Este sitio usa cookies, propias y de terceros.
Si se continúa con nosotros entendemos que se acepta el uso de cookies.

¿ Os ha pasado alguna vez ?

Tema en 'Charlemos sobre urgencias y emergencias' comenzado por natxo-mary, 22 Nov 2007.

  1. natxo-mary

    natxo-mary e-mergencista novel

    Buenas tardes familia:

    ayer día 21 tuve una guardia de esas moviditas pero de las que se aprende y ves que " sirvo " un poco. Por la mañana estoy con el equipo de emergencias y a partir de las 15´00 como ambu de traslado.

    Todo iba muy bien hasta que llegó al ambulatorio un coche y me pidieron una silla de ruedas. Entré y al no ver ninguna libre, según salia se lo comenté al celador de puerta y fuí hacia el coche para ver cómo la podíamos meter. En ese momento empezó el marido a pedir de muy malos modos un médico y después de decirle que no había silla me volví para buscar al médico de guardia. En ese momento se vino contra mi insultandome y al girarme me agarró del cuello y me puso contra la pared. Lo único que pude hacer fué quitármelo de encima llamar al médico ysalir a la calle.

    Me quedé ido y no entiendo nada. El caso es que más tarde me tuve que llevar a su mujer al hospital para que la exploraran más a fondo pero estaba muy bien

    Hoy día 22 sigo sin entenderlo ¿ Suele pasar ?

    Gracias y un abrazo para todos . Agur
     
    Etiquetas:
  2. Slash

    Slash e-mergencista experimentado

    Vaya vaya si suele pasar.... y tanto. Aunque sé que en estos momentos de tensión la gente pierde un poco el Norte. Aunque tambien te digo que no entra dentro de tu trabajo que te amenacen ni agredan así que no se... Denuncialo :twisted:

    UN SALUDO
     
  3. Juanete

    Juanete e-mergencista experimentado

    Si pasa, si. Aunque no es muy frecuente llegar a las manos, pero no sería la primera vez que te empiezan a gritar o amenazar porque "has llegado tarde" (ya sabemos que un minuto para la familia es una eternidad) ....."has tardado mucho"............"hace dos horas que llamé"........ Cuestión de saber capotear el temporal, usar palabras adecuadas y educadas, tranquilizar en todo lo posible y dar confianza. Y sobre todo NUNCA ponerse a la misma altura del interlocutor en cuanto a gritos y malas formas se refiere.
     

Comparte esta página

Cargando...