Fallecen dos jóvenes de Durango en un accidente de tráfico en la Ultzama

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

cococharlie

e-mergencista experimentado
Autor #1
Dos jóvenes de Durango, cuya identidad aún no se ha facilitado, murieron anoche en un accidente de tráfico ocurrido en las inmediaciones de los túneles de Belate, en el término municipal de Ultzama, en el que el turismo en el que viajaban quedó totalmente calcinado.

El accidente, informó la Policía Foral, ocurrió a las 22,20 horas de ayer en el kilómetro 26,950 de la carretera N-121-A (Pamplona-Behobia), poco antes del primer túnel de Belate, y consistió en una colisión por embestida entre la furgoneta con matrícula francesa 5682-XD-64 y el turismo BI-3096-CP.

A consecuencia de la colisión, se incendió el turismo en el que viajaban los dos jóvenes, que son un hombre y una mujer, ambos de 21 años, cuyos cadáveres han sido trasladados al instituto anatómico forense para su identificación oficial, ya que los cuerpos, indicó la Policía Foral, están carbonizados y son irreconocibles.

Los ocupantes de la furgoneta resultaron ilesos en el accidente, que fue atendido por dos patrullas de la Policía Foral y una dotación de los Bomberos de Navarra.


Fuente. Diario de Navarra.

Quedarian atrapados y ardería el coche... Descansen en paz; eran muy jovenes y morir así debe ser un sufrimiento que no se lo deseo a nadie. Un fuerte abrazo a sus familias
 

cococharlie

e-mergencista experimentado
Autor #2
Fuente: Diario de Navarra

Los fallecidos en accidente el viernes en Belate eran dos jóvenes de Vizcaya de 21 años, volvían de sus vacaciones en Castellón y viajaban a Lesaka, en fiestas

Sobre las cuatro de la tarde del viernes, la pareja de Durango telefoneó a sus familiares desde Castellón para comunicarles que en minutos emprenderían el viaje de regreso. Cinco horas después, hacia las nueve de la noche, Janire Vidal y Oier Rivas volvieron a contactar con ellos: bordeaban Pamplona, sin acercarse a los Sanfermines, para continuar su viaje hasta la localidad de Lesaka, que estos días también celebra sus fiestas patronales. Las familias no volvieron a saber nada de ellos hasta que la Policía Foral, encargada de confeccionar el atestado, se puso en contacto con ellas para informarles de que habían sufrido el accidente de tráfico.

El suceso se produjo sobre las 22.20 horas en el kilómetro 26,950 de la N-121-A, la que une Pamplona con Francia por Behovia. Ese tramo, perteneciente al término municipal de Ultzama, cuenta con tres carriles, uno con dirección a la capital navarra y dos para la circulación que se dirige hacia Francia. En este sentido viajaba la pareja vizcaína, ella como conductora y él en el asiento del copiloto.

Por causas que investiga la Policía Foral, el turismo de los jóvenes, un Peugeot 206 con placa BI-3096-CP, invadió el carril en sentido contrario, por donde circulaba la furgoneta Citroën Jumpy de los franceses hacia Pamplona. La parte del copiloto del Peugeot colisionó contra el frontal de la furgoneta, con matrícula 5682-XD-64. En segundos, el coche de Janire Vidal y Oier Rivas comenzó a arder y, en poco tiempo, se calcinó por completo con los dos jóvenes en su interior. Pudieron recuperarse algunos objetos que salieron despedidos del coche con el impacto. Había un pañuelico rojo.

Para entonces, Sos Navarra ya había movilizado a los bomberos del parque de Oronoz-Mugaire, que no tuvieron que atender a nadie pues los tres franceses no habían sufrido heridas. Se trata del vecino de Bayona T.S., de 32 años y conductor, de la residente en San Juan de Luz N.T., de 27 y copiloto, y de otro vecino de Bayona, S.O., de 26 años y ocupante de los asientos traseros.

Los cuerpos fueron conducidos al Instituto Navarro de Medicina Legal. Una necroidentificación con el análisis de sus piezas dentales y de muestras de ADN que se van a enviar a un laboratorio de Zaragoza permitirán obtener la identificación oficial ante la imposibilidad de que los jóvenes sean reconocidos visualmente por los familiares.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba