Los iPods hacen que el corazón se salte latidos

arrabal

e-mergencista experimentado
Autor #1
Los iPods hacen que el corazón se salte latidos

Un estudio señala que el resultado podría ser una anomalía peligrosa [SIZE=-1]Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday[/SIZE]

Version para impresión

(FUENTES: Jay Thaker, Okemos High School student, Okemos, Mich.; Edwin Kevin Heist, M.D., Ph.D., cardiac electrophysiologist, Massachusetts General Hospital, Boston; May 10, 2007, presentation, Heart Rhythm Society annual meeting, Denver)

JUEVES 10 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Un estudio reciente halla que escuchar melodías en un iPod puede que sea estupendo para marcar el paso, pero también podría causar estragos a un marcapasos.
Los reproductores de audio digital portátiles causaron anomalías en los marcapasos del 50 por ciento de los pacientes, de acuerdo con un estudio realizado por un estudiante de último año de la escuela secundaria de Michigan que tiene previsto su presentación para hoy jueves en la reunión anual de la Heart Rhythm Society en Denver.
La mayor preocupación es que los marcapasos almacenan el historial de los ritmos cardiacos, dijo Jay Thaker, estudiante de la Escuela Secundaria Okemos, que trabajó junto a varios médicos en la investigación. "Si un médico analiza ese (historial), es posible que crea que el paciente ha tenido ritmos cardiacos anormales", agregó.
Otro peligro es que los pacientes cardiacos pueden ser tratados por afecciones inexistentes, dijo Thaker. "Además, si un iPod impide que un marcapasos realice su función en un paciente que depende por completo de su marcapasos, podría incluso hacer que el corazón se detuviera", advirtió.
Muchos aparatos electrónicos, como teléfonos celulares, electrodomésticos, hornos microondas y cables de alta tensión, pueden producir el mismo efecto. Es por ello que los médicos les dicen a sus pacientes que no coloquen ningún aparato eléctrico sobre su marcapasos.
Para el estudio, Thaker y su equipo de investigación, en el que participaron médicos de la Universidad Estatal de Michigan y de la Universidad de Michigan, colocaron un iPod a dos pulgadas del pecho de 83 pacientes durante cinco a diez segundos. El resultado: la llamada "interferencia telemétrica" ocurrió en el 29 por ciento de los pacientes, y la "detección excesiva" (cuando un marcapasos malinterpreta la función cardiaca) en el 20 por ciento de los pacientes. En un paciente, el marcapasos dejó de funcionar. En algunos casos, se detectó interferencia aún cuando los iPods estaban a una distancia de 18 pulgadas del pecho, halló el estudio.
Thaker reconoció que los pacientes con marcapasos no son los usuarios típicos del iPod. Sin embargo, debido a que los reproductores de audio digital son tan comunes, las personas que tienen marcapasos necesitan estar al tanto del riesgo, apuntó.
"Por lo general, la gente coloca el iPod en el brazo derecho próximo a su marcapasos o en un bolsillo de la camisa. Hay bastantes situaciones en la que el iPod se aproxima al marcapasos, más cerca de lo que deseáramos", dijo Thaker, cuyo padre es un electrofisiólogo y su madre una doctora. Thaker espera ingresar en la facultad de medicina.
El Dr. Edwin Kevin Heist, un electrofisiólogo cardiaco del Hospital General de Massachusetts, está de acuerdo en que los iPods pueden representar un peligro para los pacientes con marcapasos.
"Está claro que los iPods pueden afectar la función del marcapasos", aseguró Heist. "Existe la posibilidad de una reacción grave, como pérdida del conocimiento".
Heist declaró que recomienda a sus pacientes que pueden usar cualquier aparato doméstico, incluidos teléfonos celulares y iPods, pero que no lo deben colocar encima del marcapasos. "Los pacientes que tienen un marcapasos pueden usar un iPod de manera segura, pero no deben ponerlo encima de su aparato", dijo.
Los iPods pueden también constituir un problema para los pacientes con marcapasos-desfibriladores implantados, destacó Heist. "Existe la posibilidad de un choque inapropiado", señaló. "Los choques son bastante dolorosos y traumáticos para los pacientes".



Noticia de:http://www.healthfinder.gov/news/newsstory.asp?docID=604536
 
#2
Joer macho... chapeau para el chaval que con 17 años!!! ha hecho este estudio. Va a ser un pedazo de médico e investigador...

Me quedo impresionado pero de verdad...
 

tanidya

e-mergencista experimentado
#3
Al hilo de este post, os añado otro riesgo para los usuarios del famoso IpOd


Los riesgos de un iPod bajo la tormenta



Un rayo en una tormenta húngara


MADRID.- Las tormentas suelen disuadirnos de utilizar el teléfono o de encender la televisión. La revista 'The New England Journal of Medicine' advierte esta semana de los riesgo de utilizar otro aparato electrónico bajo los relámpagos: un iPod.

"Aunque el empleo de un dispositivo como un iPod puede no aumentar las posibilidades de ser alcanzado por un rayo, en este caso la combinación del sudor y los auriculares de metal dirigieron la corriente a la cabeza del paciente y a través de ella", relatan los autores de una carta publicada en la revista médica, donde relatan este curioso caso.

Eric J. Heffernan y sus colegas, del Hospital General de Vancouver (Canadá), recibieron en su servicio de urgencias a un hombre que había sido alcanzado por un rayo.

El paciente había salido a correr con su iPod cuando un relámpago cayó en un árbol cercano. "Aunque la gente puede ser alcanzada directamente por un relámpago, es más común que la corriente salte a la persona desde un objeto cercano, como un árbol", aclaran los médicos canadienses.

Según los testigos, el rayo le desplazó dos metros y medio. Cuando llegó al hospital de Vancouver, el corredor presentaba quemaduras de segundo grado en el pecho y la pierna derecha. Además, "dos quemaduras lineares se extendían a lo largo del pecho anterior, el cuello y los lados de la cara, acabando en el conducto auditivo externo en ambos lados de la cara", escriben los médicos canadienses. La lesión coincidía con los auriculares del reproductor musical.

Además, las membranas del tímpano estaban rotas y tenía un severo déficit auditivo. Las perforaciones suelen ser comunes en pacientes que han sido alcanzados por un rayo, pero no las otras lesiones auditivas.
"Debido a la elevada resistencia de la piel, los rayos a menudo se transmiten hacia exterior del cuerpo. Sin embargo, el sudor y los objetos metálicos en contacto con la piel pudieron interrumpir la salida del rayo, llevando al flujo interno de la corriente", explican los investigadores.

"La posibilidad de una pérdida de oído permanente debido al uso prolongado de equipo estéreo, como un CD portátil o reproductores MP3, a altos decibelios ha sido bien descrita en la literatura. Nosotros recientemente, nos dimos cuenta de un riesgo adicional, aunque poco común, relacionado con el empleo de estos aparatos", concluyen.

www.elmundo.es
 

Juan Luis

e-mergencista experimentado
#5
Entiendo que la probabilidad de que nos alcance un rayo aumenta con cualquier reproductor con auriculares, no sólo con los iPods ¿no os parece?
 
Arriba