Los aplausos al Ejército .

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

JORGE SECO

e-mergencista experimentado
Los aplausos al Ejército .


En el lenguaje de los gestos, hubo uno muy significativo. La llegada de los soldados de la Brilat fue recibida con vivas y aplausos por los vecinos y los propios miembros de las brigadas. Ese gesto espontáneo debería provocar una reflexión en la Consellería do Medio Rural, en la Presidencia de la Xunta. ¿A quién se le ocurrió prescindir de la ayuda del Ejército? ¿Por qué despreciar su preparación, disciplina y medios? Nadie lo entiende.

Los héroes anónimos son la gran esperanza .


Son nuestra esperanza. Quizás la única en esta batalla desigual contra el elemento más devastador del cuerpo y del alma de Galicia: el fuego. Cada día, miles de personas hacen el sobrehumano esfuerzo para tratar de frenar la plaga que, cual maldición bíblica, castiga este año a Galicia. Son los miembros de las cuadrillas, bomberos, policías, Guardia Civil, Protección Civil, funcionarios, soldados del Ejército y los propios ciudadanos que sin medios ni equipos luchan denodadamente por evitar que el fuego lo devore todo. Algunos pierden incluso la vida, como el vecino de Campo Lameiro. Su abnegación, sacrificio, solidaridad y amor a la tierra son valores que aún nos mantienen ese hilo de esperanza necesario para no claudicar y proporcionarnos el grado de autoestima colectiva necesaria para seguir creyendo en las instituciones y en las personas que las dirigen, por muy difícil que a día de hoy nos pueda resultar. Son héroes anónimos, desconocidos, que se merecen el homenaje más importante: el del reconocimiento social.

Paisaje bélico

Columnas de humo, fuego por doquier, sirenas de bomberos y ambulancias, cortes en autopistas, carreteras y ferrocarril, aviones y helicópteros que rugen sin cesar sobre nuestras cabezas, conversaciones en voz baja, miedo y, lo peor, tres muertos causados por daños colaterales. Casi como una guerra. Hay tres detenidos, pero ¿quién enciende la mecha? ¿Quiénes lanzan esta ofensiva salvaje que padecemos

http://www.elcorreogallego.com/
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba