Los inhibidores de la proteasa se asocian con mayor riesgo de infarto.

Tema en 'Charlemos sobre urgencias y emergencias' comenzado por Víctor, 28 Abr 2007.

  1. Víctor

    Víctor e-mergencista experimentado

    Los inhibidores de la proteasa se asocian con mayor riesgo de infarto

    Los sujetos sometidos a tratamiento antirretroviral tienen más riesgo cardiovascular. Un estudio que se publica hoy en The New England Journal of Medicine indica que los inhibidores de la proteasa se asocian a IAM.​

    DM Nueva York
    26/04/2007
    La exposición a inhibidores de la proteasa se asocia con un aumento del riesgo de infarto agudo de miocardio, que se explica en parte por la dislipemia. El grupo de estudio DAD, de efectos adversos de los antirretrovirales, no ha encontrado efectos con los inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de los nucleósidos, pero el número de sujetos estudiados tratados con estos fármacos es menor que los que siguen tratamientos con inhibidores de la proteasa.

    Los resultados del estudio, coordinado por Jens D. Lundgren, de la Universidad de Copenhague, se publican hoy en The New England Journal of Medicine.

    Ya se había demostrado una asociación entre terapia antirretroviral y riesgo de infarto de miocardio, pero no estaba claro si esta asociación difería según los antirretrovirales. Por eso, se ha llevado a cabo un estudio para investigar la asociación entre la exposición acumulada a los inhibidores de la proteasa y a los inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de los nucleósidos con el riesgo de infarto agudo de miocardio.

    Se analizaron los datos de febrero de 2005 y se revisaron 23.437 pacientes infectados con el VIH. Se calculó la incidencia de IAM durante el seguimiento y la asociación entre los inhibidores de la proteasa y los inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósidos.

    De los 94.469 pacientes-año en observación, 345 sufrieron un infarto agudo de miocardio. La incidencia aumentó de 1,53 por cada mil persona-año en los que no estaban expuestos a inhibidores de la proteasa a 6,01 persona-año en los tratados con estos fármacos durante más de seis años.

    Ajuste de factores
    Después de ajustar el tiempo de exposición a otra clase de fármacos y establecer los factores de riesgo cardiovascular, excluyendo los niveles de lípidos, el riesgo relativo de infarto al año para la exposición a inhibidores de la proteasa fue de 1,16 (95 por ciento de intervalo de confianza, 1,10 a 1,23), mientras que el riesgo relativo por año de exposición a inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de los nucleósidos era del 1,05.

    Tras ajustar los lípidos se redujo el efecto de la exposición para cada clase de fármaco: un 1,10 (95 por ciento de intervalo de confianza, de 1,04 a 1,18 ) y un 1,00 (95 por ciento de intervalo de confianza, de 0,93 a 1,09), respectivamente.

    '(N Engl J Med 2007; 356: 1.723-1.735)'.

    El doble de factores de riesgo
    El equipo de Steven Grinspoon, de la Unidad de Neuroendocrinología del Hospital General de Massachusetts, en Boston, ha confirmado que los sujetos con infección por VIH tienen un riesgo mayor de infarto agudo de miocardio. Los resultados del estudio se publican en la edición electrónica de Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.

    El estudio muestra una mayor tasa de infarto agudo de miocardio y de riesgo cadiovascular en pacientes infectados por el VIH si se comparan con los no infectados. "Nuestros datos indican que se deben analizar los factores de riesgo cardiovascular en los VIH positivos y desarrollar programas para modificar esos riesgos", ha apuntado Grinspoon.

    Los sujetos infectados por el VIH desarrollan alteraciones metabólicas, como variaciones en los niveles de lípidos, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2 y cambios en la distribución de la grasa. Los pacientes con tratamiento antirretroviral pueden tener mayor riesgo cardiovascular, pero no se ha estudiado específicamente si realmente sufren más infartos.

    Después de comparar los datos de 4.000 pacientes infectados, se determinó que los IAM eran más frecuentes en los seropositivos, puesto que los factores de riesgo cardiovasculares se duplicaban en este grupo, y en las mujeres se triplicaban. Por eso, "es necesario manejar la enfermedad cardiovascular en los seropositivos".

    DiarioMédico.com
     
    Etiquetas:

Comparte esta página

Cargando...