Un hombre sobrevive tras recibir 133 picotazos de abeja en la cabeza

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

tanidya

e-mergencista experimentado
Autor #1
Javier Jorge pudo salvar la vida gracias a la rapidez del equipo sanitario y a que no es alérgico al veneno que segrega la apis mellifica.



Javier Jorge, un joven vecino de Valeria (Cuenca), pensará en las abejas cada vez que tome miel no como gesto de agradecimiento a la labor de estos animalillos sino con justificable temor. Esta semana fue víctima del ataque de cientos de abejas cuando se encontraba a las afueras del pueblo. Hasta 133 picotazos llegaron a contar en su cabeza cuando fue trasladado a la UVI de un hospital de la que ha acabado saliendo de forma milagrosa.

La desventura vivida por este joven se inició a raíz de un accidente de tráfico sufrido por un camión que transportaba panales de abejas. Su propietario recogió los panales dejando a los insectos sueltos y sin su reina. El desconcierto que debieron de sentir las abejas tuvo que ser tan grande que se desahogaron con el primer ser humano con quien se encontraron: Javier Jorge, que ha decidido denunciar los hechos. «Me picaron por la tarde. Por la mañana se llevaron las colmenas pero, al parecer, eso hay que hacerlo por la noche. Por esto las abejas quedaron sueltas sin la reina», relata este joven, que ha podido salvar la vida porque el equipo sanitario que lo atendió actuó rápidamente y porque no es alérgico al veneno que segrega la apis mellifica.

Las abejas responsables de este ataque son «muy agresivas», según cuentan los vecinos de este pequeño pueblo de menos de 150 habitantes famoso por su yacimiento romano. Varios de ellos han recibido la picadura de alguno de estos insectos que se han atrevido a acercarse al pueblo. Pocos son los que se atreven a dar un paseo por el campo o atender sus tierras de labranza por miedo a encontrarse con ellas.

Este suceso ocurrido en la provincia de Cuenca no ha sido el único que recientemente han protagonizado las abejas: el pasado miércoles un camión que transportaba 250.000 abejas en Sagunto (Valencia) volcó originando una nube inmensa de insectos en un camino rural cercano a la AP-7.
 
Última edición:

jaime asturies

e-mergencista experimentado
#3
sabeis como se acercarón a la víctima? usaron alguna protección? usarón humo para alejarlas?
en mi casa siempre tubimos abejas para cosechar la miel y las medidas que debes de tomar para que no te piquen requiere un traje especial y humo generado con un aparato de fuelle.
me interesaría saber si alguien conoce algún sistema o a tenido experiencia con esta clase de "animalitos", supongo que la capacidad de improvisación para poder actuar en estas cirscunstancias se merece el reconocimiento de McGiver (para quien no lo conozca es un manitas de una serie americana McGiver que era capaz de hacer una bomba con un chicle ;-).
 

Johnny B.

e-mergencista experimentado
#4
La samana pasada atendí un funcionario de la universidad que le picaron mucho mas de cien abejas y todas del cuello hacia arriba y no sufrió ninguna reacción.

Lo curioso es que la víctima en su niñez era alergico a las picaduras.

Caso contrario fue un joven que atendí hace como dos años que con UN solo piquete hubo que aplicar soporte por la reacción anafilactoide que tubo.

También hace mucho atendí un niño atacado por un enjambre con incontables piquetes y ni tan siquiera aquejó dolor.

Decía mi madre una vez que me picaron un monton de avispas "Es suerte, diez picaduras hacen por una vacuna". Cosas de madres.::((::

Saludos

Johnny
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba