Reflexión sobre el método científico/Pseudociencias

Isabel Herrán

e-mergencista experimentado
Autor #1
A continuación un correo de parte de un compañero del mundo de la emergencia, Didier Pedreros. Os aconsejo leerlo hasta el final porque dice cosas muy interesantes y aplicables a la emergencia.

Isabel Herrán
Madrid, España
http://www.geocities.com/giprmadrid/index.html
--------------------------------------------------------------------------------

Didier Ferney Pedreros Vega <dpedreros@gestiondelriesgo.org> wrote:
Hola amigos del foro:

Recientemente leí el libro "El mundo y sus demonios. La ciencia como una luz en la obscuridad", de Carl Sagan y para mí es importante ofrecer una serie de obeservaciones que aparecen en dicho libro y que pueden ser aplicadas al tema de los riesgos, de las emergencias y los desastres:

En principio, Sagan (El creador de la Serie y el libro "Cosmos", así como de escritos tan importantes como "Miles de millones", "Sombras de antepasados pérdidos", "un punto azul pálido", meimbro de mucha entidades científicas americanas e internacionales), menciona que (las negrillas son mías):

"En la ciencia no hay preguntas prohibidas, no hay temas demasiado sensibles o delicados para ser explorados, no hay verdades sagradas. Esta apertura a nuevas ideas, combinada con el escrutinio más riguroso y escéptico de todas las ideas, selecciona el trigo de la cizaña. No importa lo inteligente, venerable o querido que sea uno. Debe demostrar sus ideas ante la crítica decidida y experta. Se valoran la diversidad y el debate. Se alienta la formulación de opiniones en disputa, sustantivamente y en profundidad."

"La ciencia avanza con los errores y los va eliminado uno a uno. Se llega continuamente a conclusiones falsas, pero se formulan hipotéticamente. Se plantean hipótesis de modo que puedan refutarse. Se confronta una sucesión de hipótesis alternativas mediante experimento y observación. La ciencia anda a tientas y titubeando hacia una mayor comprensión. Desde luego, cuando se descarta una hipótesis científica, se ven afectados los sentimientos de propiedad, pero se conoce que este tipo de refutación es el elemento central de la empresa científica."

Posteriormente, Sagan hace la diferencia entre la ciencia y lo que él llma pseudociencia, que es un tipo de actividad que utiliza el conocimiento científico para sus verdades ocultas, mencionando que:

"La pseudociencia es justamente lo contrario. las hipótesis suelen formularse precisamente de modo que sean invulnerables a cualquier experimento que ofrezca la posibilidad de refutación, por lo que en principio no pueden ser invalidadas. Los practicantes se muestran cautos y a la defensiva. Se oponen al escrutinio escéptico. Cuando las hipótesis de los pseudocientíficos no consiguen cuajar entre los científicos se alegan conspiraciones para sumprimirla."

"Quizá la distinción más clara entre la ciencia y la pseudociencia es que la primera tiene una apreciación mucho más comprensiva de las imperfecciones humanas y la fabilidad de la pseudociencia (o revelación "inequívoca" [Las comillas son de Sagan]).

"Si nos negamos categóricamente a reconocer que somos susceptibles de cometer un error", y recalco, NOS NEGAMOS, Sagan dice que "podemos estar seguros que el error - incluso un error grave, una equivocación profunda- nos acompañará siempre. Pero si somos capaces de evaluarnos con un poco de coraje, por muy lamentables que sean las reflexiones que podamos engendrar, nuestras posiblidades mejorarn enormemente.

Posteriormente, Carl Sagan hace referencia a la manera de lograr ciencia, y es mediante el pensamiento escéptico:

"La manera de pensar científica es imaginativa y disciplinada al miemo tiempo. Esta es la base de su éxito. La ciencia nos invita a aceptar los hechos, aunque no se adapten a nuestras ideas preconcebidas. Nos aconseja tener hipótesis alternativas en la cabeza y ver cual se adapta mejor a los hechos. Nos insta a un delicado equilibrio entre apertura sin barreras a las nuevas ideas, por muy heréticas que sean, y el escrutinio escéptico más riguroso: Nuevas ideas y sabiduría tradicional."

"Una de las razones del éxito de la ciencia es que tiene un mecanismo incorporado que corrije los errores en su propio seno. Quizá algunos consideren esta caracterización demasiado amplia, pero, para mí, cada vez que ejercemos la autocrítica, cada vez que comprobamos nuestras ideas a la luz del mundo exterior, estamos haciendo ciencia. Cuando somos autoindulgentes y acríticos, cuando confundimos las esperanzas con los hechos, caemos en la pseudociencia y la superstición."

Luego agrega que el margen de error es innato a toda actividad científica. La verdad absoluta no existe sino en las matemáticas. Todo lo que incluya naturaleza humana, per sé, es falible.

"Cada vez que un estudio científico presenta algunos datos, va acompañado de un margen de error: un recordatorio discreto pero insistente de que ningún conocimiento es completo o perfecto. Es una forma de medir la confianza que tenemos en lo que creemos saber. Si los márgenes de error son pequeños, la precisión de nuestro conocimiento empírico es alta; Si son grandes, también lo es la incertidumbre de nuestro conocimiento. Excepto en matemática pura, nada se sabe seguro (aunque con toda seguridad, mucho es falso)."

Para él es importante recalcar que los científicos, yo diría que los verdaderos:

"... suelen ser muy cautos al establecer la condición verídica de sus intentos de entender el mundo -que van desde conjeturas e hipótesis, que son provisionales, hasta las leyes de la naturaleza, repetida y sistemáticmente confirmadas a través de muchos interrogantes acerca del funcionamiento del mundo. pero ni siquiera las leyes de la naturaleza son absolutamente ciertas... ...hay nuevas circunstancias nunca antes examinadas antes,... ...en las que incluso nuestras loadas leyes de la naturaleza, fallan, y por muy válidas que puedan ser en circunstancias ordinarias, necesitan corrección."

"Los humanos podemos desear la certeza absoluta, aspirar a ella, pretender como hacen los miembros de algunas religiones que la hemos logrado. Pero la historia de la ciencia -sin duda la afirmación de coocimiento accesible a los humanos de mayor éxito- nos enseña que lo máximo que podemos esperar es, a través de una mejora sucesiva de nuestra compresión, aprendiendo de nuestros errores, tener un enfoque asintótico del universo, pero con la seguridad de que la certeza absoluta siempre se nos escapará."

Siempre estamos sujetos al error, Lo máximo que puede esperar cada generación es reducir un poco el margen de error y aumentar el cuerpo de datos al que se le aplica.

Para finalizar esta serie de apartes de Sagan:

Los cientíicos no pretender imponer sus necesidades y deseos a la naturaleza, sino que humildemente la interrogan y se toman en serio lo que encuentran... Damos nuestras mayores recompensas a los que refutan convincentemente creencias establecidas.

¿A dónde quiero llegar?

Sencillo. ¿Que tan escépticos somos? ¿Qué tan abiertos estamos a nuevos conocimientos?

Ejemplo como que "evacuar no es salir", "El antes, el durante y el después de una emergencia es un mito" o que que "el ciclo de los desastres siempre y actualmente es aplicable" o que los "enfoques de respuesta son los mejores", "que entrenar brigadas en primeros auxilios y control de incendios es prevención" "entre más rápida una brigada, mejor" "en caso de sismo hay que meterse debajo del marco de la puerta", o que "los desastres son naturales" o "los desastres se pueden prevenir (desde el punto de vista estrictamente científico, esto no es verdad)", son aspectos que estamos reacios a aceptar.

Será que si alguien nos cuestiona, ¿Es muy malo por eso?

Será que si nos cuestionamos estos principios y más, ¿Es malo?

Creo que es importante reflexionar.

Gracias.

Didier Ferney Pedreros Vega.
Especialista en Evaluación de Riesgos y Prevención de Desastres (¿¿¿Prevención de desastres????)
 

Isabel Herrán

e-mergencista experimentado
Autor #3
Re: El Retorno de los Charlatanes

Tonini dijo:
A propósito del método científico, les recomiendo mucho visiten este enlace:

http://www.charlatanes.blogspot.com

No se arrepentirán.
¿¿¿Cómo has encontrado ésto??? :.:)):.: :.:)):.: :.:)):.:

Muy buenos el "El sistema Von Daniken"... y sobre todo "GÉNESIS, DESARROLLO Y PERFECCIONAMIENTO DE UN EMBAUCADOR" de Mauricio-José Schwarz... se adaptan perfectamente a lo que explicaba el texto sobre pseudociencias... Lo más curioso, que todos coinciden con lo que comentaba parte del texto de Didier:

"Los practicantes se muestran cautos y a la defensiva. Se oponen al escrutinio escéptico. Cuando las hipótesis de los pseudocientíficos no consiguen cuajar entre los científicos se alegan conspiraciones para sumprimirla."

Ah, ¡y la carta del principio! "Cuentos de fantasmas"... qué manera de responder... :mrgreen: ¡sencillamente genial!

Es evidente que en el mundo existen y siempre existirán cosas así, pero lo más importante es que tengamos dos dedos de frente para percatarnos y no dejarnos embaucar por estas patrañas.

Saludos,
 

Tonini

e-mergencista experimentado
#4
Re: El Retorno de los Charlatanes

Isabel Herrán dijo:
¿¿¿Cómo has encontrado ésto??? :.:)):.: :.:)):.: :.:)):.:
Es el sitio de un escritor y periodista mexicano, que ahora vive en españa. Durante algún tiempo tuvo un programa de radio genial dedicado a la divulgación científica y era excelente.

Nos conocemos (es un decir, nos habremos visto dos veces a lo más) y tenemos coincidencias en varios aspectos, entre otros, aparte de la fobia por los charlatanes (que no sólo "curan" a la gente, sino que también la "encuentran" por lo visto :twisted: ), el gusto por la Ciencia Ficción.

Suerte.
 

Isabel Herrán

e-mergencista experimentado
Autor #8
Jeeeeee :lol:

Me parece genial la manera de escribir de este hombre... ¡y de qué manera hunde al pobre cobarde que le amenazaba anónimamente! A ése me parece que no le quedaron ganas de volver a llamar... :wink:

Me gustan especialmente estos párrafos que viene después:

Cuando los ocultistas hacen sus afirmaciones descabelladas, absurdas, extravagantes y, con frecuencia, conscientemente mendaces, esperan un respeto absoluto. Por contra, cualquier crítica, duda, contraargumentación y razonabilísima cuanto justificada mofa, befa o pitorreo de las barbaridades que sueltan por esas boquitas, se ve respondida con una furia babeante que los pinta de cuerpo entero.

Están acostumbrados a inspirar miedo en sus seguidores: ellos (dicen) conocen los grandes misterios del universo, investigan los asuntos más profundos y disponen de conocimientos terribles y poderosísimos... lo que esperan es idolatría, admiración, entrega y aplausos de sus seguidores, cuando no entrepiernas y plata.


Ahí queda éso.
 

lil

e-mergencista experimentado
#9
Hablando de charlatanes, hay uno que pulula por los foros de ciencia, medicina, filosofia, religion... No tiene desperdicio:
Intrusismo Científico Preocupante...

Se acusa a las paraciencias de intrusismo en el ámbito de la ciencia convencional-oficial y en el de la Salud, etc; pero se pasa por alto el más descarado y prepotente intrusismo científico, no solo en las paraciencias sino en las implicaciones e interpretaciones y valoraciones interdisciplinares de la ciencia que es muchísimo más grave puesto que al tener el marcho científico: “visto bueno científico” se aceptan sin cuestionar las mayores barbaridades. Haciendo creer a propios (técnicos-doctores) y extraños conclusiones y opiniones que no son sino mitomanías escepticistas y pseudocientíficas que no buscan otra cosa que encubrir la falta de formación, mediocridad, creencias e intereses personales del mundo técnico-científico; ¡¡¡hoy ampliamente superado por su propia ciencia oficial!!!.

La ciencia oficial, ha corrido mucho más deprisa que sus representantes; dejándolos en ciertas facetas “fuera de juego”:
Así, tenemos doctores de la ciencia que no son sino reputados técnicos; pero sin suficiente capacidad intelectual para abarcar las implicaciones e interpretaciones interdisciplinares de su “emancipada” Ciencia.

El descrito, es un fenómeno social que pasa y se hace pasar desapercibido... Cada día nos afecta más, pero que como digo, aún pasa desapercibido para la mayoría de las gentes distraídas y confundidas con su problemática personal y social entre fuegos de artificio informativos y mediáticos que nos invaden, sin tener ni el tiempo ni la posibilidad para desentrañar lo cierto de lo incierto, plausible, probable, posible, etc, que intentan que creamos y aceptemos como la mejor realidad o verdad posible y deseable.

Se puede decir hoy día sin temor a equivocarse significativamente, que tanto o más pseudocientífica está siendo la postura de consumadas instituciones y sus doctores de la ciencia, que la de aquellos exponentes que se encuentran en el ámbito de las paraciencias y medicinas alternativas o tradicionales en general.

Lo que desde una rama de la ciencia convencional no es comprensible, relacionable, abordable y desarrollable, lo es o puede serlo, desde otra u otras perspectivas científicas-convencionales en conjunto; pero a causa de la imprescindible interdisciplinariedad que exigiría tanta perspectiva científica e intelectual, no basta para ello con ser un simple erudito-técnico de las ciencias o doctor en alguna rama de la ciencia; habría que ser a la vez un especialista y además no condicionado por ningún tipo de fe creyente, atea o escepticista. Con lo cual comprenderán que el diagnóstico y pamdemia pseudocultural-científica e influencia... que atenaza al colectivo de doctores científicos y por extensión a nuestra sociedad, es nefasta para el desarrollo social y de la ciencia seria, real.

Tampoco se puede obviar por más tiempo la formación sesgada que se imparte en la universidad y por tanto que padecen los doctores en cualquier especialidad científica. La universidad propicia no solamente la enseñanza y sesgada formación, sino que contribuye eficazmente a la agravación del Síndrome Cuasiagenésico del Científico, que no es sino una cierta agenesia del cuerpo calloso cerebral, incuestionable propiciada por la hiperespecialización sin contrapunto intelectual y experimental.

Paulino
http://100cia.com/opinion/foros/forumdisplay.php?f=14
 

Tonini

e-mergencista experimentado
#10
Y qué tal este otro parrafo:

"Los comerciantes de la paratontería suelen, entre otras cosas, inflar sus currículums enhebrando exageraciones, fábulas y mentiras descaradas, "

Insisto, me suena, me suena... a ladridos.

Jejeje.

En cuanto al Paulino que mencionan, debo decir que es la mofa, junto con otros ejemplares del tipo en esta lista:

http://mx.groups.yahoo.com/group/charlatanes
 

Isabel Herrán

e-mergencista experimentado
Autor #11
Si ya ya... :wink:

Supongo que de éstos está el mundo lleno, en todos los campos. Basta con tener labia, muy poca dignidad y ejercer de encantador de serpientes.

Pero mira, los van cazando poco a poco. :wink:
 
Arriba