Navarra: Modificación parcial de la Ley de Voluntariado

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

cococharlie

e-mergencista experimentado
Una enmienda de IUN-NEB para que los voluntarios puedan contar con un seguro de enfermedad ha sido aprobada por unanimidad

Jueves, 30 de marzo. 11.03 h.
AGENCIAS. Pamplona

El pleno del Parlamento de Navarra aprobó hoy por unanimidad una modificación parcial de la Ley Foral de Voluntariado de 1998 en lo relativo a la obligación de este tipo de entidades de suscribir una póliza de seguros que cubra los riesgos del personal voluntario. La ley foral de 1998 impone a las entidades de voluntariado, entre otras, la obligación de suscribir una póliza de seguros que dé cobertura a los riesgos de enfermedad del personal voluntario durante la prestación de sus servicios.



Sin embargo, se indica en la ley, la experiencia acumulada desde el momento de entrada en vigor de la normativa ha revelado la imposibilidad, por parte de las entidades de voluntariado, de suscribir tales pólizas con las aseguradoras.

Por este motivo, se considera necesaria una modificación de la ley, por un lado, para adaptar las obligaciones impuestas a las entidades de voluntariado a «las posibilidades realmente existentes» en el mercado y, por otro, para clarificar la exigencia de que esa cobertura incluya los daños y perjuicios causados a terceros.

Aralar e IUN-NEB presentaron una enmienda conjunta, que fue aprobada por unanimidad, para que los voluntarios puedan contar con un seguro de enfermedad y accidente para que este personal tenga un tratamiento «digno».

La parlamentaria de Aralar Miren Egaña explicó al respecto que, «cuando los voluntarios acuden a su trabajo y enferman, deben tener una cobertura de seguro para poder cubrir las secuelas que puedan tener estas enfermedades», pese a que las aseguradoras, apuntó, no ofrecen ningún producto especial para el trabajo de los voluntarios.

Ana Figueras, de IUN-NEB, consideró por su parte que esta enmienda recuperaba el «espíritu inicial» de la ley de 1998, una opinión compartida por la parlamentaria socialista Aurelia Lumbreras, quien instó a que las aseguradoras privadas o, en su defecto, el sistema público de salud ofrezca una cobertura sanitaria a estos trabajadores.

La portavoz de EA, Begoña Errazti, también estimó que la enmienda «encauza mejor» la realidad de los voluntarios, a los que no se puede abocar a una situación de «empleo encubierto».

José Luis Etxegarai, del PNV (grupo mixto), aseguró en ese sentido que la modificación de la ley de 1998 supone «una merma» de los derechos de los voluntarios.

Por su parte, Pedro Eza, de UPN, manifestó su apoyo a la enmienda, aunque comentó que su grupo parlamentario esperará a las «observaciones legales» que se puedan realizar y al posterior desarrollo reglamentario que se haga de la normativa.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba