Sanidad elabora una normativa estatal sobre desfibriladores

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Víctor

e-mergencista experimentado
Autor #1
Sanidad elabora una normativa estatal sobre desfibriladores

El Ministerio de Sanidad está colaborando con las sociedades científicas en la preparación de una normativa estatal sobre desfribrilación temprana. Entre las propuestas que maneja está la de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc).
Laura Ferrando
19/12/2006
El Ministerio de Sanidad está preparando una normativa nacional sobre desfibrilación temprana, tal y como se estableció en el Plan de Cardiopatía Isquémica aprobado por el Consejo Interterritorial en junio. Para su redacción cuenta con la colaboración de las sociedades científicas, entre ellas, la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), que propone la plena implantación de estos dispositivos en los servicios de emergencias y en los vehículos que puedan trasladar a pacientes con riesgo de parada cardiaca. "Aún no hemos iniciado los trabajos, pero el ministerio conoce nuestra propuesta, recogida en el Plan Nacional de Reanimación de la Parada Cardiorrespiratoria de la sociedad", afirma Juan Roca, presidente de Semicyuc.

Hasta ahora, varias autonomías han desarrollado normativas para la formación de personal no médico en el uso de desfibriladores semiautomáticos. Sin embargo, no existe una legislación estatal que obligue, por ejemplo, a todos los centros de salud a contar con estos dispositivos.

A diferencia de la Sociedad Española de Urgencias y Emergencias (Semes), Semicyuc no ve prioritaria la instalación de desfibriladores en espacios públicos concurridos: "El desarrollo de programas de desfibrilación temprana fuera de las urgencias debe realizarse una vez que se hayan implantado adecuadamente dentro del sistema de emergencias médicas. La decisión del modelo y las prioridades que se deban seguir han de efectuarse después de un análisis epidemiológico y de un estudio de coste-efectividad". A su juicio, el despliegue de estos instrumentos en establecimientos públicos debe considerarse sólo como "una estrategia alternativa, complementaria, factible, segura y eficaz", pero teniendo en cuenta su pertinencia sanitaria y económica. Sin embargo, considera "una buena idea dotar de desfibriladores semiautomáticos a los sistemas de emergencias no médicos, como los de la policía y los bomberos". En cuanto a los programas de desfibrilación temprana en el domicilio de los pacientes con alto riesgo, Roca cree que requieren "una mayor evaluación, por lo que deben realizarse estudios pilotos".

Según los datos de la sociedad, en España se producen cada año más de 24.500 paradas cardiacas extrahospitalarias. "Hasta el 85 por ciento están ocasionadas por una fibrilación ventricular y más del 90 por ciento podrían revertirse si se realizara una desfibrilación en el primer minuto, pero si se retrasa, las posibilidades de sobrevivir desaparecen en muy pocos minutos".


Fuente: DiarioMedico.com
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba