¿Somos adictos a las emergencias?

RICARDO MEDIAVILLA CHICO

e-mergencista experimentado
Estimada María Rodríguez;

En este caso, no creo ser yo quien ha leido mal. Cuando he escrito que cada vez que suena una sirena de ambulancia hay una persona en riesgo de perder la vida, es porque realmente es asi. Otra cosa es que nuestra actuación profesional y nuestra celeridad en prestar dicha asistencia, consiga salvarla.

El sentirse útil a la sociedad, no tiene porque llevar implícito una situación de riesgo vital ajeno.

Desde mi punto de vista, creo se es más útil a la sociedad enseñándola a prevenirse de enfermedades y accidentes, a paliar o minimizar sus efectos en caso de que ocurran, que en "estar todo el día deseando que suenen las sirenas de las ambulancias para ir a prestar nuestros servicios profesionales".

Quizás mis opiniones sean debidas a los muchos años de profesión que ya llevo a las espaldas, a los miles de casos que ya llevo atendidos y a haber vivido y comprobado personalmente el dolor ajeno.

Tal vez sea difícil entenderme, pero en el fondo si os deteneis a pensar friamente el tema, puede que me deis la razón.

Uun saludo
 

María

e-mergencista experimentado
Hola a todos,

Javier, creo que Ricardo se refiere a que aquí en la refinería (Ricardo es compañero mío) literalmente, cuando suena la sirena (no la de la ambulancia, sino la de la fábrica), viene algún herido, y es que se te ponen lo pelos de punta (sobre todo por el bocinazo que da ^eeek^ ). Vamos que cuando suena y es una falsa alarma, te entra una mala idea... :evil:

Pero, Ricardo, yo entiendo que el personal que escribe en este topic se refiere, no a la descarga de adrenalina que siente cuando viene un paciente, sino a la que se nota cuando estás trabajando y sientes que estás ayudando a alguien, si no a salvar la vida, por lo menos a padecer menos...y la verdad es que eso engancha :wink: . No es que la gente esté deseando que pase algo (creo que ésta no es una página de "Psicópatas reunidos" :twisted: ), sino que desea poder ayudar cuando ocurre algo (estamos todos hechos una pandilla de nercisistas... :twisted: ).
 

Malagarubia

e-mergencista experimentado
Bueno, creo que sería necesario destacar que cuando digo que me gusta mi trabajo y que me gustaría estar en cada una de las ambulancias que escucho, no es porque quiera que ocurran cosas, es simplemente por que si ocurren quiero ser yo la que acude. Pongo como ejemplo lo del 11-M, yo jamás desearía algo así para ningún pueblo, pero el día que ocuríó yo me daba cabezazos en la pared, por verlo en TV y no poder ayudar, quise de corazón haber estado allí. un saludo.
 

Anonymous

e-mergencista experimentado
María dijo:
Hola a todos,

Javier, creo que Ricardo se refiere a que aquí en la refinería (Ricardo es compañero mío) literalmente, cuando suena la sirena (no la de la ambulancia, sino la de la fábrica), viene algún herido, y es que se te ponen lo pelos de punta (sobre todo por el bocinazo que da ^eeek^ ). Vamos que cuando suena y es una falsa alarma, te entra una mala idea... :evil: .
Pero eso es una cosa distinta a lo que él decía, no creo que ningun emergencista se alegre de que se pueda perder una vida
 

RICARDO MEDIAVILLA CHICO

e-mergencista experimentado
Estimado Javier Isis;

¿Donde has leído tú que yo haya escrito que un emergencista se alegre de la pérdida de una vida humana?.

Decididamente, se tergiversan los escritos, comentarios e ideas de lo que se escribe.

Saludos
 

Anonymous

e-mergencista experimentado
RICARDO MEDIAVILLA CHICO dijo:
Estimado Javier Isis;
¿Donde has leído tú que yo haya escrito que un emergencista se alegre de la pérdida de una vida humana?.
¿Ha pensado alguien que, cada vez que suena una sirena de una ambulancia, una persona corre el riesgo de perder la vida?.

Creo sinceramente que los que están deseando estar de guardia y que durante ella le llaman numerosas veces y para cuanto mas serio sea el caso mejor, deberian ir al psiquiatra
Lo de alegrarse, es porque la realización de un deseo produce placer, y si uno desea que suene una sirena, obviamente se alegra cuando suena esa sirena que supone que una persona corre riesgo de perder la vida, según tu dices
 

María

e-mergencista experimentado
Re: ¿somos adictos a

RICARDO MEDIAVILLA CHICO dijo:
Estimados amigos;

Permitidme y pedonadme que os diga que tras leer los comentarios suscitados con este tema, me lleve las manos a la cabeza ante tanta irresponsabilidad gratuitamente puesta de manifiesto.
... Creo sinceramente que los que están deseando estar de guardia y que durante ella le llaman numerosas veces y para cuanto mas serio sea el caso mejor, deberian ir al psiquiatra. ... Por último, lamento que haya profesionales que digan, sin detenerse un poco a pensar sus palabras, que son adictos a las emergencias. Para mí son claros casos de tratamiento psiquiatrico.

SALUDOS
Bueno, Ricardo, eso es lo que parece que has dado a entender, si no es así, deberías corregirlo, ya sabes que muchas veces, lo que se escribe no queda como realmente quisieramos... :wink:
 

Eduardo Abadía ISIS

e-mergencista experimentado
Aquí estamos todos de acuerdo con que nadie se alegra por el mal ajeno, aunque eso nos permita realizar nuestro propio trabajo...

Dado ésto por sentado, lo que pienso que aquí debatimos es hasta que punto, las emergencias, llegan a convertirse en adictivas y terminan por convertir a la persona en dependiente para su estabilidad - para su estima de sí - de las sensaciones y fantasías que le producen.

Bueno, hoy descubro que María, Brieba, Ricardo y yo mismo somos del Campo de Gibraltar. ¡Que casualidad¡ A ver si nos vemos y quedamos. Saludos.
 

maria rodriguez

e-mergencista experimentado
Bueno, aclarada la situación y entendido verdaderamente el punto de ricardo, se acabaron las discuciones y los malos entendidos :P -qq- :wink:
 

RICARDO MEDIAVILLA CHICO

e-mergencista experimentado
Estimado Eduardo Abadía Isis;
No tengo ningún inconveniente en conocernos personalmente, tomar lo que sea juntos mientras charlamos de estos temas y de cualquier otro que consideres oportuno. Lo cortés no quita lo valiente. Aunque pensemos de formma distinta sobre un mismo tema, eso no es ningún obstáculo para una buena amistad y respeto mutuo, al menos por mi parte. Si lo deseas puedes llamarme al servicio medico de la refineria (ya que Maria se ha delatado, jajajajaja). Ella está en el servicio medico de Petresa, Brieba y yo en el de Refineria.

Saludos
 

RICARDO MEDIAVILLA CHICO

e-mergencista experimentado
Vamos a ver si consigo aclararlo:

Es evidente que, a los que somos profesionales de la medicina en cualquiera de sus facetas y puestos, especialidades, etc. nos inunda el deseo de ayudar, colaborar, sanar, cuidar, etc. a cualquier ser enfermo y de prestar nuestra colaboración y ayuda, en cualquier situación de emergencia y/o catástrofe. Eso lo entiendo perfectamente y es, además, plausible.

Lo que no entenderé JAMAS es que, cualquier profesional desee estar de guardia permanentemente y que, en lugar de tener una guardia tranquila (con todas las connotaciones que ello lleva implícitas), desee fervientemente que sea todo lo contrario.

Algunos dicen que se les desgarba la adrenalina, otros que disfrutan con ello, yo, que llevo ya mis años ( y son muchos) en el ejercicio de esta profesión, no he sentido jamás ninguna descarga de Adrenalina, sino todo lo contrario: Una sensación de aumento de responsabilidad ante lo que me puedo encontrar en mi asistencia y de dolor ante la presencia del afectado.

Por mi puesto en Refinería, me ha tocado asistir (en solitario) casos de amputaciones, fracturas craneales, electrocuciones de alto voltaje, quemaduras quimicas de distintos grados y porcentaje superficiales, intoxicaciones gaseosas, paradas cardio-respiratorias, etc. y creedme, tras mi asistencia no me han quedado ganas de volver a oir la sirena de alarma de emergencia.

Si a eso le añades, que, a veces alguna de esas sirenas de alarma de emergencias, suena de forma totalmente imprevista e injustificada, pues imaginaros la gracia que hace. Máxime cuando te enteras de que es una falsa alarma depues de haber salido "pitando" con la ambulancia hacia el lugar de los supuestos hechos.

Espero que ahora lo hayais entendido todos. Para nada justifico la subida de adrenalina ni el placer asistencial. Si justifico la satisfacción de la asistencia bien prestada y sus mejores resultados obtenidos con ella .

¿Está todo claro ya?. Espero que si.

Saludos
 

Pcruchinho

e-mergencista novel
Emergenciodependência

É claro que alguns de nós temos mais estes comportamentos que outros. Tudo depende da postura como nos posicionamos perante o serviço às populações... Aqui em Portugal já fomos identificados como os ANJOS VESTIDOS DE BRANCO. De factos, nalgums vezes nós fomos os anjos DA MORTE EMINENTE o que nos dá uma certa dose de protagonismo, com o qual é necessário saber lidar. É bom estar consciente que cada vez que saímos para a rua, isso equivale a haver vidas prestes a cair por terra, famílias a sofrerem a profundamente a ameaça de perda dos seus entes queridos. A tendência de nos tornarmos os actores principais dos filmes que relatamos aos outros é, na minha opinião, um comportamento a evitar, porque na maioria das vezes não passam de desgraças humanas que por força dos nossos ofícios, precisaram das nossas cabeças e mãos para contrariar, ou apenas tentar contrariar o curso do ciclo de vida. Profissionalizemos os nossos actos, atitudes e palavras!!!
1 abraço
 

María

e-mergencista experimentado
Eduardo Abadía ISIS dijo:
Bueno, hoy descubro que María, Brieba, Ricardo y yo mismo somos del Campo de Gibraltar. ¡Que casualidad¡ A ver si nos vemos y quedamos. Saludos.
Pues sí, es que el mundo es un pañuelo. Y seguro que nos habremos cruzado un montón de veces por la calle :lol: :lol:
Elfo también trabaja conmigo. Bueno, más bien con Ricardo y Brieba. :wink:
Eduardo Abadía ISIS dijo:
Aquí estamos todos de acuerdo con que nadie se alegra por el mal ajeno, aunque eso nos permita realizar nuestro propio trabajo...

Dado ésto por sentado, lo que pienso que aquí debatimos es hasta que punto, las emergencias, llegan a convertirse en adictivas y terminan por convertir a la persona en dependiente para su estabilidad - para su estima de sí - de las sensaciones y fantasías que le producen.
Bueno, yo creo que cualquier conducta puede convertirse en adictiva, según que persona ¿no? :roll:
 

Eduardo Abadía ISIS

e-mergencista experimentado
Exacto María: los adictos o dependientes son las personas con sus propias estructuras de personalidad; nunca lo externo explica lo interno, sino justo al contrario.

El trabajo - el que sea - los ordenadores, una maquina tragaperra, el sexo, la pareja o una sustancia, para poder convertirse en el foco de la adicción de una persona, ha de existir con anterioridad una persona con una estructura dependiente que necesita "algo" con lo que poder regular su estima de sí. Además, este conflicto es previo y muy anterior al momento de configurarse la adicción propiamente dicha que nos encontremos. Es decir, el adicto, el dependiente, lo es desde que se configuró su personalidad cuando era muy muy pequeño, que es cuando se estructura nuestro aparato psiquico.

Y esto ocurre cada vez con más frecuencia y es lo que más nos encontramos en nuestras consultas. También Javier, te podrá contar cuantos psicoanalistas conoce que usan su profesión para poder sentirse tocados por una gracia distinta al resto.

Todos ellos, presentan estructuras de personalidad narcisísticas con un elemento de adicciones y dependencias más desarrollado.

A ver si somos capaces de vernos todos.
Un saludo.
 

Sacamuelas George

e-mergencista experimentado
La verdad RICARDO, es que tus opiniones me parecen bastante injustas y desafortunadas, por muchos años de experiencia que tengas, tu no eres el amo y señor de la verdad, y por supuesto no eres quien para diagnosticarnos una patologia psiquiatrica aquellos que disfrutamos con esto, yo no se con que disfrutaras tu o cualquier otro pero jamas se me ocurriria llamarte psicopata, sin conocerte en absoluto.
Y si reamente piensas eso, creo que todos los que nos dedicamos a la emergencias y nos gusta lo que hacemos estamos locos, bien sean bomberos (por meterse en sitios con llamas por dios) los policias (tienen que ir a por aquellos a los que nadie se acercaria) y los sanitarios (intentamos curar a los heridos, desde luego somos unos desviados).
No tienes ningun derecho ha hacer valoraciones como las de antes puesto que creo que ofendes a mucha gente, a mi me gusta lo que hago, lo disfruto plenamente, y me gusta que cuando entro de guardia pueda hacer algo, sinceramente ¿Crees que me importa que me tomes por loco, psicopata o lo que sea que nos hayas diagnosticado? Esto es un foro de discusion y tu vienes a descubrirnos la verdad universal acerca de todos nosotros, muchas gracias, y por cierto digas lo que digas , yo ni estoy loco, ni estoy enfermo, y si estas tan a disgusto cvon lo que haces cambia de profesion, pero no des diagnosticos que ni te corresponden ni te han pedido. POR FAVOR

(Editado por ELFO)
 

Isabel Herrán

e-mergencista experimentado
Bueno, creo que todo ésto depende mucho de la situáción de cada uno. No todos estamos continuamente sometidos a la presión de las sirenas, como comenta Ricardo, y entiendo que pueda sentirse molesto frente a algunos comentarios que se han hecho, pero por otro lado, creo que se han magnificado los comentarios de algunos compañeros y no se ha tenido para nada en cuanta que las cosas son muy distintas aquí o allí.

Y como cada persona y cada situación es un mundo, os comento nuestro caso, el de los perros de búsqueda, en concreto para grandes desastres. Entrenamos dos veces a la semana durante todo el año, y en casa día a día, para conseguir tener a los perros preparados para ir a intervenir. Cuando ocurre un desastre, te aseguro que la adrenalina se dispara al saber que vas a intervenir, que por fin podrás trabajar en una situación real para la que te has estado preparando tanto tiempo.

Éso no significa que nos alegremos de que ocurran los desastres, sería grotesco insinuarlo siquiera, de lo que nos alegramos es de por fin poder ir a ayudar con nuestros perros a salvar la vida de alguna persona, que es para lo que nos hemos estado dejando los cuernos (perdonad la expresión). Y para mí éso no significa ningún trastorno, mientras no se lleve a un extremo.

Yo sufro igual que cualquier hijo de vecino cuando voy a una intervención, pero hay algo que me ayuda a centrarme en mi trabajo, en mi perro y a dejar a un lado los sentimientos. Me da igual cómo lo llaméis, si es narcisismo, pues estupendo, si es locura, pues también estupendo, pero no creo que se perjudique a nadie y mucho menos que alguien pueda juzgar si es lícito sentirnos de una manera o de otra.
 

Pascual Brieba

e-mergencista activo
Buenas tardes a [email protected]:

Siguiendo con el tema, mi caso es como el de Brieba, ( pero con la salvedad que a mi me queda mucho para jubilarme, :wink: ).
Yo trabajo en un servicio de emergencias y mi jornada laboral es de 1452 horas al año, y durante ese tiempo mi trabajo lo realizo lo mejor que se y puedo, pero fuera de ese tiempo procuro hacer otras cosas distintas a mi trabajo.
Incluso al acabar el turno, me ducho (y cuando no trabajo tambien me ducho, que conste) y tiro el uniforme al saco y hasta la próxima guardia no quiero saber nada. (Salvo que la cosa sea tan grande que necesiten muchííííííííííííííííííísimas manos) :wink:

Un abrazo para ellos y besos para ellas
 

JuanMi

Co-administrador
Miembro del equipo
A Sacamuelas George:

Vamos a ver, esto es un foro de discusión en el que cualquiera puede publicar su opinión sobre el tema del que se habla, siempre que mantenga el respeto al resto de foristas.
Para mi entender, Ricardo ha plasmado lo que piensa al respecto y, creo, que lo ha hecho manteniendo el respeto al resto de usuarios. Me explico: el decir que ciertas personas son adictas a algo, o bien que tienen otro tipo de problema psiquiátrico, es lo mismo :roll: , por tanto, vuelvo a repetir, creo que Ricardo ha mantenido la línea que se está siguiendo en este topic.

Dicho esto, os pido, por favor, que no se tomen estas opiniones como insultos y que sigamos discutiendo el tema con más tranquilidad. :wink:

Aprovecho para recordar que, si alguien cree que se le ha perdido el respeto en alguna ocasión, lo comunique de inmediato a algún moderador.

Muchas gracias a todos.
 

Eduardo Abadía ISIS

e-mergencista experimentado
Tal como dice ELFO; vamos a ver:

Que a uno le guste su trabajo y quiera desempeñarlo, que desee tener ocasiones para poder hacerlo; además, que quiera aspirar a más, a formarse mucho y bien, a un reconocimiento por su trabajo que le permita tener un estatus e incluso un nivel económico, son movimientos saludables.

Lo de la adrenalina, pues bien; en este tipo de trabajo, con urgencias, emergencias el nivel de activación es imprescindible para poder realizarlo eficazmente y absolutamente normal porque te permite funcionar, pensar y un estado de alerta necesario.

Otra cosa, para hablar de adicción, tendrá que ser, que el mundo gire en torno de las emergencias, el trabajo o como dije más arriba, lo que sea que realice esa función exclusiva de suministro de estima de sí.

Y como también se decía más arriba se descuiden la pareja, las relaciones personales con los otros no relacionados con el tema del que se dependa o que me pongo el uniforme y me siento no se qué; y que la situación adictiva suponga en definitiva, la fantasía de perfección, de superioridad, no ya solo para la comparación con los otros sino incluso con uno mismo en el sentido de ser la única forma de poder regular la autoestima y poseer una imagen de si mismo poderosa, que venga a compensar y a negar otras deficiencias. entonces si hablaríamos de narcisismo, dependencias, posibles adicciones etc.

Una clave - para hablar de adicciones o personalidades dependientes - está en esa fantasía de perfección; que como fantasía no está soportada en la realidad; sino que es el recurso para poder regular mi estima de mi mismo. E incluso aunque la realidad del trabajo devuelva una imagen favorable, el manejo que se haga no tiene porque ir acompañado de fantasías de perfección.
 

María

e-mergencista experimentado
Pascual Brieba dijo:
Buenas tardes a [email protected]:

Siguiendo con el tema, mi caso es como el de Brieba, ( pero con la salvedad que a mi me queda mucho para jubilarme, :wink: ).
Yo trabajo en un servicio de emergencias y mi jornada laboral es de 1452 horas al año, y durante ese tiempo mi trabajo lo realizo lo mejor que se y puedo, pero fuera de ese tiempo procuro hacer otras cosas distintas a mi trabajo.
Un abrazo para ellos y besos para ellas
Hola, Pascual!!!
A mí me pasa lo mismo que a tí. Cuando salgo del trabajo, pienso "Mañana será otro día" y me propongo no pensar en nada de lo relacionado con el trabajo. Pero entiendo que hay gente que se siente fascinada con el suyo, e incluso enganchada. Me alegro mucho de tener esta capacidad de desconectar cuando termino mi jornada (aunque unas veces cuesta más que otras) porque creo que me ayuda a no "quemarme" y empezar el día siguiente con más ganas. (Por supuesto esto es lo que yo creo, que no tiene porque ser lo correcto :wink: )

Pascual Brieba dijo:
Incluso al acabar el turno, me ducho (y cuando no trabajo tambien me ducho, que conste)
:roll: Buenooooo, si tu lo dices... :twisted:
Muchos besitos y a ver si nos vemos pronto -qq-
 
Arriba