DERRUMBE PISTA HIELO ALEMANIA

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

kiketor

e-mergencista experimentado
RECUPERADOS SEIS CADÁVERES, UNO DE UNA NIÑA
Buscan a una veintena de personas tras caer el techo de una pista de hielo en Alemania

ELMUNDO.ES | AGENCIAS

BERLÍN.- El número de muertos encontrados tras el hundimiento del techo de la pista de hielo cubierta de la ciudad alemana de Bad Reichenhall (Alpes Bávaros) asciende a seis, pero se teme una tragedia mayor. Una veintena de personas sigue desaparecida.

Cuando el techo se derrumbó, entre 50 y 60 personas se encontraban practicando en la pista de patinaje. En el exterior nevaba con fuerza. Todavía no hay una cifra definitiva de muertos o heridos, pero consta que hay al menos 20 personas desaparecidas. "Es posible que el número de muertos vaya aumentando", ha declarado un portavoz policial.

Entre los seis muertos encontrados hay una niña de siete años y dos adolescentes. Además, 21 personas han resultado heridas en el derrumbe.

Las labores de rescate, que van a continuar a lo largo de toda la noche, se presentan "enormemente difíciles" a consecuencia de la incesante nevada que cae sobre el lugar, explicó el concejal de distrito Georg Graber, en entrevista con la televisión pública ARD. Los servicios meteorológicos esperan que en las próximas horas caigan cinco centímetros de nieve por hora en la zona.

Para poder levantar toda la estructura desplomada se espera la intervención de una grúa especial del ejército alemán, que por el momento no se puede utilizar hasta que no se asegure la parte del techo que sigue en pie. Unas 700 personas participan en las labores de rescate entre policías, Cruz Roja, soldados, bomberos y unidades acudidas de la vecina Austria.


Vista general del techo derrumbado sobre la pista de hielo. (Foto: AFP)
Georg Graber afirmó que es "prematuro" hablar de las causas de la tragedia y dijo que las autoridades de la localidad habían desmentido que el recinto amenazase derrumbe. Informaciones de medios locales, que aseguran que el recinto, construido en los años 70, estaba necesitado de remodelación, han desatado las especulaciones sobre supuestas negligencias.

El entrenador de un equipo de hockey juvenil Thomas Rumpeltes, había explicado a la segunda cadena pública, ZDF, que media hora antes del hundimiento, ocurrido sobre las 16.00 (hora española), se le comunicó que debía suspender el entrenamiento previsto para esa tarde por el peligro que constituía la nieve que se estaba acumulando sobre la techumbre. Sin embrago, el pabellón permaneció abierto al público.

Equipos de asistencia psicológica reciben a los familiares que acuden en busca de noticias de sus hijos, a los que habían dejado en el recinto para que pasaran la tarde patinando o en la piscina que también contaba el complejo.

Por otra parte, en la región alpina de Reichenhall se produjo otra tragedia, al quedar sepultados un grupo de diez esquiadores de fondo bajo una avalancha de nieve, dos de los cuales han sido encontrados entretanto muertos. Siete de los esquiadores, que eran de la región, pudieron salir por sus propios medios, pero se sigue buscando a un desaparecido.

La localidad de Bad Reichenhall se encuentra situada en el sur de Alemania, en plenos Alpes bávaros, muy cerca de la frontera con Austria. En toda esa zona nieva copiosamente desde la pasada madrugada. El temporal, con nevadas y fuertes ventiscas, no arrecia. Los alrededores del palacio de hielo han sido acordonados para facilitar el trabajo de lo equipos de socorro.
 

Tolosa

e-mergencista experimentado





Varias personas han muerto tras derrumbarse el techo de una pista de patinaje en la localidad de Bad Reichenhall, en el estado alemán de Baviera (Foto: EFE)


Cuando el techo se derrumbó, al menos 50 personas se encontraban practicando en la pista de patinaje. (Foto: REUTERS)


Las nevadas y las fuertes ventiscas están complicando las labores de los equipos de socorro. (Foto: AP)


Un bombero observa el exterior del edificio siniestrado. (Foto: AP)


Además de los equipos de rescate alemanes, en la zona trabaja también personal llegado desde la ciudad austriaca de Salzsburgo, cercana a Bad Reichenhall. (Foto: AP)


Las labores de rescate continuaban una vez caída la noche. (Foto: REUTERS)


El gran tamaño y peso de la estructura desplomada obligó a utilizar grúas especiales para levantarla. (Foto: AP)
 

cococharlie

e-mergencista experimentado
Los muertos por el derrumbe de un pabellón de deportes en Alemania son 11 y podrían ser más

Diario de Navarra. 03/01/06. 11.16 horas

Un portavoz policial confirmó, además, que una de las personas rescatadas con vida pero con heridas graves ha fallecido en el hospital con lo que asciende a once el número de víctimas mortales.
La policía cree que encontrará más muertos ya que dieciséis personas se dan aún por desaparecidas.

Entre los fallecidos hay cuatro niños de siete, ocho, doce y trece años, y la madre de uno de ellos de 35.

A primera hora de la noche del lunes, y seis horas después de que ocurriera la desgracia a las 16.00 hora local (15.00 GMT), se rescató, sin embargo, con vida a una joven y esto alentó a los equipos de rescate que llevan toda la noche trabajando bajo condiciones muy difíciles.

La policía no pierde la esperanza de encontrar otros supervivientes ya que hay bolsas de aire bajo el techo derrumbado cubierto de nieve.

Unas 35 personas, de entre las 50 y 60 que se encontraban en el pabellón cuando ocurrió el accidente, han sido rescatadas con vida, pero 30 están heridas y 19 han tenido que ser hospitalizadas.

En las labores de rescate participan unas 700 personas entre policías, protección civil, bomberos, miembros del ejército alemán, de la Cruz Roja y de la Cruz de Malta, así como equipos procedentes de la vecina Austria.

La nieve, que no ha dejado de caer en toda la noche, y la inestabilidad de los escombros -se tardó varias horas en afianzar los restos del techo caído- han dificultado las labores de rescate que se han prolongado durante toda la noche.

Un total de seis grúas están siendo utilizadas para levantar los escombros y evitar que el techo se derrumbe del todo.

Mientras, se ha abierto una investigación policial y judicial sobre el accidente, cuyas circunstancias están dando ya lugar a una polémica.

El pabellón, un edificio construido en la década de 1970 y gestionado por el Ayuntamiento, estaba aparentemente necesitado de reformas y, media hora antes de que se derrumbara el techo, los responsables locales habían tomado la decisión de suspender unos entrenamientos de hockey por miedo a la nieve que se acumulaba sobre el tejado.

Los miembros de un equipo de hockey juvenil fueron avisados a las 14.30 GMT de que se anulaba el entrenamiento previsto para las 17.00 GMT, y también se suspendió otro de adultos que debía celebrarse después, porque se quería quitar la nieve del tejado.

El alcalde de la localidad, Wolfgang Heitmeier, explicó que a mediodía del lunes se midió la cantidad de nieve que había sobre el tejado del edificio para ver si convenía cerrarlo y se llegó a la conclusión de que no había peligro, pues estaba muy por debajo del nivel considerado peligroso.

No obstante, se decidió suspender los entrenamientos de hockey porque en la noche se esperaban fuertes nevadas.

El accidente se produjo en circunstancias particularmente dramáticas, ya que por la hora y por ser un día de vacaciones escolares el pabellón estaba lleno de niños y adolescentes solos o con sus familias.

Un grupo de especialistas de la Cruz de Malta se encarga de atender psicológicamente a los padres que han ido acudiendo al centro deportivo en busca de sus hijos.

El momento del accidente fue también trágico, pues el techo se derrumbó cuando había llegado la hora del cierre y el portero había empezado a pedir a los visitantes que abandonaran la pista de hielo.
 

cococharlie

e-mergencista experimentado
Los equipos de rescate continuarán la búsqueda de 20 desaparecidos en el derrumbe de la pista de hielo

Al menos 11 personas murieron y 18 resultaron heridas graves en el suceso, que alertó a toda la región

Diario de Navarra. 03/01/06. 19.23 horas

Los equipos de rescate que se encuentran en la localidad de Bad Reichenhall, cerca de la parte de los Alpes bávaros cercana a la frontera con Austria, continúarán buscando supervivientes entre los escombros de la pista de hielo cuyo techo se derrumbó en la tarde de ayer bajo el peso de la nieve caída en la zona en los últimos días, acabando al menos con la vida de 11 personas, entre ellos seis niños, e hiriendo a otras 18 de gravedad.

Así lo confirmaron esta mañana, cuando por razones de seguridad tuvieron que interrumpir las tareas de rescate, ya que el edificio amenazaba con nuevos derrumbes. A estas horas, continúan esperando la llegada de más maquinaria pesada para remover los escombros.

Cerca de una veintena de personas continúan desaparecidas, entre ellas una mujer y tres niños con edades comprendidas entre los 12 y los 16 años de edad.

En las labores de búsqueda se están utilizando perros rastreadores, se remueven los escombros con palas, máquinas y hasta con las manos. No obstante, las esperanzas de encontrar supervivientes se debilitan 24 horas después del suceso y hoy al mediodía se encontraban los últimos dos cadáveres entre los escombros

La solidaridad de Merkel

Ante la tragedia, la canciller alemana, Angela Merkel, manifestó hoy su «más profunda solidaridad» a las familias de las víctimas. «El horrible destino sufrido especialmente por numerosos niños y jóvenes que pretendían pasar un día de esparcimiento con sus familias, me conmueve a mí personalmente y a todos nosotros», dijo hoy Merkel en una declaración emitida desde Berlín.

Según reveló un policía a AP, una investigación sobre posibles negligencias podría ser puesta en marcha automáticamente, ya que el accidente fue mortal. Los resultados de las pesquisas podrían buscar a los culpables una vez concluida.

En la tarde de ayer, a las 16.00 (hora local y española), el techo del edificio que albergaba una pista de hielo en Bad Reichenhall, localidad de los Alpes bávaros cercana a la frontera con Austria, se derrumbó dejando atrapadas a cerca de 50 personas en su interior, de las que 11 hasta el momento han perdido la vida.

Inspección de tejados en Austria

Ante el accidente registrado en Alemania, las autoridades austríacas ordenaron inspeccionar los tejados cargados de nieve de los edificios públicos hoy martes.

Fuentes oficiales dijeron que pistas de hielo, centros deportivos, edificios para realizar exposiciones y otras construcciones de uso público con azoteas serán examinadas para determinar si tienen riesgo de derrumbe.

En la provincia más al norte de Austria, cerca de 24 bomberos tardaron cuatro horas en retirar unas 45 toneladas de nieve del tejado de un supermercado de la ciudad de St.Florian, que estaba en riesgo de derrumbamiento.

Alertas en la región


Por otro lado, la tragedia en la pista de hielo sumada a las fuertes precipitaciones de nieve han provocado la alarma en las localidades bávaras cercanas a Bad Reichenhall.

En Traunstein, a unos 40 kilómetros del lugar de la tragedia, la Policía evacuó la estación de tren, debido a la amenaza del derrumbe del techo, según informaron medios alemanes.

También las autoridades de Rosenheim, localidad cercana a Bad Reichenhall, cerraron dos salas deportivas por el temor a que se hundan los techos bajo el peso de la nieve, que no para de caer.

Las condiciones meteorológicas mantienen en alerta a la región bávara, esta mañana cayó una nueva capa de nieve de medio metro y creció la alerta por los posibles aludes en la zona.
 

cococharlie

e-mergencista experimentado
Rescatan otro cadáver por lo que son ya 12 los fallecidos

Agencia EFE. 09.25 horas

Los equipos de rescate sacaron esta madrugada el cadáver de un niño de entre los escombros del pabellón deportivo de la localidad bávara de Bad Reichenhall, derrumbado el lunes, lo que eleva a doce el número de víctimas mortales de esta catástrofe que ha conmocionado a Alemania.

El niño murió en el acto, según informaron hoy miércoles los responsables de la operación en esta localidad de los Alpes bávaros.

Mientras tanto unos doscientos miembros de los equipos de rescate continúan trabajando en la búsqueda de tres personas que siguen desaparecidas, dos niños de edades comprendidas entre los 12 y 16 años y una mujer de 40 años.

La mayoría de víctimas mortales del accidente son niños o jóvenes, que se encontraban patinando en el pabellón, cuando se produjo el derrumbe del techo, el lunes por la tarde, probablemente debido al peso de la nieve acumulada sobre él.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo disminuyen las probabilidades de hallar con vida a las tres personas, ya que a las bajas temperaturas registradas en la zona, habría que añadir que el techo del edificio se derrumbó sobre la pista de hielo.

La interrupción ayer durante varias horas de las labores de rescate, a la espera de material especial para apuntalar parte del recinto y retirar simultáneamente las estructuras que dificultan el desescombro, sumieron en el desánimo a quienes hasta entonces confiaban aún en un milagro.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba