Un herido grave y dos con diversas contusiones en un accidente en la CM-4000

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

piloto

e-mergencista experimentado
Un turismo no hizo el STOP y trató de cruzar la vía por lo que fue arroyado por una furgoneta, cuyo conductor salió ileso del suceso
Una herida grave y dos con contusiones menos importantes es el balance del accidente de tráfico ocurrido ayer sobre las 19.39 horas en la CM-4000, a la altura del cruce de esta vía con la que viene desde el municipio de Burujón. El suceso se produjo como consecuencia de una colisión fronto-lateral entre una furgoneta y un turismo.

La colisión se produjo porque el coche que venía desde Burujón no hizo el STOP en la raqueta, con lo que el conductor de la furgoneta no pudo esquivarlo, llevándose la peor parte del golpe la señora que viajaba detrás del conductor.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron los Bomberos del parque de Santa Olalla y Toledo porque tres de las cuatro personas que viajaban en el turismo quedaron atrapadas. Los efectivos tuvieron que efectuar una descarcelación en la que eliminaron el techo del vehículo y uno de los laterales. Todos los heridos fueron trasladados al Hospital Virgen de la Salud de la capital regional. La última trasladada, en una UVI, fue la señora grave, quien tuvo que ser estabilizada en el lugar de los hechos, donde permaneció más de una hora.

Hasta el cruce acudieron también dos ambulancias del Sescam y una de la Cruz Roja. Sobre las 20:45 abandonaban el lugar de los hechos.

Pasada una hora, en la carretera no quedaban más que un puñado de cristales que daban muestra de un accidente que no dio lugar a retenciones, ya que la circulación estuvo controlada por la Guardia Civil, quien también se desplazó hasta el cruce con Burujón.

El sargento del parque de Santa Olalla, Joaquín Pérez, comentó que todos los heridos estaban conscientes, excepto la más grave, y eran de unos 50 o 60 años. La peor parada presentaba un fuerte golpe en la cabeza, así como diferentes contusiones. Más suerte tuvo el conductor de la furgoneta y el copiloto del turismo, que salieron de los vehículos por su propio pie.

Como siempre, la zona se llenó de curiosos que pararon sus coches en los arcenes para ver de cerca el siniestro. Uno de ellos señaló que mientras no se cambie la fisionomía de la raqueta, los accidentes se seguirán produciendo a esa altura, ya que los conductores confunden la mencionada raqueta con una rotonda. Así, hacen el primer ‘ceda’ y pasan por alto el STOP, tal y como ha sucedido en muchas ocasiones.

No obstante, el hecho de que en la CM-4000, en ese punto, haya bandas por encima del nivel del asfalto hizo que la furgoneta fuera a una velocidad moderada, de forma que el golpe que ésta presentaba en el morro daba muestras de que, por suerte, no fue el peor de los posibles.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba