muere una mujer aplastada por su caballo

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

tanidya

e-mergencista experimentado
Autor #1
Muere una vecina de Murchante en Fitero aplastada por el caballo que intentaba montar

Arancha Jimeno Vallejo, de 38 años, participaba en la VII Fiesta del Rocío

La vecina de Murchante, Arancha Jimeno Vallejo, falleció ayer tras ser aplastada por un caballo al que intentaba montar durante la romería de la VII Fiesta del Rocío de Fitero. Según relataron los testigos, Jimeno, natural de Cabanillas, de 38 años, casada y madre de un niño de 11 años, murió a consecuencia del traumatismo craneoencefálico que le produjo el accidente.

La romería, organizada por el Grupo Rociero de Fitero, congregó este año a personas llegadas de distintas localidades de la Ribera y de otros municipios navarros como San Adrián, Tafalla y Pamplona, la mayor parte de ellas pertenecientes a grupos de sevillanas o asociaciones andaluzas radicadas en la Comunidad foral. La mayoría de los 300 asistentes completó a pie los 4 kilómetros de peregrinación entre campos, pero en la comitiva también participaron romeros montados en carretas o caballos.

El accidente tuvo lugar pasadas las 12 del mediodía. En ese instante, los asistentes que se habían dado cita en Fitero para celebrar la VII Fiesta del Rocío se encontraban a mitad de camino del término del Barranco -ubicado a unos cuatro kilómetros del casco urbano de Fitero-, lugar donde se iba a celebrar la misa.

Según relataron a la Policía Foral algunos testigos presenciales, la vecina de Murchante Arancha Jimeno Vallejo intentó subir a la grupa del caballo que montaba un jinete de Tafalla. Tras varios intentos fallidos, el animal -de unos 300 kilos de peso- se desbocó, perdió el equilibrio, y cayó sobre Jimeno causándole un traumatismo craneoencefálico severo.

Las asistencias sanitarias desplazadas al lugar intentaron reanimarla sin éxito. El juez de guardia delegó el levantamiento del cadáver en la Policía Foral, que se hizo cargo del atestado. El cuerpo de la vecina de Murchante fue trasladado al Instituto Navarro de Medicina Legal para realizarle la autopsia.

Profesora de sevillanas

Los agentes de la Policía Foral desplazados comunicaron el suceso a José Miguel Martínez Lavilla, marido de la fallecida. Tras el accidente, los asistentes al acto se reunieron en el Barranco y dedicaron la misa que estaba prevista en este lugar a su compañera fallecida. La comida de hermandad programada para las 14.30 horas en el frontón polideportivo de Fitero fue suspendida.

Arancha Jimeno Vallejo, natural de Cabanillas, llevaba más de 10 años como profesora de sevillanas en Murchante, villa en la que vivía desde que se casó con José Miguel Martínez Lavilla. Además, Jimeno ofreció clases de este baile en otras localidades riberas como Cascante o Fitero.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba