Muere tras beberse una botella de aguardiente de un solo trago

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Isaac_sevilla

e-mergencista experimentado
Autor #1
Carlos Santos, un chileno de 28 años, no creía en los riesgos de una ingesta excesiva de alcohol y aceptó la apuesta de un amigo.

En medio de una reunión se tomó de un solo trago una botella de pisco, una bebida típica de alta graduación que se destila de la uva.

El joven ganó la apuesta en sólo diez segundos y desató los gritos de los asistentes a la fiesta, celebrada en la ciudad de San Felipe, a 70 kilómetros al norte de Santiago, la capital.

Sin embargo, la hazaña culminó con la muerte del bebedor, que sufrió justo después un coma etílico, según indicaron los informes médicos.

La botella que el joven bebió de un trago contenía 750 centilitros de esta especie de aguardiente que se produce en Chile y en Perú, con un nivel alcohólico de 35 grados.
 

Congrio

e-mergencista experimentado
#6
Cuadrúpedos

Si digo yo que en ocasiones deberíamos de plantearnos el volver a andar a cuatro patas y a trepar a los árboles a cojer plátanos... esta "hazaña" nos viene a decir que mejor cogiendo plátanos.
 

ABUELEITOR

Super Moderator
Miembro del equipo
#7
Re: Cuadrúpedos

Congrio dijo:
Si digo yo que en ocasiones deberíamos de plantearnos el volver a andar a cuatro patas y a trepar a los árboles a cojer plátanos... esta "hazaña" nos viene a decir que mejor cogiendo plátanos.
Coger platanos , esta bien, pero habria cerebro como para pelarlos :?:
 

raul talavera

e-mergencista experimentado
#9
despierte

:) almadrid despierte, los shocks de ese tipo son pasajeros...el problema es la inmediata hidratacion :lol: a rehidratarse se dijo!!!!
 

Johnny B.

e-mergencista experimentado
#10
Les cuento de un amigo que hablaba muy, pero muy mal de la Cruz Roja. Pués en una apuesta de estas se tomó de una sentada un litro de cacique (guaro de caña), cuando puso la botella en la mesa cayó en PCR, los amigos corrieron a la Cruz Roja (estaban como a 200 mts de la base) y como no había ambulancia disponible pidieron una camilla plegable y lo llevaron corriendo al hospital (100 msts de la base). Por milagro y luego de varias defibrilaciones le reanimaron.

Posterior ingresó a la Cruz Roja, dejo el licor y se convirtió en muy fiel defensor de la institución.


Este cuento si tuvo un final feliz ( y es realidad).
 

Congrio

e-mergencista experimentado
#11
Pues ya me parece triste que para darse cuenta de la labor inigualable de Cruz Roja tenga que pasar por ello. Insisto, a por plátanos a éte también, aunque según la sugerencia de Abueleitor este que comentas, Johnny, puede ahora pelarlos.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba