Accidentes de montaña en el Pirineo Altoaragonés

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

ABUELEITOR

Super Moderator
Miembro del equipo
tanidya dijo:
Heridos un joven de Deba y una vitoriana tras quedar atrapados en una avalancha en Panticosa
Recorrían a pie una zona a unos 2.700 metros con riesgo muy alto de aludes. No quedaron sepultados bajo la nieve.
ANE URDANGARIN/

SAN SEBASTIÁN. DV. «Han tenido mucha suerte. Muchísima suerte». Así se expresaba ayer por la tarde José Diego, un experto en intervención en montaña horas después de haber participado en el rescate de dos jóvenes vascos que sufrieron una avalancha de nieve en el Pirineo oscense. El accidente se registró en un paraje de Panticosa y pudo tener consecuencias fatales. Pero los dos montañeros, un vecino de Deba y una vitoriana, no fueron sepultados por la nieve, aunque sí resultaron heridos.

El debarra Pablo U.I., de 34 años, y la vitoriana Irantzu A. R., de 26, habían planeado pasar el fin de semana en el Valle del Tena. Pernoctaron en el refugio de la Piedra y ayer, hacia las 8 de la mañana, salieron al monte. Hacia las dos del mediodía se encontraban ya de regreso en un paraje conocido como Majada Alta de las Argualas. Se trata de una zona situada a bastante altitud, a unos 2.700 metros. Según los miembros del Grupo de Rescate Especialista en Intervención de Montaña de la Guardia Civil que les atendió, los jóvenes no llevaban puestos en el momento del siniestro ni esquíes ni raquetas.

Al parecer, los montañeros estaban descendiendo de esta zona de las Argualas haciendo una diagonal cuando se partió una placa, que les arrastró entre unos 90 y 100 metros por un corte de rocas, de una altura aproximada de unos 25 metros.

La avalancha de nieve no sepultó a los jóvenes, que fueron auxiliados por otros deportistas que realizaban una travesía. «Detrás de ellos bajaba un chico esquiando. Iba con otras personas. Entre todos les ayudaron a salir», explicó Diego. Tras resguardarse en una zona segura, consiguieron dar el aviso de alerta a través de un teléfono móvil. El equipo de montaña de Panticosa, que tuvo que movilizar un helicóptero, se puso en marcha a las 14.15 horas.

Las tareas de rescate se prolongaron durante dos horas y los montañeros fueron evacuados al Hospital Comarcal de Jaca. Irantzu A. R. sufrió un fuerte esguince, mientras que Pablo U. I. presentaba una fractura de rótula. Anoche los dos montañeros se reponían del gran susto y comentaron por teléfono que, a pesar de las heridas, se encuentran bien.

Nieve primavera, la peor

El riesgo de avalanchas de nieve durante en el Pirineo ha sido muy elevado el fin de semana. De hecho, los partes lo cifraban entre 4 y 5, cuando el máximo se sitúa en el 5. «La peligrosidad en esa zona es alta y hay que pensárselo bien antes de aventurase a salir. Casi todos los años tenemos que rescatar algún fallecido», explicaba Diego, quien alertaba de los especiales riesgos que conlleva sufrir un alud de nieve en esta época del año: «La nieve de primavera es húmeda y cuando se cae se compacta. Te aprisiona. Han tenido mucha suerte».

El miembro de los equipos de rescate recomienda a los que organicen planes en el valle del Tena «que nos llamen, porque estamos encantados de informarles de las condiciones meteorológicas y explicarles las posibles alternativas».
 

Tolosa

e-mergencista experimentado
La Benemérita y el 061 seguirán trabajando juntos en los rescates

ACUERDO DE COLABORACIÓN

La Benemérita y el 061 seguirán trabajando juntos en los rescates

La Universidad investigará técnicas de emergencias.
A. C. (04/04/2006)


El Gobierno de Aragón y el Ministerio del Interior han revalidado y mejorado la colaboración que ambas instituciones mantienen desde el año 1999 en las operaciones de socorro médico y de rescate en la montaña. El nuevo convenio es indefinido y permitirá el apoyo entre los integrantes del servicio sanitario 061-Aragón y el Servicio de Montaña de la Guardia Civil en las intervenciones en montaña. El convenio se revalidó ayer en el cuartel de la Guardia Civil de Jaca, en presencia del director general de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche; el presidente aragonés, Marcelino Iglesias; la consejera de Salud, Luisa Mª Noeno; el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, y el rector de la Universidad de Zaragoza, Felipe Pétriz.

El convenio revalidado contempla la posibilidad de que el 061-Aragón pueda solicitar en casos de emergencia médica el apoyo mutuo de ambos efectivos. En estos momentos, el equipo del 061-Aragón que se hace cargo de estas operaciones está formado por 8 médicos y 5 enfermeros, y atiende también al UVI Móvil de Sabiñánigo. Además, se espera, como ya sucedió el año pasado, que este verano el equipo se refuerce con un segundo helicóptero, con sede en el valle de Benasque, que permitirá duplicar las posibilidades de atención y cubrir con mayores garantías todo el territorio pirenaico.

Tanto Marcelino Iglesias como Carlos Gómez Arruche definieron el convenio como "muy importante para todos". De hecho, el año pasado se produjeron 297 rescates y en lo que va de 2006, 23. Además, según un informe del 061-Aragón, el montañismo (40%) es la actividad con más intervenciones y, por provincias, Huesca (97,5%) es la que concentra el mayor número de salidas de los profesionales, seguida por Teruel (1,5%) y Zaragoza (1%). Por zonas, Boltaña (24,5%), Benasque (23,3%), Panticosa (14,4%) y Jaca (12%) agrupan la mayor concentración de rescates en montaña.

El acto se aprovechó para suscribir una declaración de intenciones para la colaboración entre Interior y la Universidad de Zaragoza para el desarrollo de varios proyectos tecnológicos para su aplicación en los servicios de búsqueda.
 

Congrio

e-mergencista experimentado
Es una alegría para todos y todas el que colaboremos en el trabajo diario con otros cuerpos intervinientes en la emergencia.

Es algo que se debe celebrar.
 

enfermieg

e-mergencista activo
anda, pues si ponen un helicoptero mas, contaran con mas gente para cubrir o se hará con el personal ya existente?
Y En el helicoptero va siempre personal sanitario o sólo guardia civil?
 

Vitxu

e-mergencista experimentado
Esto es un gran invento y la verdad es que tiene mucha aceptacion y valoracion en la poblacion, me laegro de que siga asi.
 

Tolosa

e-mergencista experimentado
aitona4 dijo:
enfermieg dijo:
En el helicoptero va siempre personal sanitario o sólo guardia civil?
hay ocasiones, en las que en el Helicoptero, va el medico del 061 en el
En el helicoptero van siempre guardias civiles, y cuando van a atender un rescate de montaña recogen en el helipuerto del Hospital San Jorge de Huesca a un medico del 061 especialista en rescates que este de guardia ese dia. Estos medicos cubren la UME de Sabiñanigo y el helicoptero de rescate. Entre 8 medicos hacen unos dias UME y otros helicoptero. :wink:
 

Gonso061

e-mergencista experimentado
Tecnología y Medicina se alían en el Pirineo

"Tecnología y Medicina se alían en el Pirineo

Helicóptero del 112​


La colaboración interinstitucional permite desarrollar un sistema de telemedicina que optimiza los recursos sanitarios en zonas aisladas
El SUP (Seguridad y Urgencia en los Pirineos) habilita la atención médica especializada mediante un sistema de monitorización, comunicación y diagnóstico a distancia. El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, acompañado por las consejeras de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, y de Ciencia, Tecnología y Universidad, Ángela Abós, ha asistido este viernes en el Refugio de Belsué (Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara) a una demostración del Proyecto Seguridad y Urgencia en los Pirineos (S.U.P.).

El S.U.P. es un proyecto Interreg IIIA financiado por la Comisión Europea y en el que colaboran, además del SALUD y el ITA (Instituto Tecnológico de Aragón), el Servicio Catalán de Salud, la Universidad de Lleida, el Servicio Aranés de Salud, CETIR (Centre Européen des Technologies de l information en milieu Rural), ENIT (Ecole Nationale d ingénieurs de Tarbes) y Meteo France.

El objetivo del proyecto es disponer de un sistema de intervención fiable que permita la transmisión de datos biomédicos para una atención sanitaria eficaz y eficiente en zonas de difícil acceso del Pirineo, como sucede en el rescate en montaña y en determinados núcleos rurales aislados. Partiendo de esta premisa general, el proyecto tiene dos claras vertientes: una de prevención y otra de intervención.

Prevención: En esta materia, en la que se halla más implicada la región de Midi-Pyrénées, el objetivo es la creación de un servidor de información acerca de los riesgos potenciales que encierra la media y alta montaña, y que estaría dirigida ante todo a aquellos profesionales que llevan a cabo su trabajo en este ámbito, así como a la población en general.

Intervención: Es la faceta en la que Aragón pretende profundizar mediante la prueba de un sistema de telecomunicaciones para la transmisión de información biomédica desde zonas asiladas, que permitan afrontar y resolver situaciones de riesgo para la salud. A este propósito se orienta la dotación de equipos adecuados para la transmisión de datos médicos fundamentalmente en tres niveles distintos:

1. Para médicos: En refugios de montaña, unidades de rescate y sus profesionales (Guardia Civil, etc&)

2. Urgencias y emergencias sanitarias: personal del 061.

3.-Médicos de los centros de salud y consultorios locales situados en zonas rurales aisladas del Pirineo.

Financiado a partes iguales por los socios y por el Programa Interreg IIIA, el proyecto S.U.P. inició su andadura el 1 de octubre del 2003. En la primera etapa se seleccionaron los dispositivos técnicos que sería preciso desplegar sobre el terreno. Actualmente se ha terminado el diseño e implementación del sistema, que permite la transferencia y gestión de estas monitorizaciones biomédicas, desde cualquier sitio aislado del Pirineo, tanto en la montaña como en núcleos de población, con los hospitales de referencia, que en Aragón es el Hospital San Jorge de Huesca.


Este sistema es capaz de asegurar la comunicación en cualquier entorno puesto que analiza y gestiona todas las redes de comunicación inalámbricas existentes, desde redes de despliegue terrestre a comunicaciones vía satélite.

El proyecto Seguridad y Urgencias en los Pirineos aporta un carácter innovador proporcionando un motor de experiencia que permite aprender de los accidentes ocurridos, los ciclos meteorológicos y las circunstancias concretas como la afluencia de visitantes y estado del terreno que es capaz de predecir con una fiabilidad exponencial los riesgos asociados a una zona concreta. Esta información estará habilitada al público en general y en especial a todos los entes profesionales relacionados con la atención y salvamento en los Pirineos. Todo ello, unido a la monitorización remota de las constantes de los heridos permitirá hacer un uso más eficiente de las infraestructuras y recursos de salvamento de los diferentes servicios de emergencias.

El proyecto, que se localizará en el departamento francés del Hâute Garonne (Midi-Pyrénées), con capital en Toulouse, en Val d Arán, la Alta Ribagorza y la zona pirenaica de Huesca, cuenta con los siguientes socios:

Por Aragón:

Servicio Aragonés de Salud (SALUD). Aglutina a los principales agentes de la sanidad aragonesa. Entre ellos, los que participan de forma directa en el proyecto: 061 Aragón, hospitales, centros de salud y consultorios de atención primaria del Pirineo.

Instituto Tecnológico de Aragón (ITA). Organismo de I+D+I que apoya tecnológicamente a las PYMES aragonesas, y con amplia experiencia en proyectos TIC, tanto regionales como nacionales y europeos. Cabe destacar la experiencia en el desarrollo de sistemas web dinámicos, plataformas CATV para servicios de teleasistencia, el análisis ende laboratorio de EMC y las comunicaciones inalámbricas (RFID y GSM).

Por Midi-Pyrénées:
telemedicina, con gran experiencia a partir del Programa Espacial Europeo y de sus actuaciones en los territorios franceses de ultramar.

CETIR. Centro tecnológico dedicado a difundir las tecnologías de la información y su aplicación en el entorno rural. Acogerá el núcleo del sistema de información (base de datos, servidor).
CHU-Toulouse. Centro hospitalario universitario de Toulouse que contiene en su estructura el SAMU 31. Se coordinará con el ORU-MIP (Observatorio Regional de Urgencias del Midi-Pyrénées).

METEO France. Organismo que centra y elabora la información meteorológica en Francia.

Por Cataluña / Val d Arán:

Universitat de Lleida (UdL), con el grupo GRIHO encargado de definir los interfaces hombre-máquina del software del proyecto.
Fundació Roc Pifarré (FRP), fundación privada sanitaria participada por la Generalitat de Catalunya, responsable de coordinar el control médico de las emergencias en un segundo nivel.
Servei Aranés dera Salut (SAS), en la coordinación médica de las emergencias en el área de la Val d Arán y la Alta Ribagorza junto al TESVAS, empresa pública sin ánimo de lucro responsable del transporte hospitalario y el rescate en Val d Arán y Alta Ribagorza."



Fuente: www.radiohuesca.com
 

Tolosa

e-mergencista experimentado
Re: Tecnología y Medicina se alían en el Pirineo


NACIONAL
Aragón tiene ya listo el sistema de telemedicina específico para zonas aisladas de las zonas montañosas

Tras más de dos años desde que se inició, el proyecto Seguridad y Urgencia en los Pirineos termina la fase que permitirá transmitir datos biomédicos de pacientes a centros de atención médica franceses, catalanes y aragoneses

Redacción, Zaragoza (28-7-2006).-El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, acompañado por las consejeras de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, y de Ciencia, Tecnología y Universidad, Ángela Abós, ha asistido en el Refugio de Belsué (Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara) a una demostración del proyecto Seguridad y Urgencia en los Pirineos (SUP).

Se trata de un proyecto financiado por la Comisión Europea y en el que colaboran, además del SALUD y el ITA (Instituto Tecnológico de Aragón), el Servicio Catalán de Salud, la Universidad de Lleida, el Servicio Aranés de Salud, CETIR (Centre Européen des Technologies de l’information en milieu Rural), ENIT (Ecole Nationale d’ingénieurs de Tarbes) y Meteo France.

El objetivo del proyecto es disponer de un sistema de intervención fiable que permita la transmisión de datos biomédicos para una atención sanitaria eficaz y eficiente en zonas de difícil acceso del Pirineo, como sucede en el rescate en montaña y en determinados núcleos rurales aislados. Desde el punto de vista de la prevención, el objetivo es la creación de un servidor de información acerca de los riesgos potenciales que encierra la media y alta montaña, y que estaría dirigida ante todo a aquellos profesionales que llevan a cabo su trabajo en este ámbito, así como a la población en general.

En cuanto a la intervención, Aragón pretende profundizar en esta faceta mediante la prueba de un sistema de telecomunicaciones para la transmisión de información biomédica desde zonas asiladas que permita afrontar y resolver situaciones de riesgo para la salud. A este propósito se orienta la dotación de equipos adecuados para la transmisión de datos médicos fundamentalmente en tres niveles distintos: Para médicos en refugios de montaña, unidades de rescate y sus profesionales (Guardia Civil, etcétera); en Urgencias y emergencias sanitarias (personal del 061); y para médicos de los centros de salud y consultorios locales situados en zonas rurales aisladas del Pirineo.

El proyecto SUP inició su andadura el 1 de octubre del 2003. En la primera etapa se seleccionaron los dispositivos técnicos que sería preciso desplegar sobre el terreno. Actualmente se ha terminado el diseño e implementación del sistema, que permite la transferencia y gestión de estas monitorizaciones biomédicas –desde cualquier sitio aislado del Pirineo, tanto en la montaña como en núcleos de población– con los hospitales de referencia, que en Aragón es el San Jorge de Huesca.

Este sistema es capaz de asegurar la comunicación en cualquier entorno puesto que analiza y gestiona todas las redes de comunicación inalámbricas existentes, desde redes de despliegue terrestre a comunicaciones vía satélite. Según los responsables del proyecto, el SUP permitirá hacer un uso más eficiente de las infraestructuras y recursos de salvamento de los diferentes servicios de emergencias. El proyecto Se localizará en el departamento francés del Hâute Garonne (Midi-Pyrénées), con capital en Toulouse, en Val d’Arán, la Alta Ribagorza y la zona pirenaica de Huesca.
 

Tolosa

e-mergencista experimentado
PIRINEO
La Guardia Civil detecta 26 zonas peligrosas en el Pirineo entre alta montaña y barrancos
La Cresta de Salenques, en Benasque, se ha convertido este año en una trampa con 4 muertos en apenas un mes.
Fotógrafo: HERALDO
Imagen de uno de los rescates de la Guardia Civil



RUBÉN DARÍO NÚÑEZ. Huesca | En las carreteras, un punto negro es aquel en el que se registran tres o más accidentes con víctimas en un año. Aunque en las montañas no existe este tipo de catalogación, los especialistas en rescates de la Guardia Civil de la provincia de Huesca que se juegan la vida a diario para auxiliar a montañeros también tienen su propia clasificación. Según los datos de los últimos años, el Pirineo aragonés tiene 26 puntos negros entre picos de alta montaña, situados casi todos a más de 2.500 metros y barrancos, especialmente en la Sierra de Guara y en el entorno de Boltaña.

Sin duda, en lo que va de año, la Cresta de Salenques, en Benasque, se ha convertido en una trampa para los montañeros. Las estadísticas así lo demuestran, ya que en el último mes, el GREIM de Benasque ha practicado en esta cresta nada menos que 9 rescates con un balance de cuatro fallecidos.

Los dos últimos montañeros que perdieron la vida en esta ascensión de más de 2,5 kilómetros que comienza a 2.800 metros de altitud y acaba a los 3.404 del Aneto -techo del Pirineo aragonés- fueron Alberto Figueredo, de 33 años, y Pilar Villa, de 29, un matrimonio natural de la localidad segoviana de El Espinar que, pese a su larga experiencia en escaladas difíciles, fueron localizados muertos tras despeñarse 300 y 450 metros, respectivamente.

A pesar de las fatídicas cifras que acumula este 2007 la citada Cresta de Salenques, lo cierto es que el Pirineo está plagado de otros muchos lugares peligrosos que pueden convertirse en agujeros mortales si no se extreman las precauciones en la ascensión. Las trampas, una a una
Los datos recopilados por la Guardia Civil indican que los especialistas del Grupo de Rescates de Boltaña son los que más puntos negros tienen en su ámbito de actuación. Así, en invierno su trabajo se multiplica principalmente en la escupidera de Monte Perdido (Fanlo) y en el conocido como Embudo de Marboré (Bielsa). Mientras, en verano, el principal punto negro también es la zona de Marboré, donde el año pasado hubo tres muertos, además de los barrancos pirenaicos de Miraval (Tella-Sin), Viandico (Fanlo), Las Gloces (Fanlo) y Sorrosal (Broto), aunque estos solo dan problemas en la transición de la primavera al verano cuando llegan las crecidas. Por último, también destacan la Brecha de Rolando y el pico Taillón, ambos en Fanlo.

En el caso del GREIM de Benasque, en invierno su trabajo aumenta especialmente en la zona Aneto-Maladetas mientras que en verano, además de Salenques y del techo del Pirineo, otros dos puntos negros son la Aigüeta de Barbaruens (Seira) y la Cresta de los Portillones (Benasque), donde a lo largo de 2006 perdieron la vida otros tres montañeros.

Ya más hacia el oeste, la EREIM de Panticosa tiene localizados cuatro puntos negros. En invierno, las zonas más conflictivas son el acceso al pico Balaitus y las Crestas del Diablo, ambos en el término municipal de Sallent de Gállego. En verano, y con mucha ventaja, la principal trampa es Peña Telera (Biescas), seguida de la zona de Respomuso-Balaitus.

