Los cadáveres no provocan epidemias en caso de desastre

emrcia

Administrador
Miembro del equipo
Autor #1
Los cadáveres no ocasionan epidemias en casos de desastres
Washington, D.C., 23 de septiembre de 2004 (OPS)—Las epidemias no ocurren espontáneamente después de un desastre y los cadáveres no conducen a brotes de enfermedades, asegura la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
http://www.paho.org/Spanish/DD/PIN/ps040923.htm
 

Eusebio

e-mergencista experimentado
#3
La verdad es que yo en temas sanitarios no sé casi nada, pero me ha roto los esquemas que tenía entre otras cosas por lo que dice Javier, por ejemplo.

Un saludo
 

emrcia

Administrador
Miembro del equipo
Autor #4
La descomposición de los cadáveres no provoca ni tifus ni cólera. Pueden aparecer diarreas en relación con la contaminación del agua, el deterioro de la red de alcantarillado, y muchos otros problemas. Buscar, recoger y enterrar los cadáveres no es la solución de este asunto, aunque hay que hacerlo. Pero no es una prioridad, centrarse demasiado en esto hace que se empleen medios preciosos que pueden ser necesarios en otras áreas, aparte de los argumentos que aporta la OPS, que reproduzco a continuación:
Los cadáveres no ocasionan epidemias en casos de desastres

Washington, D.C., 23 de septiembre de 2004 (OPS)—Las epidemias no ocurren espontáneamente después de un desastre y los cadáveres no conducen a brotes de enfermedades, asegura la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Cuando se asocian cadáveres con epidemias, muchas veces las autoridades tienden a tomar decisiones erróneas, como hacer entierros masivos, aseguran expertos de la OPS. Las consecuencias de estas decisiones son dramáticas y se suman a las del propio desastre.

Este tema de salud salió a la luz a partir de la información de la Dirección de Protección Civil de Haití, en donde se reportan más de 1.013 muertos y un número mayor de desaparecidos luego de las inundaciones provocadas por el paso de la tormenta tropical Jeanne.

Para enfrentar las consecuencias de los últimos desastres, la OPS y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han movilizado equipos de coordinadores de desastre, médicos, ingenieros civiles y sanitarios, expertos de sistemas de salud y personal de manejo de suministros, a las Bahamas, Barbados, las Islas Caimán, la República Dominicana, Granada, Haití y Jamaica, y ha movilizado personal situado en Cuba y en Panamá. La OPS también ha apelado a la comunidad internacional a que ayuden y está coordinando los envíos de los suministros vitales mediante su Sistema de Manejo de Suministros Humanitarios (SUMA).

"Lamentablemente seguimos siendo testigos del empleo de fosas comunes y de cremaciones masivas para una rápida disposición de los cuerpos, a partir de mitos y creencias de que los cadáveres representan un alto riesgo como focos de epidemias", explica la Dra. Mirta Roses Periago, directora de la OPS, en la introducción del libro Manejo de cadáveres en situaciones de desastres. Los agentes que causan enfermedades contagiosas no sobreviven mucho tiempo en un cuerpo muerto.

Además, agrega Roses, "lo más grave es que estas acciones se realizan sin respetar los procesos de identificación ni preservación de individualidad de los cuerpos, lo cual no sólo contraviene las normas culturales y las creencias religiosas de la población, sino que genera consecuencias sociales, psicológicas, emocionales, económicas, legales y jurídicas sobre la herencia, que agravan los daños originalmente ocasionados por el desastre".

Según el texto Asistencia Humanitaria en caso de Desastres. Guía para proveer ayuda eficaz, publicado por la OPS, es esencial "realizar un manejo de cadáveres de manera que se pueda identificar posteriormente a las víctimas".

"Cuando no se identifican adecuadamente los cuerpos, los cónyuges o los descendientes pueden quedar perdidos en un limbo legal", asegura el Dr. Claude de Ville, ex jefe del Programa de Desastres de la OPS, autor del editorial de la edición de mayo de la Revista Panamericana de Salud Pública. "Esto -agrega- puede contribuir a desarrollar trastornos mentales asociados al desastre y a problemas posteriores en la rehabilitación".

"También ocurre que estos entierros compulsivos incrementan la falta de credibilidad de las autoridades", afirma el Dr. Jean Luc Poncelet, jefe del Área de Preparativos y Socorro en casos de Desastre de la OPS.

La Organización ha elaborado una serie de recomendaciones para que esta reacción innecesaria y altamente negativa se revierta. Algunas de ellas son:

Dar todas las facilidades para que la ciudadanía tenga acceso a los cuerpos, así como prestar la ayuda posible para la disposición final.
Las inhumaciones deben hacerse de forma tal que permitan la recuperación posterior de los cadáveres. Por eso hay que evitar bajo cualquier circunstancia que se someta a los cuerpos a entierros en fosas comunes y a cremaciones en masa.
Tomar en cuenta las creencias culturales y religiosas de las poblaciones afectadas, aún cuando no se conociere la identidad del fallecido, respetando las creencias del lugar de la tragedia.
Difundir información que no existe riesgo de epidemia por la presencia de cadáveres. El cadáver posee incluso menor riesgo infecto-contagioso que una persona viva infectada.
Evitar someter al equipo de rescate y a la población en general a campañas masivas de vacunación contra enfermedades que supuestamente transmiten los cadáveres.
La identificación de un gran número de cadáveres es una cuestión técnica que se lleva a cabo independientemente de su número si se actúa conforme a los procedimientos. El no hacerlo de esta manera genera consecuencias jurídicas y repercusiones de largo plazo.
 

Eusebio

e-mergencista experimentado
#5
Pues alguien vá a tener que difundir el estudio ...

Hoy mismo acabo de oír en televisión que la primera medida a adoptar era el enterramiento o cremación de los cadáveres para evitar las epidemias, más concretamente el tifus y el cólera...

Con informaciones así no me extraña que los que no somos personal médico nos sintamos confusos...

Un saludo
 

Johnny B.

e-mergencista experimentado
#6
Entre los mitos mas difundidos por la prensa están:

:arrow: Los cadaveres amontonados generan pestes: Falso. Los cuerpos humanos NO son reservorios de enfermedades. Se deben de dar sepultura por motivos de disminuir el impacto psicológico que da ver tanto cadaver, ademas de los malos olores y moscas.

:arrow: La ayuda internacional debe llegar YA, no importa qué sea o el estado de la misma. Falso: Los países amigos deben esperar que el afectado solicite la ayuda y esta debe ser de calidad, pués muchas veces (asi lo demuestra la historia) la ayuda que llega no es necesaria y esto determina desperdicio de recursos del país afectado el recibir, seleccionar y embodegar esta "ayuda". En caso de recurso humano lo ideal es que este sea autosuficiente en hospedaje y alimentación para no convertirce en una carga mas para el dificil manejo de la emergencia.

:arrow: Los residentes afectados son vagos: FALSO: Ellos son la primer respuesta ante la emergencia.

:arrow: Los residentes aprovechan la oportunidad para hacer saqueos. FALSO: Si bien se dan casos aislados (como siempre) los desastres sacan lo mejor de las personas, aún cuando normalmente se haya sido un maleante.

Asi hay muchos mitos, usualmente difundidos por las ansias de vender noticia.
 

Eduardo Abadía ISIS

e-mergencista experimentado
#8
La verdad es que no entiendo cómo se ha podido difundir tanto el mito de que los cadáveres transmiten epidemias de enfermedades cuando ahora resulta y se demuestra que es categoricamente falso.

Es curioso.. supongo que tendrá mucho que ver con las ideas de muerte que se transmiten culturalmente y el miedo, pánico, pavor que engendra y siempre ha engendrado por lo menos en nuestra cultura occidental la idea de la muerte.
 
#9
Estoy de acuerdo con vosotros en que la ayuda debe ser coordinada y efectivamente todas las experiencias anteriores demuestran que generalmente se entorpece mas que se ayuda. Nunca se me olvidara el comentario que escuche de unos afectados tras una catástrofe hace unos años, en que se, aunque daban las gracias por la ayuda recibida, comentaban que de nada les servia la comida si no tenian dónde prepararla, pues nadie enviaba calderos, sartenes..... Da que pensar no os parece?
 

Johnny B.

e-mergencista experimentado
#10
Para el terremoto en el Atlántico de Costa Rica en el 91, la zona Indígena fue levemente afectada, pero se les envió leche en polvo y otros alimentos a los que no estaban acostubrados y abarrotaron los centros de atención médica con cuadros diarreicos agudos.
 

jlorente

e-mergencista experimentado
#12
Me acabais de dar una leccion dobre catastrofes grandisima, en los cursos a los que he asistido no se tocan estos temas para nada y son interesantismos, gracias.
 

Johnny B.

e-mergencista experimentado
#13
OK, lo siento Luis, me emocioné :oops:

:arrow: Otro mito, aunque este no se aplica en zonas de inundación durante la crisis, es creer que es necesario evacuar a "todas" las familias.

En realidad, el sentido de pertenencia debe respetarce y tratar de ubicar en tiendas o carpas los núcleos familiares dentro o cerca de su propiedad. Esto también ayuda al cuido de lo que dejo el desastre.

:arrow: Otro mas: Creer que al afectado se le debe dar todo. Esto se ve en las tomas graficas donde los afectados estan recostados esperando que les sirvan. Lo recomendable es asignarles responsabilidades en las tareas propias de los albergues o comunidades. Muchas veces se habla de los niños que no deben dejarse solos, por eso se debe asignar un área de guardería donde personas de la misma comunidad se hagan cargo de cuidarlos mientras los padres realizan sus labores.
 

Anonymous

e-mergencista experimentado
#14
Recomendaciones para el manejo de cadáveres en catástrofes

Buscando más información he encontrado estas recomendaciones, que reproduzco:

Normas preparadas por las divisiones técnicas de la Organización Panamericana de la Salud.


Manejo de Cadáveres en Casos de Desastres Naturales

A pesar de que el número de muertos provocados por algunos desastres naturales tales como huracanes, inundaciones estacionales y erupciones volcánicas tiende a disminuir gracias a sistemas de alerta e información más eficientes, y un mejor grado de preparación de la comunidad, todavía existen ocasiones como en los grandes huracanes de 1998 y los terremotos donde el número de víctimas mortales es aún muy alto.

La existencia de gran cantidad de cadáveres luego de un desastre natural, crea incertidumbre y temor en la población en general, este temor es exacerbado por las inexactas informaciones que transmiten los medios de comunicación social sobre el peligro de epidemias que representan los cadáveres. Frente a este problema que tiene que ver con factores sociales, culturales y de salud, se deben adoptar medidas nacionales con respecto a las costumbres de la población. El problema es político y social y no de salud.

Principio básico: Los cadáveres de víctimas que murieron a causa de traumatismos causados por el desastre no representan un riesgo de epidemias. El riesgo mayor es transmisión de enfermedades gastrointestinales no específicas cuando cadáveres, animales o huesos contaminan de manera masiva las fuentes de agua.

Qué hacer:

- Informar que el riesgo de brotes epidémicos como cólera, tifoidea, etc. por cadáveres que murieron por efecto del desastre son mínimos. Este riegso es inexistente cuando los cadáveres son enterrados en un deslizamiento de terreno o en derrumbes.

- Recordar que la prioridad es atender a los sobrevivientes y restablecer los sistemas de atención de salud a la brevedad.


- Promover la identificación y registro apropiado de los cadáveres, incluyendo la extensión de un certificado de defunción.


- Promover la entrega de los cadáveres a sus familiares, de manera que reciban el tipo de entierro más adecuado y respetar los deseos y costumbres sociales de las familias.


- Alentar el manejo cuidadoso de los cadáveres por parte de los cuerpos de socorro para evitar riesgos de contaminación por mal manejo sanitario.

Qué no hacer:

- Promulgar legislación de emergencia sobre el manejo de cadáveres.

- Promover la cremación colectiva de cadáveres ya que técnicamente, es una tarea difícil e inútil.

- Alentar entierros en fosas comunes sin identificación
 

Anonymous

e-mergencista experimentado
#15
Mitos y realidades en el manejo de cadáveres en desastres

MITOS Y REALIDADES DEL MANEJO DE CADÁVERES

M: Los desastres provocan muertes al azar.
R: Los desastres afectan más gravemente a las zonas geográficas más vulnerables(de alto riesgo) que es generalmente donde se asientan las poblaciones más
pobres.


M: La forma más rápida de disponer de los cadáveres y evitar la propagación de enfermedades es enterrarlos en fosas comunes o cremarlos, con lo que la población se sentirá aliviada.
R: La población se sentirá más tranquila y podrá llevar mejor el dolor de la pérdida de sus seres queridos si siguen sus creencias y ritos religiosos y saben que existe la posibilidad de identificarlos y recuperarlos.

M: Después de un desastre, los cadáveres siempre provocan epidemias.
R: Los cadáveres no provocan epidemias en casos de desastre.

M: Es mejor restringir la información acerca de la magnitud de la tragedia.
R: La restricción de información fomenta la desconfianza entre la población, creando conductas erróneas e incluso violencia.

M: Es imposible identificar gran cantidad de cadáveres después de una tragedia.
R: Siempre existen condiciones que permiten la identificación de los cuerpos o partes de éstos.

M: La técnica de ADN para la identificación de cadáveres no es accesible aún para la mayoría de los países por su alto costo y por el alto nivel tecnológico necesario.
R: Esta técnica se está convirtiendo rápidamente en un método accesible a todos los países. Además, en casos de grandes desastres, la mayoría de países pueden apoyar con recursos económicos y tecnológicos, entre ellos, con la técnica del ADN.
 

Anonymous

e-mergencista experimentado
#16
Aqui no hay quien se aclare

Como no salgo de la extrañeza que me ha provocado esa noticia, he seguido buscando información, y ya no se que pensar:



Los expertos advirtieron sobre el riesgo de epidemias y pidieron a la población que se mantenga alejada de la costa ante el temor a nuevas olas gigantes. Ahora la mayor amenaza para los supervivientes son las enfermedades, por lo que ya se están enterrando a muchas víctimas en fosas comunes.

"La mayor amenaza (...) es de la extensión de infecciones a través de la contaminación del agua potable y de los cuerpos en descomposición que dejen las aguas", declaró Jamie McGlodrick, del OCHA (Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios) en Ginebra
.
 

JORGE SECO

e-mergencista experimentado
#17
*La OMS advierte que las enfermedades podrán causar tantas muertes como el maremoto.*

*Las condiciones sanitarias hacen creer la aparición de epidemias*

* La ONU teme que la aparición de epidemias dupliquen los muertos*

Creo que algo falla. Estas noticias las leo en todos los periódicos de tirada nacional y autonómica.
 

ARTURO

e-mergencista experimentado
#18
Realmente es interesantisimo lo que se esta tratando, creo que es un tema que debido a su poca ocurrencia es desconocido por muchos de nosotros, es de esperar que a nivel de las instituciones rectoras en esta catastrofes se tomen medidas de acuerdo a bases cientificas y no a supuestos, tambien considero un punto importantisimo algo mencionado por Javier en el sentido de las inmensas secuelas sicologicas para los familiares de los desaparecidos en el sentido de tener a sus seres queridos en esa condicion ( que no es lo mismo que muertos), es una herida que no cierra nunca, en mi pais hay muchos compatriotas que debido a otros factores (politicos), sufrieron la desaparicion de sus seres queridos y hoy a mas de treinta años de esos tragicos sucesos es algo que no han podido superar.... tomando como base lo anterior, es inimaginable el dolor de esos paises, cuanto dolor y tragedia, cuantos años les llevara recuperarse economicamente y cuantos años mas les llevara recuperarse de las heridas del corazon.

Saludos.
 

JuanMi

Co-administrador
Miembro del equipo
#19
JORGE SECO dijo:
*La OMS advierte que las enfermedades podrán causar tantas muertes como el maremoto.*

*Las condiciones sanitarias hacen creer la aparición de epidemias*

* La ONU teme que la aparición de epidemias dupliquen los muertos*

Creo que algo falla. Estas noticias las leo en todos los periódicos de tirada nacional y autonómica.
Debemos tener en cuenta que uno de los principales problemas que existe ahora es el agua potable. Si ésta no se suministra en cantidad suficiente (recordemos las dificultades para llevarla a todas las regiones afectadas), la gente intentará buscarla en fuentes naturales (pozos, lagunas, ríos...) que pueden estar contaminadas por los cadáveres en descomposición y aguas residuales (como comenta Luis más adelante :roll: ). Entonces es cuando aparecen las enfermedades gastrointestinales no específicas que, en el entorno donde se desarrollan (asistencia sanitaria inadecuada, disminución de alimentos y agua potable, pacientes con lesiones producidas por el desastre....), pueden llegar a producir una gran morbi-mortalidad.
Pero debemos tener en cuenta algo: la solución de este problema no es enterrar o incinerar los cadáveres, la solución es suministrar el agua potable a la población (o métodos de potabilización del agua, como pastillas de cloro), así como alimentos, ropa y asistencia sanitaria (recursos materiales y humanos). Una vez cubiertas estas necesidades básicas, entonces nos preocuparemos de los cadáveres.
 

emrcia

Administrador
Miembro del equipo
Autor #20
JORGE SECO dijo:
*La OMS advierte que las enfermedades podrán causar tantas muertes como el maremoto.*
*Las condiciones sanitarias hacen creer la aparición de epidemias*
* La ONU teme que la aparición de epidemias dupliquen los muertos*
Creo que algo falla. Estas noticias las leo en todos los periódicos de tirada nacional y autonómica.
Eso es cierto, se esperan epidemias, pero los causantes no son los cadáveres... la prioridad es el agua potable, el alojamiento, etc..
 
Arriba