Medicación y catéteres, principales causas de efectos adversos

Tema en 'Noticias de emergencias' comenzado por Víctor, 12 Jun 2007.

Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.
  1. Víctor

    Víctor e-mergencista experimentado

    Medicación y catéteres, principales causas de efectos adversos


    El objetivo es reducir los factores de riesgo de las UCI. Para ello, la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) ha elaborado un registro de efectos adversos que muestra que la medicación, los dispositivos electromédicos y los catéteres son los mayores causantes de los efectos adversos.

    [​IMG]
    Juan Roca, presidente de Semicyuc, y Mercedes Palomar, del Grupo de Enfermedades Infecciosas de esta sociedad. ANA VALLEJO | GM MADRID |
    Fecha de publicación: Domingo, 10 de Junio de 2007

    El registro de una orden de tratamiento en papel, los fallos en los equipos de electromedicina o el abuso de los catéteres endovenosos son algunos de los procedimientos que pueden condicionar la calidad asistencial en las UCI españolas. Por este motivo, y a pesar de la buena salud de la que goza la medicina intensiva en España, el objetivo es reducir al mínimo estos errores a través del registro de efectos adversos que la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) ha realizado con la colaboración del Ministerio de Sanidad y Consumo.

    "Pretendemos conocer qué efectos adversos se producen en las UCI españolas y, para ello, hemos hecho un pilotaje en cerca de cien hospitales españoles", explica Juan Roca, presidente de Semicyuc, en el marco del 42º congreso de la sociedad y del 33er Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermería Intensiva y Unidades Coronarias (Seeiuc). Según los resultados preliminares del estudio, la medicación, los dispositivos electromédicos y los catéteres endovenosos son los principales causantes de los efectos adversos en las UCI españolas. "Dar una instrucción verbal a la hora de poner una medicación podría confundirse, al igual que registrar una orden de tratamiento en papel; por eso, una de las cosas que ya están en otros programas de calidad es que las órdenes médicas deben estar registradas en sistemas informáticos, de forma que se reduzcan los errores médicos de transcripción", señala este especialista. Del mismo modo, gran parte de los efectos adversos están relacionada con la presencia de accesos vasculares, tubos, sondas, drenajes y catéteres, que incrementan notablemente el riesgo de desarrollar una infección nosocomial. Según Mercedes Palomar, del Grupo de Enfermedades Infecciosas de Semicyuc, "la infección nosocomial cero no es asumible", pero se pueden "reducir las tasas". En este sentido, las soluciones pasan por la elaboración de protocolos asistenciales como el que la Semicyuc ha desarrollado en colaboración con la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) para el manejo y diagnóstico de la sepsis grave.

    Entre los temas abordados en el congreso destaca la utilización de nuevas moléculas en el tratamiento de las intoxicaciones graves. "La medicina moderna va a la búsqueda de nuevos antídotos que fraccionen otras moléculas para hacerlas menos tóxicas, como ocurre en el caso de las carbopeptidasas, que están indicadas para disminuir los efectos tóxicos de los medicamentos oncológicos", explica Emilia Civeira de la Unidad de Toxicología Clínica el Hospital Clínico Universitario de Zaragoza. Junto a este fármaco, destaca el levosimendan, un medicamento inotrópico que está dando buenos resultados en el manejo de insuficiencia cardiaca aguda provocada por tóxicos. "Se utilizaba en insuficiencia cardiaca de otro tipo y lo estamos implantado como tratamiento antídoto en el último año", dice Civeira.

    Instalación de dispositivos de desfibrilación semiautomática

    Cada minuto que pasa un enfermo con parada cardiaca tiene un 7 por ciento menos de posibilidades de sobrevivir; tras diez minutos, las posibilidades son prácticamente nulas. Por este motivo, la Semicyuc está elaborando un informe sobre la instalación de dispositivos de desfibrilación semiautomática, con el fin de homogeneizar las distintas normativas que tienen al respecto las distintas comunidades autónomas. Según Roca, además de los servicios de urgencias y las plantas de los hospitales, lugares públicos como aeropuertos, aviones o centros comerciales deberían disponer de estos dispositivos. Además, "el 80 por ciento de los pacientes que sufren una parada cardiaca lo hace por enfermedad coronaria, lo que quiere decir que se sabe quién puede fibrilar. Por este motivo, los domicilios de las personas con factores de riesgo también deberían contar con estos dispositivos", precisa.

    Gacetamedica.com
     
    Etiquetas:
  2. Pitufita

    Pitufita e-mergencista experimentado

    Buenas tardes a todos, Victor para apoyar tu teoria tengo que comentar que en el Hospital de Galdakao (Osakidetza) ya han empezado con ese protocolo y el jefe de intensivos del hospital a parte de comenzar a formar a todo el personal sanitario y no sanitario del hospital en manejo del DESA han instalado un aparato por planta, un DESA en un ala de la planta y monitor desfibrilador en el otro, para acabar poniendo DESAs en todo el hospital según se vayan estropeando los monitores. Claro está que en todo el hospital menos en servicos especiales
    También han colocado DESAs en la zona de vestuarios del personal, en la puerta de la urgencia, en consultas....colocados todos en las paredes.
    El futuro estará como bien dices en tener en cualquier lugar un DESA a mano.
     
Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.

Comparte esta página

Cargando...