La Guardia Civil presenta la unidad NRBQ de Madrid, preparada para afrontar atentados y sabotajes

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

polvora_PC

e-mergencista experimentado
Autor #1
MADRID.- La Guardia Civil ha presentado la Unidad de Primera Intervención (UPI) NRBQ de Madrid, que estará especialmente preparada para afrontar sabotajes, atentados terroristas y otras situaciones que impliquen el uso de agresivos nucleares, radiológicos, químicos o bacteriológicos.


El director general de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche, presidió en el Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada de Valdemoro la presentación de esta unidad en Madrid, que ya funciona en Zaragoza y Sevilla.

Un total de 40 guardia civiles, que han recibido desde el pasado 11 de marzo formación específica sobre esta especialidad, se integrarán en esta UPI en Madrid.

En los anteriores cursos, 100 efectivos han ido recibiendo formación para el desarrollo de los cometidos de especialistas en esta materia, agentes que se han incorporado a las UPI ya establecidas anteriormente.

Según explicó el teniente coronel Luis Escalada, jefe de la Unidad Técnica de NRBQ, la UPI es la unidad "funcional e inmediata" que en un momento determinado tiene que asumir un riesgo de estas características, y su cometido es la búsqueda y detección de agresivos, determinar el origen, la recogida y custodia de muestras para trasladarlas al laboratorio, la descontaminación del personal y del material y la coordinación de las tareas y la información.

Demostración

En la jornada de clausura del curso ha tenido lugar una demostración de los métodos de actuación de estas unidades en casos de atentados o accidentes en los que se produzcan agresiones con este tipo de sustancias.

La secuencia de la demostración comienza con un terrorista en un vehículo en el que lleva una bomba mixta, compuesta por sarín (un agresivo químico neurotóxico) y Goma 2 ECO.

Cuando el terrorista la va a activar, lo hace accidentalmente de forma incompleta y, tras ser avisados, acuden a la zona de riesgo agentes TEDAX-NRBQ, con sus equipos de respiración y protección de nivel máximo, para separar el agresivo del explosivo y neutralizar la bomba de forma controlada.

Poco después, el personal de descontaminación de la UPI recoge el agresivo químico y auxilia al terrorista que ha resultado contaminado y que después será trasladado en ambulancia a un centro sanitario.

Intervención de los Tedax

Mientras, los Tedax salen de la zona de riesgo y pasan a través de una estación de descontaminación para que les cepillen sus trajes y el material usado con agua -líquido que luego se recogería con una bomba de agua para ser depositados en unos recipientes.

Lo mismo se hará con el personal de la UPI y el vehículo del terrorista.

Finalmente, a la zona contaminada entran con sus trajes protectores al igual que el resto el personal encargado de recoger las muestras con las que se elaborará un informe pericial que se trasladaría al juzgado correspondiente.

Según la Guardia Civil, el plan de defensa NRBQ corre a cargo de una unidad técnica encuadrada en el servicio de desactivación de explosivos y defensa nuclear, biológica y química de la Guardia Civil, que cuenta con la colaboración directa de la Agrupación Rural de Seguridad, Unidades Territoriales, Agrupación de Tráfico y Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA).

Para atender cada una de las fases del plan, cerca de 1.700 guardias civiles pertenecientes a las distintas unidades participantes en las diferentes etapas del sistema recibirán una formación específica en esta materia.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias colabora en la formación de estas unidades, a través del desarrollo de cursos de alta especialización impartidos en su escuela nacional de Protección Civil y, asimismo, contribuye a la dotación del equipamiento necesario para su actividad.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba