Los afectados por el terrorismo beben más y sufren depresion

polvora_PC

e-mergencista experimentado
Autor #1
Estudio sobre la juventud israelí:


Los jóvenes israelíes afectados -directa o indirectamente- por el terrorismo beben más alcohol y sufren síntomas depresivos. Esto se desprende de un estudio realizado por investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalem, donde queda demostrada la relación entre el terror, la depresión emocional y la necesidad de consumir alcohol.
El estudio, 'La exposición al terror y su influencia en el consumo de alcohol y la depresión emocional en los jóvenes', fue dirigido por Miriam Shiff, Rami Benbenishty y Hila Haim-Tzbaig.
Para las investigaciones se trabajó con una población de 1.150 jóvenes de Hertzliya, 997 de Haifa, y 600 de Jerusalem.


De la investigación, realizada con 2.750 jóvenes encuestados radicados en las ciudades de Hertzliya, Haifa y Jerusalem durante los años 2003 y 2004, puede concluirse que la exposición al terrorismo provoca depresión. Una gran cantidad de estos muchachos reconoció haber tenido diversas reacciones emocionales y a una minoría de ellos se le diagnosticó síndrome postraumático.
Por ejemplo, un 83,2% de los jóvenes de Haifa indicó encontrarse "más nervioso" y más asustado "por cada movimiento pequeño" desde los atentados, mientras que un 73,2% admitió asustarse y tener miedo cada vez que piensa en los atentados.
Un 40% de los jóvenes de Haifa y un 50% de los de Jerusalem padecieron "síntomas depresivos que les exponen a las consecuencias de una depresión emocional", advirtieron los investigadores en el informe.
En Jerusalem, más de un 70% de los jóvenes conoce al menos a una persona que estuvo presente en un atentado; un 60% tiene relación con al menos un herido en un atentado, mientras que un 50% perdió a algún conocido en algún acto violento.
Una quinta parte de ellos tuvo algún familiar herido en algún ataque.
La investigación también señala que existe una "relación clara entre el estilo y la fuerza de la exposición al terror (por una parte) y la depresión emocional. Quien estuvo presente en la escena del atentado, muestra una gran depresión", afirma.
 
Arriba