Este sitio usa cookies, propias y de terceros.
Si se continúa con nosotros entendemos que se acepta el uso de cookies.

ACCIDENTE MORTAL EN SILLEDA

Tema en 'Noticias de emergencias' comenzado por juanmtc, 15 Ago 2007.

Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.
  1. juanmtc

    juanmtc e-mergencista experimentado

    La lluvia pudo provocar que el coche de la familia invadiese el otro carril

    El vehículo en el que viajaban impactó contra un camión tras perder el control en una curva

    Las víctimas son Pedro López y Olga Regueira, vecinos de Vigo, y sus dos hijos, Carla y Adrián, de 12 y 11 años

    Un matrimonio vigués, Pedro López Luaces, de 51 años, y Olga Regueira Fernández, de 49 años, y sus dos hijos, Carla López Regueira, de 12 años, y Adrián López Regueira, de 11, perecieron ayer por la mañana en un accidente en Laro (Silleda). El vehículo en el que viajaban impactó, tras perder el control, contra un camión en un tramo de curvas y con pendiente de la carretera PO-534, que une Folgoso con Lalín.

    El accidente tuvo lugar sobre las doce y media de la mañana. A la altura del kilómetro 14,2 de la PO-534, Olga Regueira perdió el control del vehículo, un Renault Clio matrícula PO-2111-AN, en una curva en un tramo de bajada. El turismo fue durante varios metros de forma lateral cruzando los tres carriles de la calzada hasta impactar de forma frontolateral por su parte derecha con el camión articulado, marca Scania y matrícula 8028-FMG, que circulaba en ese momento en dirección contraria y ascendía por el carril previsto para los vehículos lentos.

    Firme peligroso

    Los testigos del siniestro apuntan a que la mujer pudo haber frenado -aunque en la calzada no quedaron señales- y perder el control del coche puesto que era un momento en el que lloviznaba tras varios días sin hacerlo, lo que provocaba que el firme estuviese especialmente peligroso. A ello se le unía que estaba descendiendo el Alto do Candán y el ligero contraperalte, según apuntaron, de esa curva.

    El matrimonio y sus dos hijos fallecieron tras el impacto, cuya virulencia era claramente visible en la cabina del camión, ya que los daños casi alcanzaron la luna delantera. El 061 envió al lugar dos ambulancias y un médico del centro de salud de Silleda, pero ya nada pudieron hacer por salvar la vida de los ocupantes del turismo, que quedaron atrapados. Al primero que liberaron los bomberos fue al niño, Adrián López Regueira. El facultativo que acudió al lugar intentó reanimarlo, pero sin éxito. Los cuerpos de los cuatro ocupantes del vehículo tuvieron que ser excarcelados, tareas que se prolongaron durante más de una hora. El matrimonio viajaba en las dos plazas delanteras, mientras que los dos niños iban en la parte de atrás del Renault Clio, todos ellos con el cinturón de seguridad puesto.

    En el vehículo articulado que se vio implicado en el siniestro viajaba además del conductor, Gumersindo López, un acompañante, su tío Álvaro Negro, de Lalín. Ambos salieron ilesos del siniestro.

    El matrimonio y sus dos hijos se dirigían hacia Rodeiro, en donde iban a participar en una fiesta familiar, ya que hoy y mañana son en las fiestas en la parroquia de Río, de donde es originario el padre de la conductora, Olga Regueira. También apuntaron en el lugar del siniestro que podrían ir a esa hora también para participar en el sepelio de la mujer fallecida el lunes en Rodeiro tras caerle parte de un muro encima tras derribarlo una vaca.
    Los cuerpos de los fallecidos fueron trasladados al Hospital Provincial de Conxo, en Santiago de Compostela, para practicarles la autopsia. Al lugar se acercó la familia. La localidad de Río acogerá mañana el entierro de las cuatro víctimas.
     

    Archivos adjuntos:

    Etiquetas:
  2. juanmtc

    juanmtc e-mergencista experimentado

    «Vin vir o coche atravesado, pero non dou tempo nin a dicir aí ven», dice el conductor del camión

    El conductor del vehículo articulado que se vio implicado en el siniestro mortal de Silleda, Gumersindo López, aseguraba ayer poco después del accidente que casi no le había dado tiempo a reaccionar. Explicó que vio cómo la mujer perdía el control del Renault Clio y éste se dirigía hacia su camión pero no le dio tiempo a esquivarlo.
    Gumersindo López, que estaba consternado, indicaba que en el momento del impacto ya casi había detenido completamente el camión. «Vin vir o coche atravesado cara aquí, pero non dou tempo nin a dicir aí ven», explicaba. Viajaba con su tío, Álvaro Negro, que ayer lo estaba acompañando de forma puntual. Éste indicaba, mientras su sobrino explicaba a los agentes de la Guardia Civil de Tráfico lo sucedido, como tras la curva el vehículo de los cuatro fallecidos había perdido el control y de forma lateral había impactado contra su camión. Aseguró que al bajar para ver lo que había pasado ya se dieron cuenta de la gravedad de los hechos, puesto que ninguno de los ocupantes del vehículo respondía. Incidía en que en el momento del siniestro estaba lloviznando, lo que pudo afectar a que la mujer perdiera el control. El camión articulado, conducido por el lalinense, viajaba vacío y se dirigía a cargar en Vilaboa.
    El accidente movilizó a un gran número de miembros de las fuerzas de seguridad y sanitarios. Además de las dos ambulancias del 061 y del personal del Parque Intercomarcal de Bomberos, acudieron varias patrullas de la Guardia Civil de Tráfico, así como miembros de Protección Civil de Lalín y Silleda, y personal del mantenimiento de carreteras de la Xunta. También se acercaron al lugar miembros del gobierno municipal silledense, encabezados por su regidora, Paula Fernández.
    Corte puntual
    Este dispositivo permaneció en el lugar de siniestro durante más de cuatro horas. Aunque no fue necesario cortar al tráfico la carretera, al estar en una zona con numerosas curvas sólo se circulaba por un carril.
     

    Archivos adjuntos:

Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.

Comparte esta página

Cargando...