niño de 4 años sobrevive tras caer de 10 metros por una ventana en la alhambra

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

tanidya

e-mergencista experimentado
Autor #1
GRANADA. DV. Julen, a sus cuatro años, hizo temblar ayer el recinto del conjunto monumental de la Alhambra. Realizaba una visita junto a sus aitas, los atxabaltarras Iñaki Sáenz de Azkunaga y Catalina Fabián, y su hermano Iñaki, de siete años, cuando en un instante que nadie pudo prever, traspasó los barrotes de protección de una de las ventanas del palacio que rodea el Patio de la Acequia del Generalife. Se precipitó al vacío desde una altura de diez metros.

Seis horas más tarde, todos los que formaron parte del dispositivo de emergencia, pero sobre todo los padres del niño, respiraron tras saber que el pequeño se encontraba estable en la UCI del hospital de Traumatología, sin la columna vertebral afectada, consciente y recuperándose.

La madre del niño accidentado, Catalina Fabián, que trabaja en el laboratorio del Hospital del Alto Deba, explicó a DV lo que sucedió: «Estábamos mirando el recinto y, no sé cómo,el niño se coló por los barrotes. No me di cuenta, no lo vi, no puedo describirlo. Gritaron que el niño se había caído, me asomé y lo vi tumbado boca abajo en el suelo», relató mientras esperaba a entrar a la UCI de Traumatología para ver al pequeño.

El padre Iñaki Sáenz de Azkunaga, concejal del PNV en Aretxabaleta durante la última legislatura, soltó sin pensarlo la cámara que llevaba para acudir en su ayuda junto a su mujer. Su hermano Iñaki se quedó «petrificado». «Recuerdo que yo sólo preguntaba una y otra vez si respiraba», recuerda.

«Perdía la consciencia»

Un jardinero de la Alhambra fue el primero en auxiliar al niño. Eran las 12.50. Luego se presentaron los médicos de Cruz Roja mientras llegaban los del 061 con una UVI móvil y la Policía Local. «Perdió la consciencia varias veces», recuerda la madre. Los médicos lo estuvieron estabilizando e intubando en el lugar del accidente antes de evacuarlo en ambulancia al hospital de Traumatología de la capital. En este centro médico ingresó a las 14.21 horas con pronóstico muy grave.

Sufrió un fuerte golpe en la frente, perdió la consciencia y también se fracturó la muñeca. Pero las primeras comprobaciones practicadas en el lugar parecían indicar que no sufrió lesiones graves en la espalda. Catalina Fabián señaló la información que le habían dado los médicos a las 18.00 horas: «Dentro de la gravedad, se encuentra estable y no tiene afectadas, en principio, ni la cabeza ni la columna». Ni ella ni su marido ni su otro hijo se habían recuperado aún del «tremendo susto», pero también daban gracias por la evolución de Julen. El impacto podría haber sido letal.

Sobre la atención recibida, Catalina tuvo palabras de agradecimiento. «La consejera de Cultura me ha llamado para preocuparse por el estado del niño. Hasta las chicas que vigilan el recinto estaban llorando y los guardas de seguridad se han ofrecido para llevarnos en coche. Todos han sido muy atentos».

La familia llevaba dos días de vacaciones en un cortijo en Órgiva, en la Alpujarra. Hacía meses que habían reservado las entradas para conocer el monumento nazarí y tenían previsto dedicar el día entero a visitarlo y a pasear por la ciudad.

fuente www.diariovasco.com
 

tanidya

e-mergencista experimentado
Autor #2
Julen, a sus cuatro años, hizo temblar ayer el recinto de la Alhambra. Realizaba una visita junto a sus padres y su hermano mayor. En un instante que nadie pudo prever, traspasó los barrotes de protección de unas de las ventanas del palacio que rodea el Patio de la Acequia del Generalife. Se precipitó al vacío desde una altura de diez metros.

El personal del conjunto monumental, visitantes, miembros de Cruz Roja, médicos del 061, policías locales y policías nacionales se movilizaron consternados por este accidente más que excepcional. Hasta se paralizó la visita pública al recinto durante unos 45 minutos.

Seis horas más tarde, todos los que formaron parte del dispositivo de emergencia, pero sobre todo los padres del niño, respiraban tras saber que el pequeño se encontraba estable en la UCI del hospital de Traumatología, sin la columna vertebral afectada, consciente y recuperándose.

www.elideal.es
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba