DYA atiende a herido por balazo en la nuca

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

tanidya

e-mergencista experimentado
SAN SEBASTIÁN. DV. Un hombre resultó herido de gravedad en la madrugada de ayer después de recibir un disparo a la altura de la nuca junto a la puerta de acceso a un club de alterne del barrio donostiarra de Igara. J.S.I., de 37 años, fue sorprendido por la espalda cuando se encontraba en el interior de una furgoneta por un individuo que se dio a la fuga en un coche tras descerrajarle un tiro desde el exterior. La Ertzaintza ha encuadrado este suceso en la delincuencia común y maneja la hipótesis del tráfico de drogas.

Eran las 2.30 de la lluviosa madrugada del miércoles cuando

J.S.I. y su amigo, que conducía la furgoneta, estacionaron el vehículo en un lateral del camino que da acceso a la pensión Errota Berri, justo frente a la puerta de entrada de este club de alterne que se encuentra en un apartado camino del barrio de Igara. Poco después, y sin que los ocupantes tuvieran tiempo de abandonar el vehículo, un hombre descendió de un turismo que frenó tras ellos y disparó desde fuera contra el asiento del copiloto, que ocupaba J.S.I.. La bala entró por la ventanilla trasera de la furgoneta, traspasó el asiento e hirió de gravedad a la víctima, que algunas fuentes señalan como vecino de un pueblo del Goierri.

El dueño de la pensión relataba ayer que «los porteros, que estaban dentro de la garita por la lluvia, oyeron un ruido parecido a un disparo y, justo después, el amigo del herido entró en el edificio pidiendo ayuda. Dijo que habían disparado a su amigo y que el coche había huido a toda velocidad camino arriba».

Parada cardiorrespiratoria

Los porteros del club llamaron de inmediato a la Ertzaintza y a una ambulancia de la DYA. Los sanitarios trasladados al lugar encontraron al herido en el interior de la furgoneta en situación de parada cardiorrespiratoria. Ante la gravedad de las lesiones, se solicitó la presencia de una ambulancia medicalizada, cuyos efectivos lograron reanimar a la víctima en el interior de la ambulancia de la DYA.

La víctima fue trasladada al hospital Donostia en la ambulancia de DYA acompañados por el cuerpo médico. Fuentes de este centro sanitario indicaron que el herido se encontraba en la unidad de cuidados intensivos, y su pronóstico era ayer «de extrema gravedad».

La Ertzaintza «descarta totalmente» cualquier vinculación política con los hechos, que relaciona con la delincuencia común y, más concretamente, con el tráfico de sustancias estupefacientes. Después de que el herido fuera evacuado, agentes de este cuerpo acordonaron la zona y trataron de hallar pruebas que condujesen hasta el autor del disparo. Las investigaciones sobre el lugar de los hechos se prolongaron hasta primeras horas de la mañana, cuando fue retirada la furgoneta.

Uno de los porteros de la pensión comentaba que «ninguna de las personas implicadas había accedido al edificio. El amigo que vino pidiendo auxilio después del disparo, que también rondaba los 40 años, dijo que estaban liándose unos porros en la furgoneta cuando un coche frenó y alguien disparó. Da la impresión de que les estaban siguiendo, pero no debían de sospecharlo cuando se pararon junto a la carretera sin ni siquiera intentar entrar en el aparcamiento del recinto
 
Final fatal. El hombre que recibió un tiro en la nuca en la madrugada del 30 de agosto a las puertas de un club de alterne del barrio de Igara de San Sebastián falleció ayer después de haber permanecido una semana en la UVI del Hospital Donostia.

J.S.I., vecino de Zumarraga de 38 años, fue tiroteado cuando se encontraba con un amigo en el interior de una furgoneta frente a la pensión Errota Berri. El agresor se dio a la fuga y la Ertzain-tza, que relaciona el caso con el tráfico de drogas, aún no ha conseguido detenerlo. EFE
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Atrás
Arriba