En la zona de actuación del SEREIM de Jaca, los rescates más comunes en invierno se producen en el pico Aspe (Aísa) y en la zona de Punta Agüerri (Hecho) y Bisaurín (Aragüés del Puerto), donde en los últimos dos años ha habido cinco personas fallecidas. En la época estival, los principales puntos negros con ya los barrancos de Fago (Ansó) y en el de Aguaré (Canfranc), que en 2006 acumularon dos muertos. Además, los especialistas de la Guardia Civil destacan que la zona del ibón de Estanés y Aguas Tuertas (Hecho) "se producen muchas pérdidas debido a la niebla, aunque los accidentes no suelen ser graves por lo general".

Por último, el EREIM de Huesca presta especial atención en invierno al Tozal de Guara (Nocito) y a la sierra de Guara en su conjunto mientras que en verano destacan fundamentalmente los barrancos del Vero (Alquézar) y de Mascún, la Peonera y Balcés, los tres en Bierge.

Según Jesús Aznárez, sargento de la Sección de Montaña de Jaca, estos 26 puntos negros tienen algunas características comunes. "Casi todos los que hemos detectado en invierno son picos de más de 2.500 metros de altitud, lo que se considera alta montaña, mientras que en verano la altura media ya baja debido a la mayor incidencia de los barrancos", afirma.
El mal tiempo influye mucho
Pese a que la masificación que se está notando en los últimos años, lo cierto es que, sobre todo en invierno, el problema de la mayoría de estos puntos negros llega cuando hay condiciones meteorológicas adversas. "Si baja mucho la temperatura y hay temporal, los accidentes suelen ser muy graves y es habitual que incluso haya fallecidos porque la superficie de la montaña se convierte en un auténtico cristal y como no te permite ningún error, un mínimo resbalón te puede hacer 200 ó 300 metros", explica.

Es el caso, por ejemplo, del pico Aspe, de la escupidera de Monte Perdido o los Portillones, "donde con hielo y nieve helada, aunque se lleven crampones se ha dado el caso de que la gente ha caído y ya no ha podido parar".

El último y más reciente ejemplo es el de la Cresta de Salenques. "No es normal que en un mes haya cuatro fallecidos, eso nunca había pasado", subraya Jesús Aznárez. Aunque deja claro que nadie es "culpable" de estas tragedias, sí destaca que todos estos accidentes han coincidido con la publicación en una revista especializada en temas de montañismo de una reseña "muy buena" sobre cómo hacer la Cresta. Y es que aunque es una ascensión no excesivamente difícil, "tiene sus riesgos y hay que estar preparado física y psíquicamente".

A su juicio, este hecho puede haber influido en que este verano se estén viendo hasta seis cordadas por día cuando lo normal era ver solo una o dos. "El otro día fuimos y eso parecía una romería", asegura el sargento de la Sección de Montaña de Jaca.

A todo ello se une el mal estado de la vía de acceso al Aneto. "Está todo muy roto y después de las tormentas y de los cambios de temperatura que ha habido este año, pueden haber hecho que la roca dilate mucho con lo cual se ha resquebrajado más y por eso está habiendo tantos desprendimientos así que como caigas ya no puedes parar", apunta.
1.200 barranquista en el Vero
Pero esta masificación no sólo afecta a la alta montaña. De hecho, es mucho más evidente en los barrancos de la Sierra de Guara. "A lo mejor en el Formiga están entrando 100 personas al día pero es que en el Vero se han llegado a meter hasta 1.200 personas, sobre todo cuando llegan las vacaciones en Francia".

Aznárez es consciente de que es imposible poner barreras a la montaña pero tampoco ve con malos ojos que en los Alpes, por ejemplo, no permitan hacer una actividad sin el material adecuado. "Aquí solo lo hace el Seprona en Guara y quizá algún día llegue a la alta montaña aunque necesitaríamos 2.000 guardias civiles más". Por eso, alaba campañas de concienciación como la de Montañas Seguras. "La pena es que solo funcione en Benasque porque no hay más medios pero ojalá estuvieran también en Monte Perdido, en Bisaurín o en Guara".
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba