Importante Brote Legionella en Navarra

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

tanidya

e-mergencista experimentado
El brote de legionella de Pamplona afecta a 104 personas y obliga a hospitalizar a 49, tres en la UCI
Navarra propondrá a la comisión de Salud Pública que se modifique la normativa nacional de prevención. Una asociación advirtió en septiembre de los «graves defectos» de las torres de refrigeración
CRISTINA AGUINAGA/


PAMPLONA. DV. Un total de 104 afectados, 46 de ellos ingresados en planta y tres en la UCI, es el último balance oficial trasladado por el Gobierno de Navarra respecto al brote de legionella detectado el pasado jueves. La evolución de los enfermos era ayer positiva excepto en dos casos: una persona que pasó de estar ingresada en planta a la Unidad de Cuidados Intensivos en el Hospital Virgen del Camino y otra, residente en Zaragoza, que quedó ingresada en la UCI del Hospital Miguel Servet de la capital aragonesa. Por el contrario, la paciente que estaba ingresada en la UCI del Hospital de Navarra evoluciona también favorablemente. El departamento de Salud dio por controlado el brote y lo limitó al II Ensanche de Pamplona. Lo hizo tras constatar que el número de casos «está remitiendo».

La remisión del brote anunciada por la consejera de Salud, María Kutz, se explica porque el 1 de junio se notificaron 13 casos, el día 2 fueron 48, el 3 se sumaron otros 25 y el domingo 18. La cifra podría variar a lo largo de la semana, mientras se prolongue el periodo de incubación que en la neumonía comunitaria por legionella se sitúa entre los dos y los diez días y, en algunos casos, hasta 16.

Todos los enfermos viven, trabajan o han tenido relación con el II Ensanche de Pamplona. Así lo constataron en las primeras evaluaciones y así se ha confirmado con los nuevos casos detectados. Tienen entre 35 y 95 años y, según fuentes del departamento de Salud, han respondido al tratamiento con antibióticos que comenzó a aplicarse el viernes pasado a los primeros enfermos.

Tras los análisis realizados en el céntrico barrio se clausuraron cautelarmente cuatro torres de refrigeración ubicadas en el II Ensanche de Pamplona. En ellas se detectó la presencia de legionella y podría estar el origen del brote, aunque esta circunstancia deberá ser cotejada por los contraanálisis que se hacen en Majadahonda.

Según informó ayer, el Instituto de Salud Pública continúa realizando inspecciones visuales para detectar en su caso la existencia de torres de refrigeración no declaradas en la zona y proceder a analizarlas.

Revisión de normativa

El hecho de que las cuatro torres cerradas por estar afectadas cumplieran con la normativa vigente desde 2003 ( Real Decreto 865/2003 de 4 de julio, en el que se establecen las normas de prevención de la legionelosis) ha motivado que el Gobierno foral vaya a presentar en el Consejo de Salud, del que forman parte todas la comunidades, una propuesta de modificación legislativa para lograr una prevención más eficiente.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba