Lo 2.0 nos hace pensar distinto

emrcia

Administrador
Miembro del equipo
Autor #1
No nos damos casi cuenta, pero mucho ha cambiado en apenas 15 años. Tenemos la información en la punta de los dedos, no tenemos casi ni que memorizar: ¡es tan sencillo escribir "dosis de dopamina" en google!.

Pero es información a menudo es incompleta, incorrecta, banal, copiada de una copia de una copia, sin referencias bibliográficas.

Estamos atados a Facebook, a twitter, al correo electrónico... todo el día enredados en un peloteo contínuo: lanzo una propuesta, mensaje, foto, enlace y dedico el resto de la tarde a comprobar sus resultados en mi entorno. Nunca tuvimos tanta información que nos enterrara tanto.

Pero además internet (y por contagio también la prensa) hace que la información se resuma en unos pocos puntos: 7 formas naturales de reducir la tensión, 5 métodos de ventilar a un paciente...

Síndrome del Decálogo: “Desde Moisés ha habido una tendencia a “descargarse” listas que resuman la sabiduría en unos pocos puntos. El problema es que la red lo ha convertido en norma. Ahora, años de estudio y experiencias pueden resumirse en cinco o diez frases que convierten lo complejo en simple y mecánico. Eso está transmitiendo la idea de que todo es sencillo y sólo hay que aplicar recetas. De este modo, cualquier cosa más extensa o que obligue a pensar suele ser descartada”.
Así no es raro que ahora los periodistas hagan su trabajo, reflejen su visión del mundo y de lo que en él ocurre en 140 caractéres. Si son más... no cabe, no sirve.

Estoy acostumbrado a tratar con alumnos que saben un par de definiciones y una lista de causas de enfermedad y con eso creen dominar un tema. La realidad a menudo es compleja, pero si la vemos compleja entendemos que simplemente está mal explicada y procedemos a buscar otra fuente más fácil.

Y lo siguiente ha sido el
Síndrome de la Infografía. [...] una derivada de los decálogos –que facilita que puedan hacerse muchas cosas– es la de convertirlo todo en imágenes: “Estamos retrocediendo a Atapuerca y convirtiéndolo todo en dibujos e imágenes simples. Si puedes sustituir un decálogo por una infografía o por una imagen en Pinterest te lo agradecerán quienes van picoteándolo todo de forma tan compulsiva como superficial”.
Recomiendo leer:
Ser ‘multitarea’ puede volverte idiota,Empleo, expansion.com
 

M Casado

e-mergencista experimentado
#2
Respuesta: Lo 2.0 nos hace pensar distinto

A todo lo anterior mencionado por ermcia hay que añadir que el soporte en el que está la información es complejo, vulnerable y necesita cantidades ingentes de gigawatios para mantenerlo en linea, en ese aspecto somos vulnerables: Digital dark ages

Somos unos ciborgs nostalgicos, y la red parece que cambiara nuestro cerebro, puede que en un futuro no muy lejano dispondremos de conexión neural a esa red, y ese futuro será un lugar muy muy extraño ...
 
Última edición:

JuanMi

Co-administrador
Miembro del equipo
#3
Respuesta: Lo 2.0 nos hace pensar distinto

A propósito de la extrema dependencia del correo electrónico en el trabajo diario, ¿conocéis la figura del jefe jugador de paddle?

Os lo cuento: es el típico “responsable” de servicio que, como buen jugador de paddle, se dedica a devolver la pelota al contrario intentando que ésta nunca caiga en su campo.
Me explico: el jefe paletero o experto en paddle lo primero que hace cuando llega al curro es llenar una taza de café (hecho por otro compañero de trabajo) y sentarse en la mesa de su despacho (me refiero a la silla que está frente a la misma y que ya tiene la forma de su trasero, incluyendo las hemorroides), saboreando dicho café mientras inicia sesión en Windows y el correo actualiza su bandeja de entrada.
Una vez hecho esto, empieza el partido….perdón, quise decir la jornada de trabajo.
Su táctica es abrir cada correo que hay en su bandeja de entrada y colocárselo a alguien para que resuelva el asunto planteado, exactamente igual que cuando te llega la pelota en un partido de paddle y tu único objetivo es darle con la paleta antes de que caiga en tu campo, intentando, a toda costa, que caiga en el campo del contrario.

Ejemplos:

Correo 1:
- Asunto.: tenemos un problema con la limpieza de la sala de curas. Cuando se produce una contaminación del suelo por fluidos orgánicos, no contamos con recursos para la limpieza y desinfección adecuada de la misma de inmediato para poner operativa la sala cuanto antes.
- Acción: se devuelve el correo al mismo que plantea el problema diciendo “Contacta con el servicio de limpieza y que busquen una solución”

Correo 2:
- Asunto: pensamos que la sala de descontaminación debería tener un extractor más potente para que la presión negativa de la sala sea mayor en relación a las salas contiguas y que los gases tóxicos se eliminen de dicha sala cuanto antes.
- Acción: se devuelve el correo al mismo que hace la propuesta diciéndole “Tienes razón. Contacta con el departamento de instalaciones y coméntales lo mismo que a mí”

Correo 3:
- Asunto: creemos que el procedimiento de actuación en caso de accidente con múltiples víctimas en la fábrica no es el adecuado. Se debería revisar y crear uno nuevo en coordinación con los servicios externos
- Acción: se envía el correo al responsable médico y de enfermería con copia al que plantea el asunto, diciendo “ estudiad el tema, convocad reuniones con los servicios externos y cread un nuevo procedimiento, informándome de los avances en el mismo”

Así uno tras otro, de forma que atiende todos los problemas planteados en el servicio sin implicarse directamente en ninguno de ellos y sin tomar una decisión significativa en los mismos. Bendito correo electrónico. Qué haría sin él.

Al final de la jornada, cierra el correo y se va a casa pensando: “Otro partido ganado. Todas las pelotas están donde deben estar, o sea, en el campo contrario8)


Ole sus cohone. Y el que no esté de acuerdo, que se chinche.
 
Arriba