Cataluña apuesta por la formación de tripulantes HEMS

Víctor

e-mergencista experimentado
Autor #1
Según aparece publicado en la revista "Aviador" (revista oficial de la COPAC)...



Santi Fuster Foz. Colegiado Nº 1359

Ya desde hace bastantes años, la idea que ha presidido la organización operativa del servicio de helicópteros sanitarios de Cataluña, en lo que se refiere a las personas involucradas y en particular a las tripulaciones, ha sido la de considerar que todo el personal que desarrolla sus diferentes funciones abordo debe constituir un único equipo. Este equipo, aunando las capacidades específicas tanto del personal técnico aeronáutico como del personal médico (médicos y enfermería), debe constituir una tripulación unitaria, conjugando las funciones que son propias de cada estamento, combinadas con las que inicialmente no les son propias, para llevar a cabo la misión, que es una, salvar vidas, de manera cohesionada, profesional y segura. Para ello, nos parecía imprescindible que cada equipo, tanto el aeronáutico, como el sanitario, contara con una formación suficiente en relación con las labores del otro, que permitiera que unos y otros pudieran colaborar eficazmente y formar una única tripulación especializada en el trabajo a desarrollar, la asistencia y transporte médico en el medio aéreo.
Para materializar esa idea, es necesario seguir tres vías diferentes. Una de ellas, a menudo olvidada, es dar cumplimiento a lo establecido en el apéndice 1 de las JAR-OPS 3, en referencia a la responsabilidad del operador en tomar todas las medidas razonables necesarias para que el personal de tierra de los servicios de emergencia esté formado y conozca cuestiones como los procedimientos radio con helicópteros, selección de lugares adecuados para operaciones HEMS, peligros potenciales del uso del helicóptero, control del personal en el entorno de los helicópteros y reacción ante un accidente del propio helicóptero. En este sentido, recientemente se ha llevado a cabo, mediante un curso específico, la formación del personal de coordinación del SEM/061 de Cataluña.
Por otra parte, se debe especializar a los pilotos y copilotos que ejercen sus funciones en helicópteros medicalizados. El objetivo es que reciban una formación similar a la de los técnicos de transporte sanitario, pero adaptada al transporte aéreo y complementada con conocimientos relacionados con la fisiopatología del transporte aéreo, así como facilitar un conocimiento exhaustivo de los diferentes equipos electromédicos y sistemas de gases medicinales instalados en los helicópteros. Esa especialización de los pilotos debe contemplarse desde diferentes vertientes. Por una parte, es fundamental que conozcan los diferentes equipos montados y usados a bordo, con mención especial de las posibles interrelaciones entre estos y los sistemas propios del helicóptero. Por otra parte, es importante que tengan los conocimientos específicos suficientes para poder tomar decisiones adecuadas en cuanto a la conducción del vuelo y su adaptación al estado patológico de los pacientes. Por último, puede ser necesaria la colaboración directa de los tripulantes aeronáuticos en la atención a los pacientes, en especial en labores auxiliares que puedan aligerar al equipo asistencial de la gran carga de trabajo con que se encuentran en los escenarios de los accidentes y permitirles ejercer sus funciones propias de una manera más eficaz. Toda la cuestión relacionada con la formación de los pilotos sanitarios ya ha sido tratada en esta revista en el artículo sobre el I Curso de pilotos HEMS, organizado por el COPAC el pasado mes de diciembre.
Tripulante HEMS
En este artículo vamos a referirnos a la tercera cuestión, es decir, a la formación de los tripulantes HEMS. Veamos primero qué es un tripulante HEMS, según lo estipulado en las JAR-OPS 3: persona asignada a un vuelo de HEMS con el fin de atender a cualquier persona, transportada en el helicóptero, que necesite ayuda médica y de asistir al piloto durante la misión. Queda claro que el tripulante HEMS debe aunar la capacidad de proporcionar ayuda médica y la de colaborar con el piloto durante la misión. Es importante destacar que en las JAR también se contempla otra figura, el “pasajero médico”, pero esta difiere de la de tripulante HEMS, principalmente en que se trata de un ocupante ocasional del helicóptero, que no forma parte de su tripulación. Precisamente es el hecho de la continuidad en el servicio en helicópteros sanitarios, lo que hace que la figura a aplicar tanto a médicos como enfermeros que forman parte de estos equipos helitransportados y que están asignados a un helicóptero o base sanitaria, sea la de tripulante sanitario. Mientras la DGAC no establezca formalmente los requisitos oficiales para poder contar con la titulación oficial de tripulante HEMS, cualquier médico o enfermero que desarrolla su trabajo de manera no ocasional en un helicóptero sanitario, entra dentro de la consideración de tripulante HEMS y debe recibir la formación adecuada para ello.
En el servicio de helicópteros sanitarios de Cataluña, ya desde hace muchos años se tiene la convicción de que el camino correcto para llevar a cabo una operación eficaz, adecuada y segura pasa por la formación y especialización del personal de abordo. Como es lógico, en los primeros años (mediados de los 80), se empezó con mucha ilusión y se intentó esa especialización de una manera autodidacta, puesto que no sólo no había normativa al respecto, sino que tampoco había una experiencia previa, a nivel nacional, que marcara el camino a seguir. Así, a lo largo de los años, cada vez se fue dando más importancia al hecho de poder proporcionar una adecuada formación al personal que se iba incorporando al servicio. Desde luego, siempre se intentó evitar que el personal adscrito a los helicópteros sanitarios estuviera constituido por profesionales que se limitaran a ejercer sus funciones abordo sin más implicación con la operación y trató de promoverse una integración de todo el equipo, con un intercambio de formación, buscando aumentar la cohesión de la tripulación. Poco a poco, fue implantándose una formación aeronáutica que pretendía transmitir unas nociones mínimas sobre aquellas cuestiones inicialmente desconocidas para médicos y enfermeros que debían volar, buscando formar en ellos un criterio suficiente para poder desenvolverse y actuar de manera correcta y segura en ese ambiente que les era ajeno, y las habilidades necesarias para facilitar un apoyo y un asesoramiento mutuo que redundara en la seguridad y la eficacia de la operación. No olvidemos que la operación se llevaba a cabo con un único piloto y era imprescindible que el personal sanitario asumiera funciones vinculadas con la seguridad del helicóptero o de su entorno, sobre todo en los servicios primarios en vías públicas.
 

Víctor

e-mergencista experimentado
Autor #2
Un curso adaptado a la JAR-OPS 3
A partir del año 2000 y a medida que se iban abriendo nuevas bases en Cataluña, se organizaron cursillos para el personal sanitario que debía adscribirse a cada una de las bases y con posterioridad, se iban impartiendo otros para el personal que iba incorporándose a las diferentes bases. Esos cursillos fueron el germen de lo que se convirtió en el Curso de tripulante HEMS, una vez que las JAR-OPS 3 entraron en vigor y se hizo evidente que había que adaptarse a lo estipulado en la nueva normativa.
Ya en el congreso de emergencias médicas aéreas Airmed, celebrado en Barcelona en el año 2005, se presentó por parte de TAF helicopters, una ponencia titulada “Manual para tripulantes HEMS”, que se adaptaba a los requisitos JAR y que básicamente ha sido el que se ha aplicado en los cursos desarrollados posteriormente. Esa iniciativa, fruto del esfuerzo e implicación de diferentes profesionales médicos, enfermeros, administrativos, TMA,s y pilotos, con el apoyo de la dirección de operaciones de TAF y de la coordinación sanitaria, dio sus frutos cuando, finalmente, el primer curso pudo materializarse en octubre de 2007.
Desde el primer momento, se puso especial cuidado en adaptar los contenidos del curso a lo estipulado en la normativa JAR, con la clara intención de dar cumplimiento a cualquier requerimiento futuro, por parte de la DGAC, cuando se establezcan los requisitos para poder contar con la titulación oficial correspondiente a tripulante HEMS.
La normativa JAR-OPS 3, de obligado cumplimiento por Real Decreto 279/2007 de 23 de Febrero, publicado en el Boletín Oficial del Estado número 69 el día 21 de Marzo de 2007 (entró en vigor a los seis meses de su publicación, por lo que es plenamente aplicable desde el 21 de Septiembre de 2007), establece las cualificaciones y requisitos necesarios que debe reunir el personal sanitario de abordo con el fin de que pueda desarrollar de forma segura y eficaz el tipo de operación asignada.
Según dicha normativa, los miembros de la tripulación HEMS recibirán formación adecuada según los requisitos establecidos y con los elementos siguientes:
(i) Funciones asignadas dentro de HEMS;
(ii) Navegación (lectura de mapas, principios y uso de ayudas a la navegación);
(iii) Manejo del equipo de radio;
(iv) Uso de los equipos médicos de a bordo;
(v) Preparación del helicóptero y del equipo médico especializado para la posterior salida de HEMS;
(vi) Lectura de instrumentos, advertencias, uso de las listas de comprobación normales y de emergencia para ayudar al piloto si es necesario;
(vii) Conocimiento básico del tipo de helicóptero en cuanto a ubicación y diseño de los sistemas y equipos normales y de emergencia y del equipo.
(viii) Coordinación de la tripulación;
(ix) Prácticas de respuesta a llamadas de HEMS;
(x) Repostaje; y repostaje con los rotores en marcha;
(xi) Selección y uso de lugares de operación de HEMS;
(xii) Técnicas para manejar a los pacientes, consecuencias médicas del transporte aéreo y ciertos conocimientos sobre la recepción de la unidad de urgencias del hospital;
(xiii) Señalización para el helicóptero;
(xiv) Operaciones de carga en la eslinga, si es necesario;
(xv) Operaciones con grúa de rescate, si es necesario;
(xvi) Peligros para sí mismo y para los demás cuando el rotor del helicóptero está en marcha, incluida la carga de pacientes;
(xvii) El uso del sistema de intercomunicación del helicóptero.
La norma marca claramente que le corresponde al operador la responsabilidad de que los que ejerzan las funciones citadas, hayan recibido la formación necesaria y sean suficientemente competentes para llevar a cabo las tareas que tienen asignadas, en cuanto a su condición de tripulantes HEMS.
Programa y desarrollo del curso
El programa del curso, por tanto, pretende contemplar todos los aspectos especificados en las JAR y otros que se han considerado necesarios para que la formación impartida sea un auténtico instrumento de habilitación para el trabajo en HEMS y no sólo un mero trámite para dar cumplimiento a la nueva normativa.
En ese sentido, el programa se divide en dos grandes grupos. Los dos primeros días se dedican a cuestiones vinculadas con la medicina aeronáutica, transporte de críticos, técnicas de emergencias, fisiopatología del transporte aéreo, rescate en montaña, transporte pediátrico, coordinación y diferentes prácticas vinculadas con esos contenidos. En los tres días restantes se concentran las materias y prácticas de índole aeronáutica: introducción y normativa, conocimientos generales de las aeronaves, conocimientos del tipo de aeronave y sistemas auxiliares, principios de navegación aérea, principios de derecho aéreo, comunicaciones, factores de vuelo, normas en la operación del helicóptero, particularidades del rescate con grúa y protocolos de actuación, complementadas con prácticas en tierra en instalaciones y con helicópteros medicalizados, vuelo de aclimatación y vuelos de prácticas, así como una exhibición demostrativa de las diferentes modalidades de rescate con grúa, a cargo de los bomberos de la Generalitat.
El curso tiene una duración de 40 horas lectivas en cinco días, de miércoles a domingo, repartidas aproximadamente en un 40% correspondiente a temas de medicina aeronáutica y el 60% restante, formación aeronáutica. En cuanto a contenidos teóricos y prácticos, el 70% del curso tiene carácter teórico y un 30% práctico, incluyendo prácticas de técnicas en emergencias sobre modelos plásticos y animales, con técnicas quirúrgicas en ovejas y prácticas en helicóptero estático y de vuelo. La proximidad de las instalaciones del helipuerto de Betren/ Viella al hotel donde se ha desarrollado el curso, a unos 300 metros, ha facilitado y agilizado la realización de las prácticas sin pérdidas de tiempo en desplazamientos prolongados. Asimismo, la posibilidad de contar con dicho helipuerto, ha permitido a los alumnos familiarizarse con distintos modelos de helicóptero y con las instalaciones de repostaje de combustible, para llevar a cabo las prácticas correspondientes.
El número de alumnos se limitó a un máximo de cuarenta para poder garantizar el nivel de calidad exigible a un curso de estas características. Respecto al origen de los alumnos, la práctica totalidad del alumnado de la primera edición procedía de la comunidad catalana, predominando los profesionales que ya se encontraban trabajando en los diferentes helicópteros medicalizados de Cataluña. Pese a la poca difusión que se le dio al curso, debido en parte a la premura en su organización y al hecho de estar las plazas ya prácticamente cubiertas desde el mismo momento de su publicación, en ambas ediciones ha sido un éxito. En el caso de la segunda edición se contó con la presencia de alumnos procedentes de diversas comunidades (Aragón, Asturias, Cataluña, Extremadura, Madrid), hecho que enriqueció las clases, al poder contar con diferentes aportaciones y puntos de vista basados en formas diversas de enfocar las misiones HEMS, de aplicación en las diferentes comunidades autónomas.
Respecto al perfil de los asistentes, predominaban claramente los profesionales sanitarios con formación universitaria en medicina o enfermería (más del 90% del total), aunque también asistieron rescatadores y en menor medida, pilotos y TMA,s, todos ellos con perfil de técnicos de transporte sanitario.
El curso finalizó con una evaluación escrita de los conocimientos adquiridos durante el desarrollo del curso que, pese a su dificultad, fue superada con aprovechamiento por la totalidad de los alumnos. Asimismo, en ambas ediciones, al finalizar la docencia, se llevó a cabo una valoración del curso por parte del alumnado, contemplando extremos como las instalaciones, las prácticas o el nivel de la docencia, tanto la relacionada con aspectos aeronáuticos como la de carácter médico, siendo los resultados netamente positivos, constatándose una aceptación y valoración muy alta por parte del conjunto del alumnado.
Hasta ahora se han impartido dos cursos, en octubre de 2007 y mayo de 2008. Estos dos primeros cursos han sido organizados por el Servici Aranés dera Salut y han contado con la dirección colegiada de esa misma entidad, la Direcció General de Prevenció, Extinció d’incendis i Salvaments de la Generalitat de Catalunya (Bomberos), TAF Helicopters y TAF- TRTO. El curso se ha llevado cabo a través de la Escola de postgrau de la Univertitat Autònoma de Barcelona (UAB), mediante el “Departament de Fisiologia, Biologia Cel•lular i Immunologia” de la Facultad de Medicina de la UAB, responsable de la co-dirección académica, quedando el curso estructurado como de especialización de postgrado, con sus créditos académicos correspondientes. Este curso cuenta con el reconocimiento de interés sanitario del Institut d’Estudis de la Salut (IES), de la Generalitat de Cataluña y el programa del curso sigue la normativa JAR y ha sido reconocido como de interés aeronáutico por el COPAC. En la primera edición, se contó con la colaboración del Real automóvil club de Cataluña (RACC) y en la segunda con la empresa EUROCOPTER.
Para futuras ediciones del curso, ya en preparación, se mantendrá la estructura y la participación de la mayoría de entidades implicadas y colaboradoras, trasladándose la sede al Hospital de Puigcerdà, en la Cerdanya. Se espera que de momento, debido al éxito del curso y mientras la demanda de plazas siga siendo masiva, se mantenga la periodicidad de dos ediciones anuales.

Revista AVIADOR. nº 47.
 

dramarilloloco

e-mergencista experimentado
#5
bueno, los cursos del grupo iNAER iban por ese camino...claro que, caritos y con un aforo limitadisimo...a ver si los servicios, (sobre todo el de aqui) se ponen en la tarea de la formación HEMS según normativa...ya de EPIS hablamos otro día...:oops: :oops:
 
Arriba