Fallece conocido piloto de barquetas en accidente subida a Urraki

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

tanidya

e-mergencista experimentado
Autor #1
El automovilismo se vistió ayer de luto. El piloto vizcaíno Josu Ugarte falleció en el transcurso de la última manga de la Subida a Urraki, en Azpeitia, cuando su 'Fórmula Reynand 3000' impactó, por causas desconocidas, contra un quitamiedos y un árbol. Como consecuencia del brutal choque de costado la 'barqueta' quedó destrozada y el cuerpo del conductor salió despedido cerca de cuatro metros.

El siniestro tuvo lugar sobre las 14.15 horas en la carretera GI- 3740 a su paso por Errexil. Se disputaba la segunda pasada y el vizcaíno era el encargado de cerrar la carrera. Tras la disputa del primer tramo, la clasificación estaba comandada por Gorka Apalantza, seguido a tres segundos de Ugarte. El vizcaíno recorrió cerca de la mitad del tramo sin problemas. Sin embargo, cuando su vehículo se encontraba en una recta de unos 400 metros sin aparente dificultad, llegó la desgracia.

El fórmula perdió el control y el impacto fue brutal. «No sabemos lo que ha podido ocurrir. No había marcas de frenada en la zona, por lo que puede haber sido un problema mecánico o alguna indisposición física del piloto», apuntó el director de carrera, Maikel del Cid.

Al ser el último coche participante en carrera, nada más conocerse el siniestro se personó en el lugar una ambulancia de la DYA que se encontraba situada a mitad de tramo. «El médico ha dicho enseguida que no se podía hacer nada para salvar su vida», añadió.

Sin dirección

El cuerpo del piloto fue trasladado al Centro Anatómico Forense de San Sebastián, donde se determinarán las causas de su fallecimiento. Los padres de Josu Ugarte se encontraban presenciando la quinta prueba valedera para el Campeonato Vasco de Montaña. «Tras notificarles la noticia estaban destrozados, pero han asumido que se ha ido practicando un deporte que era su vida», apuntó De Cid.

Al parecer Ugarte «no estaba por la labor» de correr la cita guipuzcoana porque el asfalto no se encontraba en las mejores condiciones para un Fórmula 3000 como el suyo. «Tenía zonas bacheadas y en determinados momentos el coche se quedaba sin dirección. Esta mañana -por ayer- ya había tenido un susto en los entrenamientos y había estado trabajando en las suspensiones para mejorar el agarre del coche», apuntaron desde la Escudería Nervión, de la que era miembro.

El piloto residente en Berango compró el 'Formula 3000 Reynand' a Pantxo Egozkue a mediados del pasado año. «A finales envió el motor a Italia para que le hicieran algunas mejoras y lo estrenó en septiembre en la Subida a Laukiz que ganó», señalaron.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba