Que hay sobre nuestra seguridad

dcres

e-mergencista experimentado
Autor #1
Tras leer esta noticia, a veces uno piensa que estamos en una profesión de riesgo. Y no solo por todo lo que conlleva el desarrollo y desempeño de nuestro trabajo sino por acciones como estas:
Amenaza a un conductor de ambulancia y roba material sanitario del vehículo

http://www.laverdad.es/murcia/v/20110325/region/amenaza-conductor-ambulancia-roba-20110325.html

Recientemente he realizado un curso de defensa personal para personal sanitario, un curso que la verdad es recomiendo al 100% en el cual aprendimos y vimos muchas cosas no solo usariamos en la vida profesional sino tambien para situaciones hóstiles en nuestra vida privada.
Ustedes opinan que se debe realizar este curso de forma "obligatoria".
Espero vuestros comentarios y anécdoctas .
http://tecnicosdeemergencias.blogspot.com/
 
Última edición:

Juan Luis

e-mergencista experimentado
#2
Respuesta: Que hay sobre nuestra seguridad

El colegio de enfermería de muchas provincias imparten cursos de defensa personal, de hecho en Gran Canaria tenemos a lis creadores del ADS ( Auto Defensa Sanitaria), un curso creado por sanitarios que además son instructores de artes marciales y que es el que, entre otros sitios, se da en el Colegio de Enfermería de Las Palmas).
Por aquí también hemos impartido el intervención con pacientes que sufren trastorno mental, que además de la parte legislativa y de intervención, lleva algunas horas de prácticas.
Hoy por hoy parece que sale grátis amenazar, insultar y agredir al personal de las ambulancias, yo ya denuncio sistemáticamente en estos casos, estamos esperando que nos llame la GC por la última, en la que nos querían pegar mientras atendíamos un parto en plena calle.
 

Palas Atenea

e-mergencista experimentado
#3
Respuesta: Que hay sobre nuestra seguridad

No sólo amenazan sino que te piden que hagas lo que ellos quieran. No es infrecuente que te pidan

" yo quiero que me des radiosalil"
" yo quiero un tranquilizante"
" yo quiero...

El respeto se ha perdido por completo. Sin ir más lejos el otro día en el Hospital me chillaron en medio del pasillo por negarme a hablar con los familiares de un paciente, cuando éste me había pedido expresamente que no lo hiciera.
 
Arriba