Mueren dos jóvenes en un accidente en Lalín

Tema en 'Noticias de emergencias' comenzado por juanmtc, 16 Ago 2007.

Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.
  1. juanmtc

    juanmtc e-mergencista experimentado

    El Xsara en el que viajaban colisionó con otro a la una: los cuatro ocupantes del segundo vehículo han resultado heridos.

    Dos jóvenes han fallecido y otras cuatro personas resultaron heridas este mediodía en un accidente de tráfico en Lalín, que consistió en la colisión de dos turismos, informó la Guardia Civil de Tráfico.

    El siniestro se produjo a las 13:00 horas en la PO-533, entre Lalín y el Alto do Faro, a la altura del kilómetro 3,250, en el término municipal de Lalín.

    El accidente fue una colisión fronto-lateral entre un turismo Citroen Xsara, conducido por V.B.R., de 26 años, vecino de Vilagarcía, que falleció, al igual que su acompañante, M.C.F., de 24, de Monforte.

    El turismo en que viajaban chocó con otro que conducía J.F.G., hombre, acompañado de las mujeres IF, S.F. y E.K., todos con residencia en Alemania, que resultaron heridos de diversa consideración y que fueron llevados al hospital Clínico de Santiago.

    Los cuerpos de los fallecidos fueron trasladados al hospital provincial de Conxo de Santiago.

    Este siniestro se produce un días después de otro grave suceso registrado en Silleda, también en Pontevedra, en que cuatro personas de la misma familia, un matrimonio y sus dos hijos, murieron al chocar el turismo que conducían contra un camión.
     

    Archivos adjuntos:

    Etiquetas:
  2. juanmtc

    juanmtc e-mergencista experimentado

    Cuando aún no se había digerido el trágico accidente que el pasado martes acabó con la vida de una familia viguesa en Silleda, la tragedia volvía, veinticuatro horas después, a las carreteras de la comarca dezana. Esta vez fue en Lalín, en la PO-533, la carretera de alto do Faro que une Lalín con Rodeiro, en Belelle.

    Al filo de la una de la tarde, otro brutal siniestro segaba la vida de dos jóvenes: Víctor Busto Rodríguez, de 26 años de edad, de Vilagarcía de Arousa, y Mónica Camino Fernández, de 24. Los dos viajaban en un Ibiza negro, con matrícula 7618 CXT. Iban hacia Monforte, de donde era natural la joven, que ocupaba el asiento del copiloto. En una de las curvas, su coche se salió del carril e invadió el contrario. Pasaba en ese momento un Citroën C-4, en el que viajaba una familia alemana que estaba pasando unos días en Lalín. El impacto fue mortal. Al igual que sucedió el martes en el accidente de Laro, la carretera estaba mojada. El accidente fue muy parecido. Todo apunta a que el Ibiza derrapó al entrar en la curva y se fue hasta chocar atravesado con el Citroën. En este último, un turismo alquilado, viajaban varios miembros de una familia residente en Alemania. J.F.G, de 51 años, el conductor, natural de la parroquia lalinense de Donramiro, sufrió heridas leves y fue dado de alta, al igual que su hija, S.F, de 18, que viajaba detrás. Como acompañante iba la esposa, I.F., de 48 años, ingresada en el Clínico en estado grave. Otra ocupante del vehículo, A.P., una joven de 21 años, se llevó la peor parte. Su estado a última hora de la tarde de ayer era muy grave y tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. Detrás de la familia, que venía de alto do Faro viajaba otro turismo en el que iban los padres del conductor del Citroën. Conmocionado por lo sucedido, J.F.G. relató a los primeros conductores que llegaron al lugar del accidente que no le dio tiempo a reaccionar cuando el Ibiza se fue contra ellos.


    Accidente que costó la vida a ayer a un joven matrimonio muy cerca de Lalín
    FOTO: Mónica González
    Los bomberos del Parque Intercomarcal de Deza rescataron los cadáveres de los dos jóvenes fallecidos. El protocolo y los trabajos de excarcelación fueron los mismos que los del martes.

    Iban a comer a Monforte

    Pero no sólo el modo del accidente recuerda la tragedia de Laro. Se da la fatal circunstancia de que Víctor y Mónica, al igual que la familia López Regueira (fallecida el martes en Silleda), iban a una comida familiar.

    Los estaban esperando en Monforte, de donde era natural la chica, en la casa de los padres, en la calle Benito Vicetto de la localidad, que ayer vivía el día grande de las fiestas. En su choche llevaban incluso algunos regalos. De nuevo, una fatídica curva truncaba la que debía ser una celebración, de la muchas que ayer se vivían en jornada festiva.

    El joven matrimonio, que no tenía hijos, residía en un piso en Vilagarcía. Mónica trabajaba como cajera en el Carrefour de esta localidad arousana, otro de los puntos de dolor en este fatídico agosto.

    Desde el pasado uno de julio, en 45 días han muerto en Galicia ya más de medio centenar de personas en accidentes de tráfico. La muerte de los dos jóvenes elevaba ayer la triste lista a 52 fallecidos en las carreteras gallegas. La PO-533 tiene un largo historial de accidentes mortales en su asfalto. A poco más de un kilómetro del siniestro de ayer un ramo de rosas rojas recuerda a David Silva, un joven de 21 años, vecino de Dozón, que falleció hace menos de un mes, el pasado 23 de julio. En la misma curva donde ayer encontraban la muerte Víctor y Mónica, falleció en agosto de 2001 otra joven.
     

    Archivos adjuntos:

Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.

Comparte esta página

Cargando...