Los disparos a un piquete crispan aún más el conflicto de las ambulancias

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Padiola

e-mergencista experimentado
Autor #1
El incidente fue protagonizado por la mujer de un empresario del sector, que fue detenida.

La tensión entre los sindicatos y los empresarios del sector de las ambulancias subió ayer un escalón más. Hasta el punto de que un piquete de unos 40 trabajadores que se concentraron delante de la empresa de ambulancias de Ponteareas fueron recibidos por disparos. Al parecer, y según los testigos, la mujer del empresario se escondió detrás de un bidón con un arma de balines y comenzó a disparar hasta que fue detenida por agentes de la Guardia Civil, que estaban escoltando la manifestación.

Este y otros incidentes, así como la reunión del lunes que para las organizaciones sindicales «no fue nada oportuna y enrocó el conflicto», amenazan con mantener la huelga de ambulancias durante las ocho jornadas que aún están convocadas. Con los ánimos encendidos por un encuentro negociador que terminó «como el rosario de la aurora», los incidentes volvieron a sucederse en prácticamente todas las ciudades gallegas. Los problemas con los traslados de los pacientes -retrasos y anulaciones de servicios- se repitieron en los hospitales de Lugo, Ferrol, Pontevedra, Vigo, A Coruña, Cee y Verín.

La Federación Gallega de Ambulancias denunció el incendio de un vehículo en Cangas, una ambulancia nueva aparcada al lado del domicilio del conductor, así como los ya habituales pinchazos y pintadas en Pontevedra, Lugo y Vigo. Los sindicatos realizaron cortes de tráfico en las cuatro capitales de provincia a lo largo de la jornada. En A Coruña, a las doce en punto, los trabajadores del sector cortaron el tráfico en la avenida de Alfonso Molina, una de las más transitadas de la ciudad, provocando retenciones en la entrada y salida del casco urbano. El corte duró exactamente trece minutos, hasta que la Policía Local dispersó a los trabajadores. En Lugo, el corte de tráfico se hizo en la ronda da Muralla, provocando también atascos, mientras que en Ourense un grupo de treinta huelguistas cortaron el tráfico en dos céntricas calles de la ciudad.

Patronal y sindicatos manifestaron ayer sus escasas esperanzas de que el conflicto llegue a buen puerto, al menos durante esta semana. Según las organizaciones sindicales, en la reunión convocada por el Consello Galego de Relacións Laborais, la patronal se presentó «con la misma propuesta de hace quince días», mientras los empresarios aseguran que añadieron una tercera paga durante el año 2009.

(Lugar: la voz | redacción)
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba