Este sitio usa cookies, propias y de terceros.
Si se continúa con nosotros entendemos que se acepta el uso de cookies.

Transporte aéreo sanitario de pacientes de alta complejidad

Tema en 'Transporte sanitario aéreo' comenzado por RICARDO ALBA, 7 Jun 2006.

  1. RICARDO ALBA

    RICARDO ALBA e-mergencista nuevo

    Saludo muy atentamente a ustedes:
    Soy aviador del Ejèrcito Argentino y normalmente realizo transporte aèreo sanitario de pacientes de alta complejidad, realicè un master en transporte y quiero investigar sobre la posibilidad de utilizar un equipo que sea apto para el transporte de pacientes sin que el mismo tenga que ser transferido de camilla en camilla, es decir un equipo que no someta al paciente a un riesgo mayor que el propio de la dolencia. Muchas veces un aviòn equipado como ambulancia no puede acceder a determinados lugares por meteorología o el terreno o incluso puede tener problemas tècnicos, pero creo que se puede ganar tiempo acercando al paciente con este equipo hasta el aviòn por otro medio. Muchas gracias.
     
    Etiquetas:
  2. Tolosa

    Tolosa e-mergencista experimentado

  3. ERCHISPAZOS

    ERCHISPAZOS Super Moderator Miembro del Equipo

    una imagen vale más que mil palabras
    [​IMG]

    Es compatible con los stándares NATO.
    Un saludo
    Erchispazos
     
  4. ERCHISPAZOS

    ERCHISPAZOS Super Moderator Miembro del Equipo

  5. agnoguerra

    agnoguerra e-mergencista nuevo

    Para Afganistan, la LSTAT no nos gusta y de hecho no la usamos para los helos. Usamos mochilas y equipos acoplados en la cabina.
     
  6. Víctor

    Víctor e-mergencista experimentado

    Hola agnoguerra. Me ha interesado mucho tu respuesta. Podrías comentarnos los motivos.

    Un saludo.
     
  7. rlozanoa

    rlozanoa e-mergencista nuevo

    Respuesta: Transporte aéreo sanitario de pacientes de alta complejidad

    Hola a todos; muy interesante el tema, sè que nadie màs a respondido al respecto, pero seria bueno que si alguien supiera algo más lo comente. Particularmente me interesa este tema porque me parece màs adecuado en costos en adquirir algun tipo de cabina para transporte que alquilar un helicoptero ambulancia. Justamente un piloto de helicoptero me comento sobre la existencia de este tipo de cabinas o equipos para transporte aereo de pacientes.
    Si alguien puede ampliar esta informacion con modelos y recomendaciones se lo agradecere.

    Saludos
     
  8. Belladonna

    Belladonna Super Moderator Miembro del Equipo

    Respuesta: Transporte aéreo sanitario de pacientes de alta complejidad

    El desarrollo de unidades de paciente crítico altamente especializadas ha obligado a movilizar pacientes críticos, sean estos inestables o estables. En muchas ocasiones, las largas distancias obligan a realizar estos traslados por vía aérea. Resumimos una revisión publicada en Trends in Anaesthesia and Critical Care sobre la evacuación aeromédica de pacientes críticos.


    Todos los traslados aumentan la morbilidad y mortalidad, sin embargo los traslados aeromédicos son particularmente complejos y peligrosos. Las principales diferencias derivan de la altitud: diminución de la presión parcial de oxígeno (Ley de Dalton) y aumento del volumen de gases dentro de cavidades (Ley de Boyle). La temperatura disminuye 2º cada 300 metros y la presión parcial también disminuye. Los tipos de transporte son:
    • Ala fija (avión): recorren mayores distancias, son más rápidos, permiten volar en condiciones climáticas adversas y emiten menos ruido. El paciente recibe importantes fuerzas durante el despegue y aterrizaje; esto puede causar disminución del retorno venoso y/o hipertensión endocraneana. La presión de la cabina es variable según el modelo del avión. Necesita una ambulancia en tierra para el traslado hacia y desde el avión.
    • Ala rotatoria (helicóptero): más versátiles y tienen la posibilidad de aterrizar en el mismo hospital. Son más caros y difíciles de implementar para el traslado de pacientes.
    La eficacia de las diferentes modalidades de transporte se puede dividir por las distancias involucradas:
    • Distancias cortas: no hay beneficio del traslado aeromédico.
    • Distancias intermedias: una aeronave de ala rotatoria puede beneficiar a los pacientes que requieren cuidados críticos avanzados más rápido que el tiempo necesario para llevarlos al hospital por otros medios.
    • Distancias mayores: siempre habrá un beneficio en términos de tiempo al trasladar al paciente en una aeronave de ala rotatoria.
    • Largas distancias: las aeronaves de ala fija son la mejor opción.
    El personal médico debe tener las competencias para mantener (o idealmente mejorar) el estado del paciente durante el vuelo. Se ha demostrado que personal joven y sin experiencia aumenta la morbimortalidad de los pacientes durante el traslado. El equipo debería ser similar al que recibirá al paciente, liderados por un médico especialista en reanimación para los pacientes inestables. Los pacientes estables podrían ser trasladados por personal no médico adecuadamente entrenado. Se puede incluir a personal adicional según el caso (perfusionista, cirujano, etc.).

    El equipamiento médico debe ser adecuado para el espacio reducido y estar adecuadamente asegurado a la aeronave. En lo posible se debe utilizar equipos portátiles que se puedan utilizar fuera de la aeronave. Las baterías deben ser fácilmente cambiables y no internas. La mayoría de los oxímetros de pulso y medidores de presión no invasivos no son útiles durante el vuelo. Se recomienda medir presión arterial invasiva y cubrir el oxímetro de pulso.
    Los pacientes que requieren altas fracciones inspiradas de oxígeno en tierra requerirán manejo más agresivo durante el vuelo, debido a una menor presión parcial de oxígeno ambiental. La ventilación mecánica no invasiva es poco practicable, debido al gran consumo de gases. Se debe evitar manejar la vía aérea durante el vuelo, programándola antes de comenzar el vuelo si se estima que será necesario. Se debe ventilar al paciente con ventiladores mecánicos y no manualmente, para mantener volúmenes adecuados (“ventilación protectora”) y una presión parcial de dióxido de carbono estable. Los ventiladores neumáticos pueden aumentar su volumen corriente al volar a mayor altitud, por lo que se debe monitorizar los cambios en vuelo.
    La expansión de gases encerrados en cavidades (neumotórax, neumoencéfalo y aire intraocular) en la medida que se aumenta la altitud puede tener consecuencias desastrosas. Los pacientes con neumotórax pequeños y patología cardiorrespiratoria tienen riesgo de descompensarse en vuelo; se debe evaluar la necesidad de instalar un drenaje pleural antes del vuelo. Si el paciente tiene un drenaje pleural, éste debe ir conectado a una válvula unidireccional (como la válvula de Heimlich); los sistemas de drenaje con líquidos deben evitarse.
    Existe gran temor por el traslado de pacientes con neumoencéfalo, por el riesgo de herniación y/o isquemia. Sin embargo, una serie de 21 pacientes aerotransportados con neumoencéfalo no encontró complicaciones neurológicas, por lo que sólo se debe considerar sólo una contraindicación relativa. El aire intraocular y las lesiones penetrantes oculares también tienen el riesgo de complicarse durante el vuelo. Quizás lo más recomendable para pacientes con neumoencéfalo o aire intraocular sea analizar el riesgo-beneficio del vuelo y, si se decide volar, hacerlo presurizando la cabina a baja altitud.
    Ocasionalmente pacientes que sufren enfermedad por descompresión deben ser trasladados a cámaras hiperbáricas por vía aérea. Esto plantea el problema del agravamiento de la enfermedad al aumentar en altitud. Sin embargo, una revisión encontró seguro transportar a estos paciente bajo los 500 pies. Estos viajes se pueden realizar de manera segura presurizando la cabina a baja altitud o volando a baja altitud (sobre el mar por ejemplo).


    Conclusiones:


    • Las principales características del traslado aeromédico derivan la altitud: menor presión parcial de oxigeno y expansión de gases encerrados.
    • Es importante conocer la diferencia entre aparatos de ala fija y de ala rotatoria, para comprender cuándo se recomienda el uso de una u otra.
    • El personal médico debe ser de una preparación similar a la que recibirá al paciente.
    • Se debe evitar aplicar ventilación mecánica no invasiva y manejar la vía aérea durante el vuelo.
    • La decisión de trasladar a pacientes con gases encerrados en cavidades (neumotórax, neumoencéfalo y aire intraocular) o con enfermedad por descompresión requiere consideraciones especiales para evitar agravamientos durante el vuelo.
    http://reanimacion.net/


    Artículo fuente

    Milligan JE, Jones CN, Helm DR, Munford BJ. The principles of aeromedical retrieval of the critically ill. Trends in Anaesthesia and Critical Care. 2011; 1(1): 22-6.
     
  9. Yosisnel Consuegra

    Yosisnel Consuegra e-mergencista experimentado

    Respuesta: Transporte aéreo sanitario de pacientes de alta complejidad

    Saludos, Observando este estudio me ha brindado este dato el cual desconocía, de existir una justificación más amplia pudieran colaborarme.

    Como también puedo decir sobre el equipamiento, que todos los que se usen debe de cumplir las políticas de aprobación actas para su uso aéreo (Abaladas y certificadas), para evitar posibles caos he interrupciones que puedan dificultar las tareas operacionales del vuelo.

    Gracias ;)
     

Comparte esta página

Cargando...