Este sitio usa cookies, propias y de terceros.
Si se continúa con nosotros entendemos que se acepta el uso de cookies.

Mendigos y hogares del frio

Tema en 'Noticias de emergencias' comenzado por tanidya, 29 Dic 2006.

Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.
  1. tanidya

    tanidya e-mergencista experimentado

    No se si este será el foro correcto, pero al hilo de una noticia que está trayendo bastante polémica en el Pais Vasco, me gustaría conocer que sistemas teneis en vuestras comunidades, que habría que hacer en estos casos, y si creeis que la actuación ha sido negligente en este caso.

    Ahí va la noticia:

    "Las últimas horas de un 'sin techo' en San Sebastián

    Un baracaldés que dormía en un banco de Amara murió de frío por la pasividad de los servicios de emergencia, que no acudieron a las llamadas de los vecinos.


    [​IMG] Centro de pernoctación contra el frío de Zorroaga. [USOZ]




    Ramón Balenziaga es quien recogió a Francisco de un banco cercano al instituto Usandizaga. Le conocía desde hace ocho años, tiempo en el que había entablado una relación de confianza con él, a pesar de que Francisco padecía trastornos psíquicos y evitaba el contacto con las personas. Ramón, como otros vecinos del barrio, trataba de ayudarlo en la medida de lo posible, por lo que se preocupó por él cuando las noches de diciembre empezaron a ser especialmente frías.

    «Tres días antes de su muerte, una señora me comentó que Francisco estaba muy mal. Fui a verlo y comprobé que apenas podía moverse. Le llevé a cenar a mi casa y después le propuse que pasara la noche en el centro de Cáritas Hotzaldi. Él accedió y al día siguiente incluso me agradeció que le hubiera llevado. Esa noche volví a cenar con él, pero cuando le ofrecí llevarle de nuevo a Hotzaldi, se negó en redondo. Por sus trastornos, tenía grandes dificultades para permanecer en una misma sala con mucha gente, por lo que no le gustaba pasar lo noche en los centros de pernoctación. Traté de convencerlo, pero él prefirió irse a dormir a su banco», relata Balenziaga.

    Entonces comenzó una sucesión de llamadas que sumió a Ramón en la «impotencia». «Yo sabía que su vida corría peligro, así que llamé a SOS Deiak. Allí me remitieron a la Guardia Municipal, donde me dijeron que no podían trasladarlo a un centro en contra de su voluntad. Cuando les comenté que sus trastornos psíquicos le impedían ser consciente del riesgo que corría, me dijeron que entonces era un problema médico, y que llamara otra vez a SOS Deiak. Volví a llamar al 112 diciendo que el peligro de que muriera me parecía real, pero la telefonista me contestó que ya habían dado respuesta a mi petición y añadió: 'como ciudadano haga lo que crea que tiene que hacer'. También llamé al servicio de urgencias de la Diputación, y me dijeron que ellos no se dedicaban a trasladar indigentes».

    Finalmente, tras horas de insistencia en las que Ramón oyó frases como «no pase frío esperando, porque no vamos a ir», una patrulla de la Guardia Municipal se personó en el lugar e informó a Francisco de que contaba con la posibilidad de ser trasladado a un centro de noche. Él se negó a ir y se quedó en su banco de Amara.

    La noche siguiente volvió a caer una fuerte helada sobre San Sebastián, pero Francisco se mantuvo en sus trece y no aceptó pasar la noche en la 'casa del frío', a pesar de la insistencia de Ramón. «A las cinco de la mañana, como no podía dormir, bajé al banco para ver cómo estaba y lo encontré rígido, con apenas un hilo de voz. Ya estaba cansado de llamar a los servicios de emergencia y recibir negativas, así que metí mi coche en el parque y llevé a Francisco a Urgencias. Lo ingresaron en la UCI con síntomas de hipotermia, hipotensión e hipoglucemia. A las ocho de la tarde murió».

    Una vida difícil

    Tras rememorar los últimos días de Francisco, a Ramón Balenziaga, integrante del Secretariado Social Diocesano Justicia y Paz, se le escapan algunas reflexiones: «Da la impresión de que muchas personas están totalmente desamparadas en una sociedad opulenta como la nuestra, que además se dice solidaria. ¿Hay que dejarles morir de frío sin hacer nada? Llamé a varios servicios y todos me dijeron que no era su problema. Que no podían ir en contra de su voluntad. ¿No? Otras veces ya le echaron en contra de su voluntad de algún banco donde dormía. Se estaba muriendo y él no era capaz de verlo por sí mismo».

    Balenziaga cree que «la sociedad está perdiendo humanidad y algunos trastornos no son casuales. Francisco no tenía más culpa que haber nacido y arrastraba una vida muy difícil. Conociendo su historia, no es extraño que no quisiera integrarse en la sociedad. Cuando le decía que no bebiera tanto, él me respondía: '¿Cómo quieres que aguante esta vida si no bebo?'».

    Francisco nació en Barakaldo y no llegó a conocer a sus padres. Fue adoptado por un pastor de Tafalla que lo maltrató hasta provocarle daños psíquicos. Desde que huyó de aquel infierno había vivido en la calle, donde perdió la vida una noche de diciembre."
     
    Etiquetas:
  2. tanidya

    tanidya e-mergencista experimentado

    La versión de los cuerpos de seguridad y sanitarios que intervinieron en este caso es la siguiente:

    «No podemos trasladar a alguien a un centro en contra de su voluntad»

    Los servicios de urgencia coinciden en eludir la responsabilidad y se la pasan unos a otros. Ni SOS Deiak ni la Guardia Municipal ni la Diputación actuaron para salvar al 'sin techo'.

    SAN SEBASTIÁN. DV. Tanto Ramón Balenziaga como Jesusa, otra vecina de Amara, hicieron repetidas llamadas a los servicios telefónicos de urgencias para advertir del delicado estado de salud de Francisco Barrena, mientras éste agonizaba en su banco. SOS Deiak, la Guardia Municipal y los servicios de urgencia de la Diputación, por este orden, fueron contactados aquellas noches, aunque ninguno de ellos hizo nada para salvar la vida de Francisco. Según indican, «no se puede trasladar a una persona a un centro de acogida en contra de su voluntad».

    El Departamento del Interior del Gobierno Vasco, responsable del teléfono de emergencias SOS Deiak, investigaba ayer por qué no se prestó auxilio al sin techo. Lo habitual es que las urgencias relacionadas con la Sanidad sean transferidas a Osakidetza, pero su jefa de Urgencias en Gipuzkoa, Ana Calvo, aseguró ayer que nadie les pasó el aviso de Francisco.

    El responsable de la Guardia Municipal donostiarra, Ernesto Gasco, aclaró que «una patrulla acudió al lugar donde pasaba la noche y le informó de que podía trasladarle a un centro, pero él se negó a ir. A partir de ahí la Guardia Municipal no podía hacer nada más, porque no tiene potestad para trasladar a alguien en contra de su voluntad. Sería como una detención ilegal. Otra cosa es que se cambie la ley para evitar estas situaciones». Iñigo Estomba, responsable de Inserción Social del Ayuntamiento, señaló que «en nuestros centros siempre hay plazas libres para las situaciones de riesgo, pero es un médico el que tiene que ordenar el traslado si una vida corre peligro».

    Por último, desde los servicios de emergencias sociales de la Diputación explicaron que el protocolo no les permite salir a recoger a un sin techo para ingresarlo en un centro.

    Aralar hizo público ayer que solicitará la comparecencia de la diputada foral Mari Carmen Marín en las Juntas para aclarar la actuación de estos servicios en los hechos relatados
     
  3. ABUELEITOR

    ABUELEITOR Super Moderator Miembro del Equipo

    De autentica verguenza que el ser humano llege a reaccionar asi con sus congéneres y mas aun de mis paisanos:oops:
     
  4. Belladonna

    Belladonna Super Moderator Miembro del Equipo

    Es realmente lamentable y vergonzoso que hoy dia sucedan estas cosas.
     
  5. nena09

    nena09 e-mergencista nuevo

    desgraciadamente esto sucede todas partes del mundo, la diferencia entre ellos es que esos casos llegan a ser tan comunes en paises sub desarrollados que pasan a formar parte de lo cotidiano. :sad:

    todos estamos involucrados en lo que pasa con los indigentes y la huelga la llevamos todos porque nadie esta de acuerdo con lo que pasa, pero es muy dificil poder actuar cuando la burocracia esta de por medio.

    a mi punto de vista lo que podemos hacer es agotar los medios hasta donde nuestras posibilidades nos lo permitan y lo demas dejarlo en las manos de Dios.
    :lol:
     
  6. m0fly

    m0fly e-mergencista experimentado

    Aqui en Zaragoza en Cruz roja tenemos un servicio para los indigentes que esta activo todos los dias de 21h. a 1h. en el cual se les reparte cafe, mantas, latas de comida y se les hace un seguimiento a traves de una trabajadora social que va todas las noches en el vehiculo, donde se les indica la manera de buscar trabajo y salir adelante. Yo he estado varios dias de voluntaria en ese programa, porque la verdad es que me llamaba la atencion ese sector y seguire haciendolo y alli te encuentras casos de todo tipo, desde personas super agradecidas y que se ha conseguido que encuentren trabajo y salgan adelante, hasta personas que no te puedes ni acercar a ellos con un vaso de cafe calentito y galletas ( en verano se les da zumo ), son personas que a lo largo del tiempo vas haciendo "amistad" con ellos y aunque no os lo creais hay algunos que tienen mas dinero que nosotros y otros que efectivamente no tienen mas remedio que vivir en la calle, los albergues solo los admiten unos dias ( estos dias de invierno son mas permisivos) si les dejaramo vivir alli, para que se iban a buscar una casa?
    Ahora ya nos hemos aprendido sus pequeños trucos para dormir en el hospital calentitos y les intentamos convencer que no hagan esas cosas, como finjir enfermedades que no tienen, tirarse al suelo para que las personas llamen a la ambulancia, a quien no le ha tocado un aviso asi, en el cual realmente no le pasa nada pero quiere que lo llevemos al hospital para dormir calentito y que les cambien de ropa? Siendo que tienen sitios que les dan ropa si vas hasta alli y les dan todos los dias de comer.
    Bueno espero no haberos metido mucho rollo y poderos haber podido explicar un poquito como esta este tema en Zaragoza

    Un besazo
     
  7. Juan Manuel

    Juan Manuel e-mergencista experimentado

    Vamos a ver: ¿A nadie se le ha ocurrido que un juez puede ordenar el traslado a un refugio o el ingreso hospitalario de un persona contra su voluntad y no solo cuando sus facultades mentales estén alterdas? Se hace con los que hacen huelga de hambre y están muy en sus cabales. Se hace con quienes padecen trastornos de la conducta alimentaria. ¿Porque no con los indigentes que dan signos de tener mermadas sus facultades mentales?
    ¿Eso no lo saben esos Policías Locales que hablan de que habría que cambiar las leyes, o los servicios de emergencias, o los servicios sociales? ¿Es que esos servicios, sobre todo los policiales, no pueden personarse en el Juzgado de Guardia y solicitar la intervención? ¿Es que los servicios de emergencias sanitarias no pueden hacer lo mismo pero adjuntando un informe de los criterios médicos que aportan indicios más que racionales de que está en peligro la vida de esa persona y de que su estado mental le impide discernir racionalmente lo que le conviene? Sobre todo si tenenmos en cuenta que una de las características de la hipotermia es la apatía y dificultad en el razonamiento.
    O ¿Es que en el fondo nos da igual y pensamos que al fin y al cabo si muere un indigente, pues uno menos?
    Consejo: Si alguno vivimos una situción como la descrita por Tanidya, que, vaya al Juzgado de Guardia y: 1 Exponga la situación de la persona en peligro. 2 denuncia a cada uno de los servicios que hay sido avisados y no han acudido. Pero antes, que abrigue al señor o señora en cuestión y le de café calentito.
    Y luego nos enfadamos porque pierde nuestro equipo favorio... Pais...
     
    Última modificación: 29 Dic 2006
  8. cococharlie

    cococharlie e-mergencista experimentado

    Poco que decir.

    Las administraciones deben dar respuesta a esta situación que ocurre en todas las autonomias, provincias y seguro más cerca de lo que pensamos... En el banco de nuestro parque, en el cajero cercano a nuestra casa.

    Descansa en paz Francisco
     
  9. hacha

    hacha e-mergencista experimentado

    Es muy triste que se den estas situaciones en un pais "civilizado", pero bueno...

    Seguro que si hubiera estado "molestando" a alguien, lo habrian levantado de alli en seguida, "contra su voluntad"...

    D.E.P.:sad:
     
  10. Juan Manuel

    Juan Manuel e-mergencista experimentado

    Eso
     
  11. tanidya

    tanidya e-mergencista experimentado

    "La muerte del mendigo debería servir de acicate para ampliar los recursos existentes"

    Entrevista a Pablo Busca, médico de Urgencias del Hospital Donostia que atendió al indigente

    Francisco Barrena llega a urgencias y le atiende el servicio que usted dirige ¿Cómo lo encontró?
    En principio pensamos que presentaba un cuadro de hipotermia, para lo que es necesaria una temperatura inferior a 35,3º, pero en su caso tenía 35,9º. Sí respondía a un shock séptico, es decir, tenía sus constantes vitales tocadas y estaba mal perfundido. La sangre no le llegaba a los diferentes territorios del organismo debido a su cuadro infeccioso.

    ¿Cómo trataron de reanimarle?
    Le intentamos remontar sus constantes vitales. Llegó un momento en que no podía respirar por sí solo y le intubamos, conectándolo a un respirador. Posteriormente lo ingresamos en intensivos, donde se le diagnosticó una peritonitis bacteriana, una infección abdominal producida por un germen de origen desconocido.

    ¿Si hubiera ingresado dos días atrás habría salvado su vida?
    Es muy difícil confirmarlo porque dos días atrás no sabemos si presentaba las manifestaciones infecciosas que mostró en el Hospital.

    Pero se perdió un tiempo precioso...
    Ya, pero su amigo tampoco parece que días atrás hubiera advertido que el paciente tenía un problema médico importante. En ese caso, igual que lo trajo ese viernes lo podía haber traído dos días antes. Probablemente estamos hablando de un problema social y no médico, aunque qué duda cabe de que había también un problema médico.

    Ha manifestado su sorpresa por el estado de salud que presentaba con tan sólo 39 años.
    Desde luego, aunque es una situación muy común a todos los pacientes que viven en la calle.

    Son personas vulnerables...
    La gente piensa que quienes viven en la calle son más resistentes a las condiciones meteorológicas adversas, pero no es así. Es un colectivo que no cuida su salud y tiene enfermedades asociadas y un estado de nutrición inadecuado. Eso les convierte en personas susceptibles a las infecciones.

    Tras una vida en la calle Francisco jamás había visitado el servicio de Urgencias. ¿Es inusual?
    Nos llamó poderosamente la atención porque es muy frecuente que quienes viven en la calle recurran a nosotros tarde o temprano. La gente los ve abandonados, la incidencia infeccional que padecen suele ser muy alta... Son casos que requieren de una atención sanitaria.

    Ni SOS Deiak, ni la Guardia Municipal ni la Diputación actuaron para evacuarlo. ¿No hay responsables?
    No conozco los entresijos de la historia. Sólo sé que a través del 112 hay un servicio de asistencia social que funciona las 24 horas. No sé si este chico entraba dentro del perfil de ese servicio, pero me llama la atención el desenlace porque entiendo que dentro de la CAV hay cantidad de alternativas para dar una respuesta a estas emergencias, siempre y cuando el interesado quiera. Nosotros vemos todos los días problemas sociales en nuestro servicio, aunque entendemos que no es nuestra función. Cuando claudican otras áreas es fácil que todo derive en Urgencias, que estamos abiertos 24 horas al día.

    Francisco padecía trastornos psíquicos y rechazaba esa ayuda. ¿Deberían existir mecanismos legales que fueran más allá de la propia decisión personal?
    Eso es lo que complica todo. Si la persona no quiere o no pide ayuda ¿con qué derecho te vas a entrometer en la vida de una persona? Esa es la duda que me planteo. Es una situación muy infrecuente y complicada eso de decir 'a partir de ahora tú no decides sino que lo haré yo'.

    ¿Cómo se articula la actuación en este tipo de situaciones?
    Todos los días vivimos casos en los que el poder judicial interviene a petición de la policía, los familiares o médicos forenses, situaciones en las que se solicita la valoración psiquiátrica de un paciente que se interpreta que no está con sus funciones superiores conservadas. Se lleva a cabo la valoración con el fin de hacer el ingreso involuntario.

    ¿Ha fallado en este caso esa identificación previa?
    Puede ser. Parece que hablamos de un paciente psiquiátrico que no reconoce su proceso y que podía conllevar un problema no sólo para él sino para todo su entorno.

    ¿La coordinación de servicios para atender estas emergencias funciona correctamente?
    Las 24 horas. Habitualmente el problema fundamental reside en que alguien pleno de facultades rehusa la intervención del sector socio-sanitario. Suele ser lo habitual, aunque siempre hay alguna alternativa.

    ¿Los mendigos visitan con frecuencia su servicio?
    Sí, y presentan un diagnóstico dispar ya que para soportar las altas temperaturas es muy frecuente el consumo de alcohol. Por eso vemos desde intoxicaciones a traumatismos muy diversos.

    ¿Acuden por su propio pie o derivados por servicios sociales?
    Hay de todo.

    ¿Suelen producirse muertes de vagabundos que no trascienden?
    Es habitual, debido a que sus expectativas de vida son menores respecto al resto de la población. De hecho, cuando comenzaron a hablar de este caso teníamos dudas de qué persona se trataba porque hemos tenido a otro de forma simultánea, aunque no fue un mendigo propiamente dicho.

    ¿Debe cambiar algo en la coordinación de los sistemas de emergencia?
    Llevamos tiempo trabajando en esto y no tengo la impresión de que funcionen mal las cosas. Me llama la atención, por ejemplo, cuando una ola de calor en París se lleva por delante a 3.000 personas. Aquí muere una persona y sale en los medios, lo cual me parece bien denunciarlo, pero sí indica que el soporte social es muy potente. Desde luego que este caso debería suponer en adelante un acicate para que todo el mundo se ponga las pilas y se amplíen así los recursos sociales existentes en el territorio.
     
Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.

Comparte esta página

Cargando...