Muere una menor en una piscina de Castro al intentar salvar a su hermana, que está en

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

ABUELEITOR

Super Moderator
Miembro del equipo
Muere una menor en una piscina de Castro al intentar salvar a su hermana, que está en coma

La pequeña, de 8 años, cayó al agua en la pileta grande y la mayor, de 16, intentó rescatarla sin saber nadar Un vecino las sacó del agua y policías y sanitarios lograron salvar a la niña




AINHOA DE LAS HERAS [email protected]/CASTRO URDIALES




TRAGEDIA. Sanitarios, junto al cadáver de la menor. / LUIS CALABOR





Una chica de 16 años -T.T.- murió ayer por la tarde ahogada en una piscina privada de una urbanización de Castro Urdiales (Cantabria), al intentar salvar a su hermana de 8 años -T.P.- que ingresó en estado de coma en el hospital de Cruces. Ninguna de las dos, de nacionalidad rumana, sabía nadar y, al parecer, estaban solas en el momento de los hechos.

Sucedió en un bloque de viviendas conocido como La Florida en la calle Leonordo Rucabado, en la entrada al municipio costero. Una vecina que se asomó a la ventana de su casa fue la primera persona en descubrir a las niñas «flotando» en el agua y avisó a los servicios de emergencia. La DYA de Cantabria recibió la primera llamada de alerta a las 18.39 horas y el equipo médico llegó a la piscina en tres minutos, ya que la sede de las ambulancias se encuentra a escasos metros de distancia. La urbanización, que carece de socorrista, cuenta con dos piscinas, una infantil y otra para adultos, de 1,90 metros en su zona más profunda, situadas en un alto al que se accede por unas escaleras.

«Flotando»

Al parecer, la pequeña llevaba toda la tarde bañándose y jugando en el pozo de niños, según algunos testigos, pero tropezó y cayó a la grande. La mayor, que estaba vestida con una bata larga y no llevaba la parte superior del traje de baño, no dudó en lanzarse a por su hermana pese a que no sabía nadar, si bien esta hipótesis está siendo investigada por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Castro encargada del caso.

Un residente de la Florida, que también vio la terrible escena, se despojó de la camiseta y corrió a rescatarlas: la pequeña estaba en la orilla, por lo que pudo extraerla sin necesidad de meterse al agua. La otra, sin embargo, se encontraba en el fondo, y «le costó mucho sacarla», explicaron algunos testigos.

Inmediatamente, llegó al lugar una patrulla de la Policía Municipal de Castro. Los dos agentes trataron de reanimar a las menores practicándoles maniobras de masaje cardiaco. La más pequeña «estaba blanca, no sé cuánto tiempo llevaría sin oxígeno», comentaba poco después uno de los guardias que participó en el salvamento. Miembros de la DYA y personal médico de un ambulatorio cercano se sumaron a sus esfuerzos. Entre todos lograron resucitar a la niña, pero la adolescente, a la que estuvieron insuflando durante 50 minutos, murió, probablemente ahogada.

Los padres de las niñas, que son hermanastras, motivo por el que no coinciden sus apellidos, se casaron hace unos años. La familia, que apenas habla castellano, llevaba dos semanas en la localidad cántabra, según señalaron algunas fuentes. Casualmente, T.P. había celebrado la víspera, el miércoles 5 de julio, su octavo cumpleaños. Ayer, una UVI móvil de la DYA evacuó a la pequeña al hospital de Cruces. «Ha ingresado con ritmo (cardiaco) y bien oxigenada, aunque iba crítica», indicó un sanitario.
 
Última edición:

tanidya

e-mergencista experimentado
Sale del coma la niña rumana accidentada en Castro Urdiales
N. FALAGÁN/CASTRO

La niña rumana de ocho años accidentada en una piscina privada de Castro Urdiales ha salido del coma. «Está despierta y estable, aunque presenta lesiones neurológicas», aseguraron ayer fuentes del departamento de prensa del hospital de Cruces. Aún así, la menor, a la que los sanitarios restablecieron el pulso en la tarde del pasado jueves día 6, permanece ingresada en la UCI del hospital vizcaíno. Los próximos días se la trasladará a planta.

Su hermanastra adolescente perdió la vida la tarde del accidente, mientras la menor estaba siendo trasladada en ambulancia. La joven de 16 años falleció ahogada mientras intentaba sacar a la niña de la piscina de adultos de una urbanización privada de Castro Urdiales.

Los servicios médicos, policía y Guardia Civil acudieron alertados por la llamada de una vecina, que había visto flotando en el agua boca abajo a las dos hermanas.

La pequeña ha ido mejorando en los últimos días. El fin de semana, se la retiró la respiración asistida.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba