Muerte encefálica y toma de decisiones clínicas

Belladonna

Super Moderator
Miembro del equipo
Autor #1
Consideraciones sobre la muerte encefálica y la toma de decisiones clínicas relacionadas

Artículo original: Consideraciones generales sobre la Muerte Encefálica y Recomendaciones sobre las decisiones clínicas tras su diagnóstico. Escudero D, Matesanz R, Alberto Soratti C, Ignacio Flores J. Med Intensiva 2009; 33(9): 450-454. [Resumen] [Artículos relacionados] [Texto completo]

Introducción: La Red/Consejo Iberoaméricano de Donación y Trasplantes fue creada en el año 2005 durante la VIII Conferencia Iberoamericana de Ministros de Salud. Está compuesta por 21 países, España, Portugal, Brasil y todos los países americanos de habla hispana. Su objetivo es desarrollar la cooperación en todos los aspectos relacionados con la donación y el trasplante de órganos; una de las líneas de trabajo ha sido contribuir a la divulgación y formación del concepto y diagnóstico de muerte encefálica (ME) entre los profesionales sanitarios.

Resumen: Los autores presentan las “Consideraciones generales sobre la Muerte Encefálica y Recomendaciones sobre las decisiones clínicas tras su diagnóstico”, que fueron aprobadas por la Red/Consejo en el año 2008 en Cuba. Algunas de sus conclusiones son: 1) Aunque existen diferencias legales y variabilidad en los criterios diagnósticos de ME en los países miembros, la muerte encefálica es reconocida como la muerte del individuo a efectos legales, éticos y científicos; 2) El diagnóstico de ME debe ser independiente de si existe o no donación de órganos para trasplante y es responsabilidad de médicos expertos en la atención de pacientes neurocríticos; 3) La ME se define como el cese irreversible en las funciones de las estructuras neurológicas intracraneales. Se recomienda evitar la terminología muerte cerebral (brain death) o muerte troncoencefálica (brain stem death), ya que pueden ser incorrectamente interpretados al equiparar la muerte al cese de función exclusivamente de los hemisferios cerebrales o del tallo encefálico; 4) Una vez confirmado el diagnóstico de ME, se debe considerar siempre la posibilidad de donación de órganos, iniciando las medidas oportunas de mantenimiento; 5) Si la donación de órganos estuviera contraindicada, se procederá a la retirada de todas las medidas de soporte, incluida la ventilación mecánica. Esta decisión es consecuente con el diagnóstico clínico-legal, y está apoyada por diferentes sociedades científicas y bioéticas; 6) Los profesionales sanitarios implicados deben explicar el concepto de ME de una manera inequívoca y comprensible, apoyando emocionalmente a las familias y facilitando el duelo.

Comentario: Las prácticas sociales y profesionales cambian lentamente, necesitando buenas razones y amplios conocimientos para facilitar el cambio. En este trabajo se presentan una serie de consideraciones generales sobre la ME y de recomendaciones sobre las decisiones clínicas que deben tomarse tras su diagnóstico. Estas recomendaciones aprobadas por la Red/Consejo Iberoaméricano de Donación y Trasplantes pretenden servir de guía y apoyo institucional para los profesionales sanitarios implicados en la asistencia de este tipo de pacientes.

Dolores Escudero Augusto
Hospital Universitario Central de Asturias, Oviedo
©REMI, http://remi.uninet.edu. Enero 2010.

Enlaces:
  1. Diagnóstico de muerte encefálica. Escudero D. Med Intensiva 2009; 33: 185-195.
  2. The diagnosis of brain death. Wijdicks EFM. N Engl J Med 2001; 344: 1215-1221.
  3. Report of the Quality Standars Subcommittee of the American Academy of Neurology. Practice parameters for determining brain death in adults (Summary statement). Neurology 1995; 45: 1012-1014.
  4. Determining brain death in adults. Wijdicks EFM. Neurology 1995; 45: 1003-1011.
  5. The whole-brain concept of death remains optimum public policy. Bernat JL. J Law Med Ethics. 2006; 34: 35-43.
  6. Muerte encefálica y toma de decisiones en la Unidad de Cuidados Intensivos. Marsé Milla P. Med Intensiva 2000; 24: 189-192.
  7. The biophilosophical basis of whole-brain death. Bernat JL. Social Philosophy and Policy 2002; 19: 324-342.
  8. Trasplantes de órganos: medio siglo de reflexión ética. Gracia D. Nefrología 2001; 21: 13-29.
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Trabajos publicados en los últimos cinco años sobre diagnóstico de muerte encefálica y donación de órganos
  • Sintaxis: brain death diagnosis AND organ donation AND 2005:2010[pdat]
  • [Resultados]
 

Belladonna

Super Moderator
Miembro del equipo
Autor #2
Respuesta: Muerte encefálica y toma de decisiones clínicas

Muerte encefálica en Iberoamérica

Artículo original: Muerte encefálica en Iberoamérica. Escudero D, Matesanz R, Soratti CA, Flores JI en nombre de la Red / Consejo Iberoamericano de Donación y Trasplante. Med Intensiva 2009; 33(9): 415-423. [Resumen] [Artículos relacionados] [Texto completo]

Introducción: El concepto de muerte encefálica (ME) ha sido reconocido como la muerte del individuo, y está aceptado legalmente en la mayoría de los países. Su diagnóstico se basa en una rigurosa exploración neurológica. Adicionalmente y de forma variable algunas pruebas instrumentales pueden ser obligatorias. Se han estudiado los criterios diagnósticos de ME en diferentes países del mundo, demostrando que existen diferencias importantes en el diagnóstico legal. Igualmente se ha constatado gran variabilidad diagnóstica en diferentes unidades de pacientes neurocríticos de un mismo país. En este trabajo se estudia la situación legal y las recomendaciones diagnósticas de muerte encefálica en países de Iberoamérica.

Resumen: Se realizó una encuesta sobre el diagnóstico médico y legal de ME en los 21 países que forman la Red /Consejo Iberoamericano de Donación y Trasplante (España, Portugal, Brasil y todos los países americanos de habla hispana). Todos los países excepto Nicaragua reconocen legalmente la ME como la muerte de la persona. Para declarar el fallecimiento, en la mayoría se necesitan 2 o 3 médicos. En todos es obligatorio la presencia de un coma arreactivo, ausencia de reflejos de tronco y de respiración espontánea. Los niveles de PaCO2 exigidos al finalizar el test de apnea oscilan entre 50-60 mm Hg. La temperatura mínima requerida para la exploración neurológica oscila entre 32º - 35º C. El test de atropina es obligatorio en 7 (35%) países. El periodo de observación más recomendado es 6 horas, pero hay gran variabilidad llegando hasta 24 horas. En 8 países (40%) hay que realizar siempre un test instrumental, y en algunos son obligatorios dos EEG. En más del 50% de los países encuestados, si no hay donación de órganos para trasplante no se retiran las medidas de soporte, siendo este hecho más frecuente en niños. La Red/Consejo Iberoamericano de Donación y Trasplantes y de acuerdo con las recomendaciones científicas, éticas y legales actuales recomienda retirar todas las medidas de soporte.

Comentario: El estudio demuestra que existe una cierta uniformidad en los criterios diagnósticos fundamentales, observándose diferencias en los prerrequisitos clínicos, exploración neurológica, tiempo de observación, test instrumentales y en las decisiones clínicas tras la declaración de ME. Considerar la ME igual a muerte, es un concepto relativamente reciente en la historia de la humanidad, que necesitará probablemente muchos más años para ser asumido plenamente. Los autores concluyen que sería recomendable la homogeneización y actualización de los criterios diagnósticos para evitar el consumo innecesario de recursos y optimizar la obtención de órganos para trasplante. Los resultados de este estudio apoyan la necesidad de estandarizar el diagnóstico de ME en una Task Force internacional, como ha sido sugerido en diversos trabajos.

Dolores Escudero Augusto
Hospital Universitario Central de Asturias, Oviedo
©REMI, http://remi.uninet.edu. Enero 2010.
Enlaces:
  1. Diagnóstico de muerte encefálica. Escudero D. Med Intensiva 2009; 33: 185-195.
  2. European brain death codes: a comparison of national guidelines. Haupt WF, Rudolf J. J Neurol 1999; 246: 432-437.
  3. Brain death worldwide. Accepted fact but no global consensus in diagnostic criteria. Wijdicks EFM. Neurology 2002; 58: 20-25.
  4. Variability among hospital policies for determining brain death in adults. Powner DJ, Hernandez M, Rives TE. Crit Care Med 2004; 32: 1284-1288.
  5. Variability of brain death determination guidelines in leading US neurologic institutions. Greer DM, Varelas PN, Haque S, Wijdicks EFM. Neurology 2008; 70: 284-289.
  6. How can we achieve uniformity in brain death determinations? Bernat JL. Neurology 2008; 70: 252-253.
  7. Brainstem death testing in the UK-time for reappraisal? Bell MD, Moss E, Murphy PG. Br J Anaesth 2004; 92: 633-640.
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Artículos en español sobre muerte encefálica y donación de órganos
  • Sintaxis: brain death AND organ donation AND Spanish[lang]
  • [Resultados]
 

Elier CG

Super Moderator
Miembro del equipo
#3
Respuesta: Muerte encefálica y toma de decisiones clínicas

Creo que si hoy existe uniformidad en los criterios utilizados en Latinoamérica, es que hemos aprendido casi todos de la misma escuela ( Española), y esto sobre todo a la promoción del tema en los cursos de maestrías internacionales en traspantologia que nos brindan a través de proyectos de colaboración....
Así como las diferencias a mi entender están marcadas en las posibilidades tecnológicas de cada país, es cierto que la tecnología existe, pero a veces no la tenemos en estas situaciones en los centros que más pacientes donadores tienen, eso hace modificar o adaptar los requisitos clínicos. Es la exploración clínica la que más fácil podemos realizar, pero los complementarios imagenologicos o a veces otros test son indispensables en determinadas situaciones clínicas.
La aceptación aunque es significativo que solo un país no lo contenga en su legislación se debe a los trabajos de promoción dados por las autoridades sanitarias, yo no acepto que se promueva como una necesidad, pero si como una alternativa para mejorar la calidad de vida y salvar vidas, que es como lo hacen la mayoría de las ONT...eso si se le debe hacer mas promoción.

Creo que es un buen marco para pesar en conjunto intensivistas, emergencistas...yo trabajo algún tiempo en un departamento y padecí el divorcio entre los mismo, muchos caso manejados agresivamente debido al afán de salvarlo en prehospitalaria, llegaban maltratados a la UCI y no tenían los requisitos como donantes, sobre todo como donante renal,....el sus abusivo de diuréticos osmóticos, soluciones ricas en sodio o vasopresores dañaban de manera significativa la función provocando el desecho de los órganos.

Se me ocurre abrir un tema sobre esto, así que nos vemos en la discusión...tratare de fusionarlo con el manejo del TCE...o algo así...
 
Arriba