Este sitio usa cookies, propias y de terceros.
Si se continúa con nosotros entendemos que se acepta el uso de cookies.

Cuatro muertos incendio en Navarra

Tema en 'Noticias de emergencias' comenzado por tanidya, 19 Mar 2006.

Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.
  1. tanidya

    tanidya e-mergencista experimentado

    Mueren cuatro miembros de una familia en un incendio en Navarra
    Los fallecidos son un matrimonio, su hija y el yerno, cuyas edades e identidades todavía no se han facilitado
    EUROPA PRESS | PAMPLONA

    Los Bomberos han encontrado hoy en una casa de campo situada en Pueyo (Navarra) los cadáveres de cuatro miembros de una misma familia que habrían fallecido tras inhalar humo en un incendio, según apuntan las primeras hipótesis, informaron fuentes del Gobierno de Navarra.

    Los fallecidos son un matrimonio, su hija y el yerno, cuyas edades e identidades todavía no se han facilitado. La alerta saltó esta tarde, cuando SOS Navarra recibió un aviso sobre las 14:10 horas y los Bomberos de Tafalla se desplazaron a la citada casa de campo, situada en la ladera izquierda de la carretera que va a Tafalla, frente al pueblo de Pueyo.

    En el inmueble se había producido un incendio --se desconoce aún cuándo--, aunque prácticamente estaba extinguido a la llegada de los Bomberos. El fuego comenzó en la planta baja, donde los Bomberos encontraron los cuatro cadáveres. De la investigación se ha hecho cargo la Policía Foral.
     
    Etiquetas:
  2. tanidya

    tanidya e-mergencista experimentado

    La gasolina para encender una chimenea pudo causar el fuego que asfixió a una familia en Pueyo
    Un matrimonio de Pamplona, su hija y su yerno murieron al inhalar el humo de dos butacas quemadas
    LAURA PUY MUGUIRO. PAMPLONA.

    Un accidente doméstico pudo provocar el incendio que asfixió a los cuatro miembros de una familia que fueron encontrados muertos el domingo en su casa de Pueyo.

    El suceso se habría desencadenado al prender la gasolina que el matrimonio de Pamplona, su hija y su yerno, estos residentes en Zizur Mayor, iban a utilizar para encender la chimenea.

    Así se desprende de las investigaciones de la Policía Foral, que encontró la chimenea preparada para ser encendida y un depósito de gasolina al lado. Ese accidente habría causado el incendio de dos butacas, que hizo que los cuatro sufrieran una intoxicación por humo, como han desvelado las autopsias.

    Además de la muerte por asfixia, los informes forenses añaden que la pareja de Zizur sufrió quemaduras superficiales y que los dos matrimonios murieron el viernes por la tarde, sólo horas después de llegar a la vivienda.

    La investigación policial apunta a que el suceso se produjo poco después de que Manuel Valdivia Reche, de 71 años; su mujer, Magdalena Reche Gila, de 69; su hija Manoli, de 35, y su yerno, Txuma Perales Vargas, de 36 años, llegaran a la casa de campo, sobre las ocho de la tarde del viernes. Así lo demostraban las maletas sin deshacer que permanecían en el cuarto de estar cuando una hija del matrimonio de Pamplona encontró los cuerpos el domingo al mediodía.

    Los cuatro se encontraban en la planta baja, donde se distribuye el cuarto de estar y la cocina, separados únicamente por una barra americana. En el primer piso están las habitaciones. Cada planta tiene unos 40 metros cuadrados.

    Tampoco la chimenea había sido utilizada, aunque sí preparada para ser encendida, con cepas de vid y papeles. Por ese motivo, los informes policiales apuntan a que el incendio se habría originado en el momento en que se iba a prender la llama para la chimenea y que el accidente doméstico desencadenó la tragedia.

    Manoli y su marido iban a emplear gasolina como acelerante para encender la chimenea, que calentaba toda la casa. Sin embargo, esa gasolina habría ardido antes de tiempo al ponerla en contacto con una fuente de calor, como un mechero o una cerilla, según la Policía Foral. Así, una de las hipótesis señala que ella se habría quemado un poco el pelo y que las heridas de él en las manos serían consecuencia de intentar apagar el pelo de su esposa.

    Preocupados por esto, la pareja pudo no darse cuenta de que prendían dos butacas, cuya composición (estructura de madera y tela sintética que recubre la goma espuma del relleno) hizo que rápidamente se desprendieran gases de la combustión y un humo muy denso, negro y tóxico.

    La otra hipótesis barajada por la Policía Foral es que el accidente doméstico (que prendiera la gasolina) no hiriera a la pareja, sino que directamente incendiara las butacas.

    De cualquiera de las dos formas, la humareda se extendió rápidamente por toda la estancia, que podría estar a oscuras, ya que los agentes de la Policía Foral encontraron una linterna. Así, la acumulación de monóxido de carbono hizo que la familia tuviera problemas de respiración, y la gran cantidad de humo, que nublara su vista, lo que unido a los nervios les impidiera acertar a abrir la puerta, donde fueron encontrados los cuatro cuerpos, dicen los investigadores. En esa planta baja también se halló un perro y en la superior, un gato. Los dos estaban muertos.

    El humo no pudo salir al exterior porque la casa estaba herméticamente cerrada: las ventanas tienen doble cristalera y no llegaron a romperse al incrementar la temperatura. Esto es lo que ocurre en otros incendios en los que la acumulación de calorías hace estallar las ventanas porque el fuego necesita oxígeno para seguir creciendo.

    No fue el caso, pues sólo algún cristal llegó a rajarse. Tampoco el incendio provocó grandes daños en la estancia, ya que al no tener oxígeno acabó sofocándose por sí sólo. Sólo estaban quemadas las butacas, y muy superficialmente un tresillo. Junto a ellos había un depósito de gasolina, la que utilizaban para encender la chimenea. El depósito estaba algo fundido y con combustible en su interior.
     
Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.

Comparte esta página

Cargando...