Cesan los trabajos de búsqueda del joven Encalada en Argentina / La intervención de los perros cuest

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Isabel Herrán

e-mergencista experimentado
Autor #1
Suspendieron la búsqueda del joven que fue arrastrado por la correntada

Afirman que sólo pudieron hallar partículas humanas, y la familia pidió que finalizaran los trabajos.

Aguas muy contaminadas. Walter Encalada, de 22 años, desapareció el 1 de enero, junto con su amigo Mauricio Chaile, en Cebil Redondo. Los perros delimitaron la zona. Mucho desgaste.


“Al golpe hay que recibirlo y después aguantarlo, cueste lo que cueste, sin salir luego a decir que a uno le han pegado”, reflexionó en voz alta Lizardo Encalada, padre de Walter, el joven que fue arrastrado por la correntada el 1 de enero.

Visiblemente afectado, Encalada participó ayer al mediodía de una conferencia de prensa en Casa de Gobierno, en la que se anunció que la búsqueda de su hijo, desaparecido hace 33 días, había terminado. El hombre estuvo acompañado por el vicegobernador a cargo del Poder Ejecutivo, Fernando Juri; por el secretario de Seguridad, Osvaldo Nieva; por el jefe del grupo Cero de la Policía, Carlos Suárez Vila, y por los expertos mexicanos que colaboraron en la búsqueda.

“Tenemos que dar la lamentable noticia de que las tareas de rescate se han dado por terminadas”, anunció Juri. Luego explicó: “lo que se ubicó fue sólo la zona en que podrían estar los restos del cuerpo, pero al ser un sector muy hostil no se puede avanzar más. A pedido de la familia, que dijo basta, se da por finalizada la búsqueda, con indicios que, de alguna manera, muestran que allí podrían estar los restos”.

¿Está conforme?, se le preguntó al padre de Walter. “Nadie queda conforme al perder un hijo y menos al no encontrarlo”, respondió con palabras entrecortadas. ¿Aún tiene alguna esperanza?, se insistió. “Según los especialistas mexicanos y el señor Suárez Vila no hay ninguna esperanza de encontrarlo. Sus restos están esparcidos, hay partículas nomás; el cuerpo entero ya no está. Y yo confío en ellos, creo en su palabra”, contestó Encalada.

Esa triste jornada
El 1 de enero, a las 21, Walter Encalada, de 22 años, había sido arrastrado junto con Mauricio Chaile, de la misma edad, por la correntada que avanzaba por la calle principal del barrio Vial II, en Cebil Redondo, que se había transformado en un río a causa de la tormenta. Los muchachos habían tratado de evitar que el agua se llevara un auto, pero la corriente terminó arrastrándolos. El cuerpo sin vida de Chaile fue hallado al día siguiente en la calle jujuy al 4.100.

El 30 de enero se sumaron a la búsqueda un equipo de expertos mexicanos con tres perros adiestrados especialmente para la búsqueda de seres humanos, mientras que personal de Gendarmería aportó un cuarto perro. La hostilidad del lugar no tardó en manifestarse. Uno de los canes se enfermó (el perro policía que Gendarmería trajo de San Juan), luego de beber agua del canal y dos de los labradores mexicanos sufrieron importantes heridas durante la búsqueda. “Fue una importante experiencia haber trabajado en estos ríos tan contaminados, de difícil acceso, en tareas muy pesadas que demandaron entre 10 y 12 horas por día con cada animal”, expresó el rescatista mexicano Mauricio Pantoja Merino.

El experto destacó el apoyo que recibieron de las distintas fuerzas provinciales y consideró que fue positivo el trabajo. “Lo importante fue haber encontrado algo de restos humanos en una zona delimitada. Hay que ser fríos y realistas; después de 30 días, en esas condiciones, no se puede encontrar un cuerpo completo, sino sólo restos”, dijo Pantoja Merino. “El río está muy contaminado, es muy ácido, con sanguijuelas y muchos animales muertos y, sin embargo, nuestros perros detectaron, como se puede ver en un video, células humanas en una zona de unos 150 metros”, detalló el experto.

¿Los restos son de Walter?, se le preguntó. “Así es, hay todos los indicios. Además, porque hay un trabajo de logística, realizado a partir del lugar donde se halló el primer cuerpo. Pero debe aclararse que sólo se encontraron partículas, porque después de 33 días no puede esperarse mucho más”, precisó Pantoja Merino.

Opinan que debería haber restos
La bioquímica forense Sara Cristina Daives y el biólogo Juan González coincidieron en que la contaminación de las aguas del Canal Sur es insuficiente para desintegrar por completo, en 30 días, a un cuerpo humano.

Daives explicó que, si bien antes debería realizarse un análisis minucioso de los líquidos del canal, es muy difícil que un cuerpo se desintegre hasta el nivel de partículas, ya que sería necesario que existiesen desechos industriales muy poderosos y en grandes cantidades, en proporción al caudal del canal.

González, ex director de Medio Ambiente de la Provincia, colaboró durante la primera semana de búsqueda de Walter Encalada. Fue requerido porque cuenta con información suficiente sobre los componentes químicos del canal. González dijo que, desde un comienzo, los perros tuvieron dificultades en la búsqueda, porque las sustancias que olfatean, como putrefina y cadaverina, abundan en el canal, por la gran cantidad de pañales, excrementos y animales muertos que hay. Explicó, además, que deberían hallarse restos del joven, por ejemplo los huesos, ya que los componentes químicos más fuertes que allí se arrojan provienen de las citrícolas y en esta época están inactivas. González dijo que los corrosivos más importantes son el arrastre (la correntada y los golpes), el agua y el calor, pero que ninguno alcanza para que se desintegren los huesos por completo.

 

Isabel Herrán

e-mergencista experimentado
Autor #2
He publicado aquí esta noticia porque hay un par de cosas que no termino de ver claras. Me pregunto si alguien del foro conoce el caso o a las personas que lo han protagonizado y puede arrojar un poco más de luz sobre el tema:

1) Se dice que los perros encontraron partículas/células del cadáver del jóven. Y este punto no me queda muy claro, por un lado, no entiendo cómo pueden recogerse sólo las partículas (quizás no lo entendí bien) y, por el otro, parece ser que los expertos aseguran que no ha habido tiempo para que el cuerpo se desintegre y que como mínimo los huesos deberían estar aún allí.

2) La noticia de lo que ha costado llevar allí a esos perros: $ 13.000
Da a entender que se ha pagado a ese grupo por su actuación... y que aún faltan por pagar gastos veterinarios por lesiones de los perros... ¿es así?
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba