40º aniversario DYA

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

tanidya

e-mergencista experimentado
UN ESPECTACULAR cortejo de vehículos de la DYA integrado por 55 unidades entre ambulancias, bicicletas, motos, todoterrenos y camiones recorrió ayer las calles de Bilbao para cerrar la conmemoración del cuarenta aniversario de este servicio de ayuda. A las siete y media de la tarde, acumulando casi treinta minutos de retraso sobre el horario previsto, enfilaban el puente Euskalduna camino de la plaza del Sagrado Corazón. El itinerario atravesó después la Gran Vía, la plaza Moyúa, las calles Elcano y Hurtado de Amezaga, la Plaza Circular, Buenos Aires y Sendeja para acabar en El Arenal.


Vehículos que han sido testigos de una larga trayectoria de setenta años se expusieron ayer en la explanada del Museo Guggenheim

Por la mañana la explanada del Museo Guggenheim había sido el escenario de una exposición en la que pudieron admirarse ambulancias de ayer y de hoy, las unidades ciclista y motorizada, camiones con UVI móvil incorporada que acuden a eventos como conciertos musicales, embarcaciones y dos hospitales de campaña desplegados exactamente igual que en las salidas. Como complemento, «una pantalla gigante iba explicando el funcionamiento de estos últimos», según explicó Javier Ardanaz, delegado de la DYA en Getxo.

El buen tiempo de la mañana, en contraste con la lluvia que cayó momentos antes de que arrancara el desfile, propició que la muestra fuera «muy concurrida», destacando la representación infantil. Para ellos se instaló un parchís gigante y tuvieron ocasión de «subirse a las motos». Mientras, los mayores aprovecharon las útiles enseñanzas de la Escuela de Formación sobre técnicas básicas de reanimación y se tomaron la tensión de forma gratuita.

Los organizadores pretendían que los ciudadanos conociesen las infraestructuras «que al final, repercuten en su bienestar». Ardanaz añadió en este sentido que «hay muchos más rescates en el monte de los que la gente se imagina».

Con estos eventos se cierran las celebraciones públicas, ya que los miembros de la DYA se reunirán más adelante en una comida donde «tributar un merecido homenaje a su trayectoria». Anteriormente se habían celebrado jornadas de puertas abiertas en varias localidades.


 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba