunicaban lo sucedido a los equipos médicos, a los del Consorcio de Bomberos y a los efectivos de la Policía Municipal de la localidad.

traslado Cuando se dirigían hacia la finca donde tuvo lugar el percance, coincidieron con el vehículo de los familiares del niño que transportaban al accidentado para adelantar tiempo. Allí mismo se hizo el traslado a una ambulancia, mientras desde Pamplona se dirigía otro vehículo medicalizado que iba a permitir comenzar las labores de reanimación antes de llegar al centro hospitalario de destino.

reanimación En un punto del trayecto entre Pamplona y Sangüesa se produjo el intercambio entre ambulancias. Las labores de reanimación, según informaron fuentes de Interior, fueron constantes, pese a que el niño presentaba parada cardiorrespiratoria y evidencias claras de ahogamiento prolongado. Fue conducido al hospital Virgen del Camino, donde continuaron los intentos de recuperación, aunque no lograron salvar al niño.

Los agentes de la Policía Municipal de Sangüesa se encargaron de iniciar las diligencias sobre lo sucedido, aunque finalmente fueron miembros de la policía judicial de la Policía Foral desplazados desde Pamplona quienes elaboraron el atestado correspondiente, que será enviado a la autoridad judicial competente. El cuerpo del menor fue conducido al Instituto Navarro de Medicina Legal para realizarle la autopsia.

En la zona de Pastoriza, junto al río en dirección a Aibar, se localizan diversas fincas y chalés, cuya ocupación principal se utiliza durante el verano. En muchas de ellas hay piscinas.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba