Un anciano de 80 años muere bebe herido. explosión de gas en un edificio de Barcelona

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

tanidya

e-mergencista experimentado
Un anciano de 80 años ha fallecido esta mañana en el incendio declarado tras la explosión de una bombona de camping gas ocurrida en un piso del barrio de Sant Andreu, su nieta, de cinco meses, ha resultado herida leve, y su mujer, de 77 años, que también se encontraba en la vivienda, ha salido ilesa.



La explosión ha sucedido sobre las 11,00 horas de hoy, cuando, al parecer, los ancianos calentaban un biberón para el bebé en una bombona de camping gas, que ha explotado y provocado un incendio en el número 35 de la calle Mossen Quintí Mallofré de Barcelona .

La pareja ha salido con su nieta a la terraza, pero el anciano ha vuelto a entrar al edificio para intentar apagar el fuego y, a consecuencia de la inhalación de humo y gas, ha perdido el conocimiento y, aunque los bomberos han intentado reanimarlo, ha muerto en el Hospital del Valle d'Hebron de Barcelona .

El bebé de cinco meses también ha sido atendido en el Valle d'Hebron de una quemadura leve en la cara.

Los vecinos han oído una fuerte explosión y han visto como caían cristales y trozos de persianas a la calle y la fachada del edificio ha quedado negra en los pisos superiores.

Uno de los vecinos, Ricardo Pérez, que vive en el tercer piso del inmueble, aunque en la escalera de al lado del piso afectado, ha explicado a Efe que, en un primer momento, ha notado un fuerte olor a plástico quemado y, después, ha oído dos explosiones, la primera pequeña y la segunda más fuerte.

Ante la gran humareda que se ha formado, Ricardo, su mujer y sus dos hijos han abandonado el edificio, como el resto de los vecinos, pero, al llegar abajo, una de sus vecinas le ha pedido ayuda para bajar a su madre que se encontraba en el sexto piso, pesa 145 kilos y va en silla de ruedas.

Este vecino se ha lamentado que de ha pedido ayuda a un Mosso d'Esquadra que, ante el desconcierto de la situación, "no ha subido conmigo y he tenido que subir solo" a ayudar a la mujer, se ha quejado.

"He pasado miedo", ha dicho, porque, "aunque sé que en un incendio no se puede utilizar el ascensor, era la única manera para bajar a esta mujer".

Otro vecino, Eduardo Herencia, ha resultado herido en un brazo cuando ha oído la explosión, se ha acercado para ver qué pasaba y le ha caído un pequeño trozo de cristal en un brazo.
La calle ha quedado con cristales y material quemado en el suelo, además, varios coches que estaban aparcados en el exterior han sufrido daños y roturas de vidrios.

Algunos vecinos también han podido ver cómo la abuela ha salido al balcón con su nieta para evitar que la niña inhalara humo y, otros, cómo los bomberos han sacado al anciano de 80 años y cómo los servicios de socorro han intentado reanimarlo antes de llevarlo al hospital.

El alcalde de Barcelona , Jordi Hereu, ha visitado el lugar de la explosión para interesarse por lo ocurrido y ha lamentado la muerte del anciano, además de visitar el inmueble afectado.

Una vecina, María Asensio, han lamentado la casualidad que representa que en esa misma calle y casi en frente del edificio donde hoy se ha producido la explosión vivía y fue detenida hace unas semanas, Remedios S.S, la mujer acusada de asesinar a cuatro ancianas y agredir a otras cinco más.

"Vamos a tener que poner un santo en la calle para que no pase nada más", ha dicho Asensio.

 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba