Mueren dos niños en incendio en Gasolinera

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Randall

e-mergencista experimentado
Autor #1
Resumen de www.nacion.com y www.aldia.co.cr




Explosión en gasolinera mata a dos niños
en Escazú
Fallecidos quedaron atrapados en asiento trasero de auto que se incendió
Estallido ocurrió tras un derrame de gasolina en el filtro de un dispensador

Carlos Arguedas C.

Dos niños, de 5 y 13 años, murieron ayer víctimas de una explosión que ocurrió en la estación de servicio Shell, ubicada en pleno centro de Escazú, San José.
El accidente se produjo a las 8:45 a. m. cuando en la gasolinera cargaban o esperaban por combustible al menos siete autos, entre ellos dos radiopatrullas.
Álvaro Sánchez, jefe de investigadores de incendios del Instituto Nacional de Seguros (INS), dijo que el estallido lo originó el derrame de gasolina en un filtro en la parte inferior de un dispensador.
Explicó que en ese momento un pistero cambiaba el filtro y falló un dispositivo de seguridad que impide el paso de gasolina mientras se ejecuta la maniobra.
Mercedes Agüero Cordero, quien hacía fila con su vehículo, dijo que observó un chorro de gasolina salir de la parte de abajo y cómo un empleado trataba, con una mano, de tapar la fuga.
“El chorro pegaba en la ventanilla del carro que cargaba combustible. Yo me asusté tanto que eché para atrás y me fui. Después supe de la explosión”, agregó.

Fuego. Luego, una chispa, cuyo origen se desconoce, causó una explosión pequeña y, de seguido, otra más grande que cubrió toda la estación y a cuatro vehículos.
En uno de esos autos, a seis metros de donde ocurrió el derrame, estaban –en el asiento trasero– André y Nicole Gloriana González Umaña, de 5 y 13 años, quienes murieron quemados.
Ellos acompañaban a su madre, G.U.M., de 30 años, quien se había bajado del auto para pagar la gasolina.
G.P.S., conductor de un carro negro que estaba en el lugar, dijo: “Observé a la muchacha que trataba de sacar los chiquitos por la ventana. Ella los jalaba, pero yo creo que tenían el cinturón puesto. En eso se vino la explosión grande y todo se convirtió en una sola llamarada”.
P. relató que la fuga parecía como “una fuente. Eran borbollones lo que salía. Un policía nos alertó para que saliéramos de ahí, pero se atoró el seguro de la puerta y tuve que tirarme por la ventanilla del acompañante”.
Agregó que fue cuestión de segundos cuando todo estaba en llamas. “Nadie podía hacer nada. La muchacha trató de volver al carro pero ya no la dejaron y ella cayó al suelo”, manifestó.
G.U, R.V.C., de 52 años, y A.M.H., de 52 años, sufrieron quemaduras por lo que fueron llevados al San Juan de Dios.
Jorge Marrero Salas, del Cuerpo de Bomberos, dijo que cuando llegaron encontraron la estación envuelta en llamas y lo que hicieron fue aplicar espuma para aplacar el fuego. El incendio lo apagaron a las 9:04 a. m. (duró 19 minutos).
La gasolinera fue construida hace 42 años. Hace unos 10 años, la adquirió la empresa Shell, la cual la dio en concesión a la empresa Comercializadora Ezer Sociedad Anónima. La compañía tiene registrados a 12 empleados.
Miembros de esa sociedad no quisieron referirse al incidente.

Bomberos y oficiales del OIJ sellaron el dispensador donde ocurrió el derrame para que un experto determine la causa de la fuga.
Jorge Arce para LN


 
Última edición por un moderador:

Padiola

e-mergencista experimentado
#2
Ingresan en prisión dos detenidos por el crimen en la zona de copas de Vigo

La juez imputa al joven colombiano detenido y a una amiga de éste por su presunta participación en un delito de homicidio o asesinato.

La juez envió ayer a prisión a los dos primeros detenidos en relación con la muerte a puñaladas del joven vigués José Luis Viéitez en la zona de copas de Churruca. Los jóvenes colombianos que ingresaron en A Lama por su presunta participación en un delito de homicidio o asesinato son Carlos E.M.G., de 18 años y considerado por la Policía Nacional como el autor material del apuñalamiento, y Carol V. B.M., una amiga que lo acompañaba y que supuestamente pegó a la víctima con una botella rota en la cabeza. El caso, sin embargo, no está cerrado: otro joven originario de Colombia, hermano de la chica detenida, se convirtió en el tercer arrestado en relación con este crimen.
La investigación no está siendo nada sencilla. Fuentes judiciales afirmaban ayer que el tumulto que había en la zona cuando se cometió el crimen, los numerosos jóvenes que participaron en la pelea y las contradicciones de los testigos dificultan el esclarecimiento de todo lo que ocurrió la noche del pasado sábado en Churruca. El principal imputado, que ante la Policía habría reconocido haber asestado al menos una puñalada a la víctima, no reconoció ayer los hechos. "Aunque los indicios apuntan a él, no está claro que sea el autor material y que el grado de participación sea tan intenso como se dijo en un primer momento", señalaron fuentes de la defensa.
En todo caso, la titular del Juzgado de Instrucción Número 4 de Vigo, que lleva el caso y que ayer interrogó a los dos primeros detenidos, dictó un auto decretando su ingreso sin fianza en el centro penitenciario de A Lama. Se les imputa, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), participación en un presunto delito de homicidio o asesinato.
La de ayer fue una jornada intensa en los juzgados. Los dos jóvenes fueron trasladados por la Policía Nacional hasta las dependencias de la calle Lalín en torno a las doce del mediodía. La primera en prestar declaración ante la juez fue la chica. Tanto ella como su madre no pudieron contener el llanto cuando se encontraron en los pasillos de los juzgados, donde se abrazaron durante unos minutos.
Su amigo no fue interrogado por la magistrada hasta la tarde. Tras dos horas de declaración y tras la elaboración de los autos judiciales, pasaban ya las nueve de la noche cuando los dos jóvenes fueron trasladados por sendos furgones de la Guardia Civil a la prisión pontevedresa.
A estas detenciones se unió el lunes a medianoche la del hermano de la chica, J.B.M., John J., de 18 años. El joven estaba en compañía de su madre, familiares del otro detenido y amigos que estuvieron la noche del crimen en Churruca en un piso de la calle Gregorio Espino cuando la progenitora recibió una llamada de la Policía preguntándole por su hijo. Apenas un cuarto de hora después, varios agentes se personaron en la vivienda y arrestaron al chico, que ayer por la noche permanecía en la Comisaría de López Mora y que se prevé que pasé a disposición judicial mañana. Allegados de este joven señalan que la víctima llegó a agredirlo, motivo por el cual el chico llamó a su hermana para que lo defendiera, lo que, según este grupo, provocó la pelea que después llevaría a la tragedia.
Por otra parte, los agentes que trabajan en la investigación habrían encontrado el arma homicida la misma madrugada en la que ocurrieron los hechos en la calle Cervantes, tras una primera inspección ocular en la zona.
La navaja que presuntamente se utilizó en la muerte de José Luis Viéitez, que tenía 21 años, fue analizada por la Policía Científica, al igual que la ropa que varios agentes hallaron en un cubo del piso de Travesía de Vigo donde reside el principal detenido.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba