Un muerto, tres heridos graves y cinco leves en varias colisiones múltiples

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

piloto

e-mergencista experimentado
La niebla y el hielo concentrado en el tramo que une los puntos kilométricos 44 y 46,5 de la recién estrenada Autovía de los Viñedos, motivos que originaron esta cadena de siniestros en los que se vieron implicados 20 vehículos
Un muerto, tres heridos graves y otros cinco leves es el balance de la colisión múltiple entre vehículos ocurrida en la Autovía de los Viñedos entre las poblaciones de Mora y Consuegra, donde entre las 8,00 y 8,15 horas. El varón fallecido de 29 años de edad viajaba en una furgoneta que, debido a la escasa visibilidad que ofrecía la vía a primeras horas del día de ayer terminó empotrándose en los bajos de un camión .La espesa niebla y el hielo hallado en la carretera se barajan, por tanto, como los motivos más evidentes que desencadenaron esta lamentable cadena de sucesos que afectó a más de 20 vehículos, entre ellos, camiones de gran tonelaje que se dirigían a la capital regional.

La Guardia Civil desde primera hora de la mañana se encargó de regular el tráfico y atender el accidente. La circulación se cortó desde el kilómetro 48 al 45 aproximadamente, desviando los vehículos que viajaban en dirección Toledo sobre el kilómetro 47. Bomberos del Consorcio de Toledo, de Villacañas y Alcázar de San Juan colaboraban en el accidente; mientras que ambulancias del Sescam atendían a los heridos. El más grave que viajaba junto con el fallecido fue trasladado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo, mientras que el resto fueron derivados al Hospital Mancha Centro, de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

Un viernes negro, un 13 de enero para los supersticiosos, se presentó para los conductores implicados, la mayoría de ellos trabajadores que se dirigían a sus lugares de trabajo a primera hora de la mañana. Acostumbrados diariamente a seguir esta nueva vía de gran capacidad, no se esperaban ser protagonistas de un suceso tan desafortunado.

En primer lugar, un camión de 40.000 kilos que transportaba ladrillos de hormigón desde Sevilla a Toledo dio con la mediana en el kilómetro 44 aproximadamente de la CM-42 sobre las 8.25 horas de la mañana, cuando ya se habían producido unas seis colisiones múltiples kilómetros más adelante. «Venía circulando y cuando me he dado cuenta he visto al guardia civil, que se encontraba echando marcha atrás a otros vehículos; empecé a frenar porque vi varios coches delante y no me ha dado tiempo a frenar; y en vez de dar al coche que veía delante de mi camión he preferido girar y meterme contra la mediana», explica el conductor del camión siniestrado, que resultó ileso. Para sacar al camión de la carretera se necesitó avisar a una grúa especial, hecho que se producía sobre las 10,40 de la mañana.



accidente mortal. Unos kilómetros más allá de donde el camión de gran tonelaje chocaba con la mediana tuvo lugar el siniestro en el que una furgoneta se empotró debajo de un camión. Como resultado de la colisión, ocurrida en el kilómetro 44,5 de la recién estrenada Autovía de los Viñedos, falleció el copiloto de la furgoneta y resultó herido grave su conductor. Las labores de rescate del cuerpo de la víctima tardaron minutos e intervinieron bomberos del Consorcio de Toledo, del parque de bomberos de Villacañas y del parque de bomberos de Alcázar de San Juan.

«Hemos tenido que realizar labores de excarcelación para sacar el cuerpo del fallecido. Se ha retirado la puerta, se han cortado varios montantes, se ha desplazado la parte superior del vehículo, para abrir espacio y poder sacarle», informó el sargento jefe de parque de Toledo, Miguel Ángel Muelas.

Muelas manifestó que «la labor resultó dificultosa porque en principio el camión estaba en alcance con la parte inferior de la furgoneta, y fue necesario desplazarlo, trabajo en el que no hubo finalmente problema porque estaba bien fijado el vehículo sin sufrir ningún arrastre».

«La colisión que provocaba el fallecimiento de una persona, fue una colisión fronto-lateral en la que el conductor, en última instancia, había intentado provocar un desplazamiento brusco para liberarse y todo el impacto lo sufrió el copiloto, al no poder salvar el conductor esta circunstancia, pese a intentarlo», indicó el sargento.

El kilómetro 46 recogía una nueva colisión donde se vieron implicados al menos cuatro vehículos. Según las propietarias de dos de los vehículos siniestrados, «a la hora en que se produjo el accidente, sobre las 8,10 horas, el tráfico que había en la carretera era el habitual que hay todas las mañanas, desde que llevamos transitando por la autovía».

«La niebla era muy espesa y sobre todo el hielo los consideró como los motivos principales de lo sucedido», añadía una de las conductoras, cuya declaración completó la otra entrevistada, quien dijo que «el hielo se ha notado sobre todo a la hora de frenar; de hecho yo me he chocado porque los frenos no me han respondido; no he podido frenar debidamente, en seco, porque no me respondían los frenos».

Una de las dos conductoras, que salió ilesa, explicaba como se encontró con su accidente. «Había coches parados en el carril lento y había gente haciendo señales, avisando, como podían, porque con la niebla tampoco la veías con suficiente distancia. Yo al principio he pensado que era alguna avería. Quien avisaba eran los propios conductores de los turismos, quienes se encontraban retenidos. De pronto, cuando he querido reaccionar he visto también parados los coches en el carril rápido, bloqueándolo, y entonces no me ha dado tiempo a frenar y he impactado con los coches que había, que se encontraba atravesados».

Metros más adelante, un nuevo impacto. Los propietarios de una furgoneta colisionaron con la parte delantera de un coche que se encontraba parado, el cual perdió el motor al verse implicado en una nueva colisión, desplazándose entre 15 y 20 metros más hacia delante de donde dejó el motor, girando su carrocería en dirección contraria a la que circulaba. El conductor de este vehículo, «sorprendentemente», salió ileso.

«Nos hemos encontrado con el coche atrancado junto al quitamiedos, había niebla y la carretera estaba helada». Los afectados indicaban que más de 20 coches se habían visto implicados en distintas colisiones, en menos de 150 metros. Sobre las 10,30 horas un camión quitanieves repartía sal a lo largo del trecho de la vía donde se habían producido los accidentes, para mejorar la calzada que se abriría al tráfico una vez se retirarán todos los vehículos que siniestrados aún quedaban en la Autovía.

En el kilómetro 16 de la CM42, en el municipio de Almonacid un turismo tenía otro accidente por circunstancias similares, saltándose la mediana por los aires y cayendo en los carriles en dirección a Alcázar de San Juan de esta misma vía.

Un siniestro similar al que ocurría el año pasado por las mismas fechas en a l A-4 a la altura del término municipal de Madridejos. En esa ocasión, en la que colisionaron al menos 37 vehículos, el siniestro se saldó con la muerte de una persona mientras que 57 sufrieron heridas de diferente consideración.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba