Este sitio usa cookies, propias y de terceros.
Si se continúa con nosotros entendemos que se acepta el uso de cookies.

Los accidentes de tráfico causan el 70% de los TCE

Tema en 'Asistencia inicial al trauma grave' comenzado por Belladonna, 5 Jul 2008.

  1. Belladonna

    Belladonna Super Moderator Miembro del Equipo

    Número 2082 - 5/7 julio 2008

    [​IMG]
    [​IMG][​IMG]
    [​IMG]
    Los accidentes de tráfico causan el 70 por ciento de los traumatismos craneoencefálicos graves en España


    Médicos de Familia han participado en un taller dedicado a cómo actuar ante un accidente de tráfico dentro de las Jornadas de Actualización en Medicina de Familia celebradas en Valencia.


    [​IMG] Valencia, 28/30-06-08. Los accidentes de tráfico causan el 70 por ciento de los traumatismos craneoencefálicos graves en España, según estimaciones del Grupo de Urgencias y Atención Continuada de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC). Se sabe que el 30 por ciento de las muertes son potencialmente evitables con una asistencia adecuada en el lugar del siniestro. Estos percances son la primera causa de muerte en menores de 45 años y son los responsables directos del 67 por ciento de las lesiones medulares. Los médicos de familia participan en un taller dedicado a cómo actuar ante un accidente de tráfico dentro de las Jornadas de Actualización en Medicina de Familia, que se han celebrado en Valencia organizadas por la Sociedades Española y Valenciana de Medicina de Familia y Comunitaria.

    Los traumatismos por accidente son uno de los problemas más frecuentes que atienden los médicos de familia que trabajan en un servicio de Urgencias.. Los especialistas en Medicina de familia constituyen el 90 por ciento de las incorporaciones a los servicios de urgencias de los últimos diez años. El 50-60 por ciento de las urgencias hospitalarias son atendidas por especialistas en Medicina de familia y comunitaria. El 92 por ciento de las personas que son asistidas en un servicio de urgencias recibe un seguimiento posterior en su centro de salud.

    La semFYC cuenta con un documento con pautas o consejos a tener en cuenta frente a un posible accidente de tráfico. Esta obligación se puede extrapolar a casi cualquier situación, siempre y cuando esto no entrañe riesgos para el sujeto. “Y puesto que tenemos esta obligación lo mejor es estar preparado para afrontarla de la manera más exitosa posible”, aseguran fuentes de esta sociedad.

    Los médicos de familia aconsejan en primer lugar alertar a los profesionales llamando al 112 o al número de emergencias de nuestra región para facilitar todos los datos que ellos soliciten. Si es preciso actuar, es imprescindible seguir una serie de consejos. Estos son algunos de ellos:
    · Llevar chaleco reflectante.
    · Estacionar el vehículo como mínimo a quince metros del siniestro con fácil acceso y donde no obstaculice la circulación. Y mejor hacerlo sobrepasado el accidente, para que los desplazamientos hacia el mismo sean en sentido contrario al de la circulación.
    · Colocar señales de peligro entre cincuenta y ciento cincuenta metros.
    · Prestar atención en la escena a los letreros e indicaciones de productos tóxicos que podemos encontrar (camiones volcados, fábricas y almacenes con pinturas o productos químicos, etc.).
    · Apagar el motor de los vehículos accidentados y desconectaremos la batería si no han llegado los cuerpos de seguridad.
    Si en el accidente de tráfico hay llamas, los consejos son:
    · Estacionar el vehículo a una distancia superior a 50 metros.
    · La aproximación se realizará en la dirección del viento y lateralmente a la columna de humo.
    · En caso de vehículo incendiado, no debe abrirse el capó y quitar el tapón del tanque de la gasolina para evitar la explosión.
    · Si se utiliza un extintor hay que dirigir el chorro a la base de las llamas.

    Respecto a la movilización del paciente con trauma grave, el ciudadano debe saber que toda persona que sufre un trauma grave tiene una lesión cervical hasta que no se demuestre lo contrario. Algo que, según los expertos, debe ser tenido en cuenta al acercarse a la persona lesionada hasta que llegue el dispositivo sanitario, ya que sólo en el hospital se descartará definitivamente la lesión cervical.

    Otro factor clave en la movilización de estos pacientes es evitar que tenga obstruida la vía aérea. De hecho, la causa más frecuente de muerte evitable en los traumatismos graves es la obstrucción de la vía aérea producida por el deslizamiento hacia atrás de la lengua, cuando existe una disminución del nivel de conciencia y el paciente se encuentra tumbado hacia arriba. Se abre la vía aérea realizando la maniobra frente-mentón. A este respecto los médicos subrayan que debe suponerse que una persona inconsciente presenta una obstrucción de la vía aérea por caída de la lengua y obstrucción de la faringe. Cuando está garantizada la entrada de aire, el siguiente paso es comprobar que el paciente respira. Si hubiera una situación de parada cardiorrespiratoria se debe proceder de inmediato con la reanimación cardiopulmonar.

    La causa más frecuente de mal estado circulatorio es la perdida de volumen sanguíneo por hemorragia interna o externa. En caso de hemorragia externa, se aconseja identificar los puntos sangrantes y aplicar compresión directa local. Es muy importante prevenir y evitar la hipotermia, tapando y calentando al accidentado, ya que la hipotermia puede producir un importante deterioro del estado circulatorio. Otros pasos fundamentales en el manejo de estos pacientes es comprobar si se encuentra consciente y controlar la hipotermia, ya que ésta última empeora su estado. Por eso se aconseja taparle con ropa para evitar que se enfríe.

    Los especialistas subrayan que en los pacientes graves la población general no debe realizar ninguna maniobra de movilización; en estos casos, el ciudadano debe controlar que no muevan el cuello, tranquilizar al paciente y pedir ayuda aportando la mayor cantidad de datos posible.

    Si las circunstancias obligan a movilizar y trasladar al paciente, debe hacerse como si éste fuera un solo bloque de cabeza-tronco-extremidades. Las normas básicas para la prevención de lesiones en columna y articulaciones son:
    · Aproximarse al máximo al peso a levantar manteniendo los codos pegados al cuerpo, el peso se eleva con las palmas.
    · Flexionar las rodillas y agacharse en vez de doblar la columna para levantar un peso; la columna debe permanecer en posición vertical.
    · Si se moviliza un paciente entre varias personas los movimientos han de estar coordinados y dirigidos por un líder.
    · De pie separar las piernas adelantando la derecha.
    · Con la carga nunca efectuar giros de cadera o rodilla, mover el pie delantero para ello.
     
    Etiquetas:
  2. franko20

    franko20 e-mergencista nuevo

    creo que en una colisiòn es muy importante tener en cuenta la cinematica del trauma y mirar las posibles complicaciones del paciente, porque el tec tambien puede ir de la mano de un trauma raquimedular y posiblemente segun el accidente un trauma de torax. Para esto es muy importante hacer una anamnèsis muy completa y saber distinguir su posible trauma y complicaciòn.
     

Comparte esta página

Cargando...