Este sitio usa cookies, propias y de terceros.
Si se continúa con nosotros entendemos que se acepta el uso de cookies.

Amazona se rompe el cuello en San Sebastián

Tema en 'Noticias de emergencias' comenzado por tanidya, 13 Ago 2007.

Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.
  1. tanidya

    tanidya e-mergencista experimentado

    UNA AMAZONA SE ROMPE EL CUELLO EN SAN SEBASTIÁN
    Muerte en el hipódromo
    • Nagore Otaño, de 28 años, se cayó en la segunda carrera de la tarde
    • El pasado diciembre murió un 'jockey' surcoreano en los Juegos Asiáticos
    VIDEO CAIDA:
    http://www.dalealplay.com/informaciondecontenido.php?con=52043

    [​IMG] [​IMG]

    [​IMG]
    Otaño, en el centro de la imagen, sobre la hierba tras el trágico accidente. (Foto: Canal 24 Horas)

    MADRID.- Para ella suponía una estupenda oportunidad, la ocasión de reivindicar en la competición sus buenas maneras. Una chica joven, de 28 años, natural de Oiartzun (Guipúzcoa), apasionada de los caballos y que trabajaba como mozo de cuadra para el preparador Miguel Alonso. Los probadores suelen entrenar con los pura sangre y si responden bien, tienen predisposición y valentía, el jefe les anima a hacerse la ficha para probarse en las mismas plazas que los 'jockeys' profesionales.

    Era el caso de Nagore Otaño, jinete amateur. No dar el pesaje correcto, 59,5 kilogramos era el suyo, o carecer de los posibles para dedicarse en exclusiva a la hípica suelen ser las razones de que no pasen a la esfera de élite.

    Pero la pasión no la acaban de abandonar, y entonces se alivian matando el gusanillo como mozo de cuadra. Justo el caso de Nagore, que acudía por las mañanas a Zubieta, bien temprano, alrededor de las seis, según explican desde el Hipódromo, para ejercitarse con 'Jackson', el caballo con el que ella había debutado en competición un 5 de junio de 2005. 'Jackson' dominó, precisamente el domingo, en la sexta cita de la reunión, la que cerraba la tarde.

    El nombre de la amazona de Oiartzun aparecía en el segundo turno, cajón número cinco, en la competición para los no profesionales, hombres o mujeres, sobre una distancia de 1.600 metros. Día de ilusión para la señorita Otaño, que se transformó en drama, espeluznante a primera vista, y pronto en tragedia.

    Porque desde que cayó al suelo, los presentes entendieron la gravedad del hecho. A la salida de la curva Bugatti, en plena rivalidad con otro participante, la yegua que montaba, de nombre 'La Chaparrita', de estirpe irlandesa, dobló las dos manos. La amazona perdió el control, se precipitó de cabeza y en el golpe con el terreno se fracturó el cuello.

    Aunque fue atendida de inmediato por la Cruz Roja, en el mismo trazado, llegó moribunda al Hospital de San Sebastián. "A las 18.20 horas ha ingresado la paciente N. O. G. con parada cardiorespiratoria como consecuencia de un politraumatismo tras caerse de un caballo. Una vez en urgencias no ha respondido a las tareas de reanimación", rezaba el parte médico del centro.

    Sólo nueve carreras

    A las 20.30 horas, desde el Hospital Donostia telefoneaban al Hipódromo de Zubieta/Lasarte para transmitir la noticia del fallecimiento de la joven, cuya trayectoria como jinete sólo recoge la participación en nueve carreras.

    "Hipódromos y Apuestas Hípicas de Euskadi S.A. lamenta profundamente la muerte de la amazona y quiere hacer extensivo su pésame a la familia y allegados de la señorita Otaño y trasladar este sentimiento a toda la familia de profesionales 'jockeys', aficionados, mozos, preparadores y propietarios que en estos momentos deben sentir el dolor que a todos nos embarga", comunicaron los gestores del complejo hípico de San Sebastián, tal vez el de mayor tradición de los activos en España, con un programa veraniego muy amplio. De hecho, acoge hasta 12 jornadas (seis pruebas por día) durante los meses de estío, entre julio y septiembre.

    El 15 de agosto, coincidiendo con la disputa de la carrera principal de la temporada, la Copa de Oro, la organización solicita que todos los 'jockeys' luzcan un brazalete negro en señal de luto por la muerte de la guipuzcoana. Además, se guardará un minuto de silencio en su memoria.

    Aunque extraños, estos sucesos no son excepcionales en la hípica. Durante los últimos Juegos Asiáticos, el pasado 7 de diciembre, murió Kin Hyung-Chil, un tipo experimentado que defendía la medalla de plata en su especialidad. También se produjo una fractura en el cuello, aunque en el caso del deportista surcoreano se la ocasionó su caballo, Bundaberg Black, al caerle encima tras perder las manos por las deficiencias del terreno.

    www.elmundo.es
     
    Última modificación: 13 Ago 2007
    Etiquetas:
  2. tanidya

    tanidya e-mergencista experimentado

    SAN SEBASTIÁN. DV. La amazona guipuzcoana Nagore Otaño, de 29 años, falleció ayer por la tarde en el transcurso de la segunda carrera de la jornada en el hipódromo donostiarra.

    Nagore participaba en la segunda carrera de la tarde, el premio Fol Parade, reservado a mazonas y gentlemen, sobre 1.600 metros montando a la yegua La Chaparrita, de la cuadra Las Américas.

    El accidente mortal de la amazona de Astigarraga se produjo mediada la carrera, a la altura de la curva de Bugatti. Al parecer, La Chaparrita, que marchaba en cuarta posición, sufrió un percance con uno de los ejemplares que le precedían, y perdió las manos, lo que provocó su caída y la de su amazona, que quedó tendida en la pista de hierba, al lado de la yegua.

    Una de las primera personas que atendieron a Otaño fue Octavio Becerra, el preparador de la cuadra Las Américas. Becerra intentó reanimar a la amazona practicándole el boca a boca, momentos antes de que llegara la ambulancia destacada en el hipódromo.

    Trasladada con urgencia al Hospital Donostia, donde llegó con parada cardiorespiratoria, los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida. Al parecer, Otaño presentaba una fractura del cuello, a consecuencia de la caída.

    La yegua, que en principio también quedó tendida en la hierba, fue desensillada y momentos después se reincorporó y abandonó el lugar con normalidad.

    Luto en el hipódromo

    La noticia del fallecimiento de Otaño causó una profunda consternación en el hipódromo, que continuó su jornada de carreras con normalidad tras el accidente.

    La sociedad Hipódromos y Apuestas Hípicas de Euskadi, organizadora de las carreras, hizo anoche pública una nota en la que expresó su dolor por el trágico accidente y trasladó su pésame «a la familia y allegados de la señorita Otaño y a toda la familia de profesionales, jockeys, aficionados, mozos, preparadores y aficionados, que en estos momentos deben sentir el dolor que a todos nos embarga».

    El hipódromo tiene previsto rendir un homenaje a Nagore Otaño el miércoles con motivo de la celebración de la jornada cumbre de la temporada en el hipódromo, con la disputa de la Copa de Oro.

    Todos los jockeys participantes llevarán brazaletes negros en señal de luto y en el transcurso de la tarde se guardará un minuto de silencio en memoria de la joven fallecida.

    www.diariovasco.com
     
  3. tanidya

    tanidya e-mergencista experimentado

    Es un trabajo bastante arriesgado»


    [​IMG]

    Nagore Otaño.

    En la puerta del servicio de urgencias del Hospital Donostia, las amigas de Nagore no podían ocultar su tremendo dolor. Ellas conocían mejor que nadie su pasión por los caballos, incluso una de ellas había coincidido con la fallecida en alguna carrera.

    «Era una gran amante de los caballos». Así definen sus amigas a Nagore Otaño. A pesar de licenciarse en Biología, la joven de 29 años trabajaba en el hipódromo de San Sebastián como preparadora.

    En una entrevista concedida hace algún tiempo, aseguraba que su trabajo era «bastante arriesgado», y que ya había tenido algún que otro susto. También explicaba que una de las mayores ilusiones de su vida sería participar como amazona en una carrera. Otaño solía disputar unas cuatro carreras al año desde que debutó en la pista de San Sebastián el 5 de junio de 2005, a lomos de Jackson, caballo al que montaba temprano en los entrenamientos.

    La de ayer era su novena carrera, en uno de esos días que vivía con especial ilusión. Desgraciadamente no acabó bien. Un tropezón de La Chaparrita, la yegua que montaba, acabó para siempre con sus planes de futuro.

    Nadie sabe si lo que ocurrió ayer se podía haber evitado, pero lo cierto es que sus amigas comentaban que, desde hace unos días, los jinetes habituales de Lasarte venían quejándose del estado de la pista. «Ayer estaba demasiado blanda y muy embarrada por la parte de los palos». Además, su preparador físico, le arrancó el collarín que le habían colocado las asistencias e impidió su correcta atención hasta el hospital. Todos los factores jugaron ayer en contra de la joven Nagore, que sólo quería disfrutar de la más grande de sus pasiones, que le llevó a la muerte.

    www.diariovasco.com
     
Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.

Comparte esta página

Cargando...