Este sitio usa cookies, propias y de terceros.
Si se continúa con nosotros entendemos que se acepta el uso de cookies.

Cae un rayo en Pamplona contra un edificio y destroza un coche

Tema en 'Noticias de emergencias' comenzado por tanidya, 16 Jul 2006.

Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.
  1. tanidya

    tanidya e-mergencista experimentado

    Un rayo cayó en un edificio de la trasera de Pío XII y precipitó varios kilos de cascotes

    Un fragmento de 15 kilos destrozó un coche aparcado debajo

    Sobre las 19.45 de ayer, un rayo impactó en el ángulo noroeste de un edificio situado entre la calle Acella y Pío XXII, en Pamplona, provocando el desprendimiento de decenas de cascotes de baldosa y cemento, algunos del tamaño de un balón de fútbol. Varios cayeron sobre dos vehículos, que resultaron dañados, pero no se lamentaron daños personales.

    [​IMG]M.R.R. PAMPLONA. [​IMG][​IMG][​IMG]

    [​IMG][​IMG]

    Un municipal retira fragmentos que presentaban riesgo J.A. GOÑI
    [​IMG][​IMG]

    Abajo, el techo del Peugeot 306 destrozado; arriba, esquina donde cayó el rayo.</B> J.A.GOÑI


    Ya estaba amainando la tormenta que descargó agua con intensidad sobre la Comarca durante más de media hora ayer por la tarde. Fue entonces cuando un rayo se precipitó sobre una de las esquinas superiores del edificio situado en Pío XII, 30 bis.

    El impacto cayó a unos cuatro metros de un pararrayos situado en el tejado, y la suerte evitó que se produjesen daños en personas.

    Al parecer en la vivienda inmediatamente inferior al impacto, en la sexta planta, no se registraron daños. Sus propietarios estaban de vacaciones.

    La intensa tormenta y el hecho de que estuviera cerrado el restaurante Don Huevonne, situado en la planta baja, contribuyeron a que en ese momento no pasase nadie por la calle.

    Tan sólo resultaron dañados dos vehículos. Un Peugeot 306 se llevó la mayor parte del impacto en sus lunas, y sobre todo en el techo, sobre el que se precipitó el mayor cascote, de más de 15 kilos. Según señaló su propietario, el vehículo quedó prácticamente destrozado, en situación de siniestro total.

    Un Renault 19 que se encontraba justo delante, sufrió una abolladura en el capó por un cascote del tamaño de una bola de ping-pong. Minutos después del suceso acudieron seis agentes de la Policía Municipal de Pamplona, que acordonaron unos 40 m2 de la acera, donde existía riesgo de nuevos desprendimientos. Los agentes también acometieron con palancas el derribo de algunos fragmentos de cemento y baldosas, que estaban a punto de desprenderse. A primera hora de la noche acudieron los bomberos, que comprobaron la seguridad del edificio, tras lo cual se retiró el cordón de protección.
     
    Etiquetas:
Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.

Comparte esta página

Cargando...