25 personas resultan heridas en Ceuta al impactar una bengala entre el público en la fiesta de San J

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

cococharlie

e-mergencista experimentado
Autor #1
Veinticinco personas, de las cuales ocho tuvieron que ser evacuadas al hospital civil del INGESA, resultaron heridas esta madrugada en Ceuta, tras explosionar entre el público una bengala que se desvió de su trayectoria mientras se celebraban los festejos de la verbena de San Juan.

Según informaron fuentes sanitarias y policiales, el suceso se produjo alrededor de las doce y media de la noche con motivo de los fuegos artificiales que se habían previsto en la playa del Chorrillo para conmemorar la noche de San Juan.

Una de las bengalas lanzadas se desvió de su trayectoria y cayó sobre los asistentes, lo que provocó que hasta doce personas tuvieran que ser atendidas.

El servicio médico del 061 trasladó a siete de los heridos hasta el hospital civil del INGESA, donde fueron atendidos de diversas contusiones y quemaduras producidas por la explosión, tras lo cual fueron dados de alta.

Uno de los heridos -agente de la Policía Nacional- permanece todavía ingresado en observación en el hospital, al presentar lesiones más graves.

Fuente. AGENCIA EFE 14.21 horas
 

Mariano J.

e-mergencista experimentado
#2
Testimonios y dispositivo.

En Ceuta, esta noticia ha tenido un impacto muy especial y, prueba de ello, que uno de los periódicos locales se hace eco de varios puntos a la hora de publicarlo en su edición del día posterior al accidente.

Prefiero citar la propia noticia tal y como aparece publicada en el períodico local y, así, ir completando la que obtuvo cococharlie.

Ampliación del texto de la noticia (prensa ceutí):

Información según análisis del periódico "El Faro de Ceuta":

La explosión de un cohete del espectáculo pirotécnico en la playa del Chorrillo ocasionó más de treinta heridos durante la celebración de la noche de San Juan.

Los servicios de Cruz Roja tuvieron que atender a 25 personas en la misma playa de las diversas heridas provocadas por la explosión.

La entidad humanitaria desplazó a la zona una dotación de 23 voluntarios que fueron los primeros en entrar en acción tras el accidente, pocos minutos después de las 24:00 horas.

El responsable del Departamento de Socorros y Emergencias de Cruz Roja Ceuta, José Antonio Pomposo, destacó “la colaboración que los voluntarios tuvieron en toda la intervención, tanto de los efectivos del 061 como de la Policía Local, Policía Nacional, Bomberos y Protección Civil”.

Entre los heridos atendidos por Cruz Roja, siete tuvieron que ser trasladados al servicio de Urgencias del Hospital Civil del Ingesa.

Los afectados fueron E.J.P.C, nacido en 1948, que sufrió quemaduras de primer y segundo grado en el 15 por ciento del cuerpo, A.G.J., nacido en 1957, con contusión y quemaduras, D.T.G., nacido en 1991, con traumatismo en el pie derecho, F.J.P.G., nacido en 1968, con traumatismo en el globo ocular derecho, M.M.E., nacido en 1991, con policontusiones, J.S.P., nacido en 1958, con herida incisa en la región parietal derecha, y R.C.C., nacido en 1964, con politraumatismos.

De entre los heridos traslados al Hospital, el más grave era un Policía Nacional con quemaduras en el ojo, que tras pasar la noche ingresado abandonó el recinto hospitalario en la mañana del viernes.

Otros seis heridos por el accidente fueron atendidos en el Ambulatorio José Lafont, próximo a la playa del Chorrillo.

Uno de los afectados, José Romero Rubio, tuvo que acompañar hasta el Ambulatorio a varios familiares heridos por la explosión. Recordó cómo “los Policias Nacionales evitaron un mal mayor, ya que se percataron de que el cohete había caído y avisaron. Pero hubo poco tiempo y no pudimos reaccionar. Aquello fue un caos, con gente corriendo de un lado para otro, yo mismo tuve que quitar trozos de material caliente para que no perforase más la piel de los heridos. Hay que destacar la labor de los Policías y de la Cruz Roja, si no, aquello hubiese sido un desastre”.

José aseguró que fue “más de un cohete, y de que se desvió por error ni hablar. Los cohetes estaban dirigidos y fueron directamente a la gente. Además de esto, desde los barcos se dispararon varias bengalas hacia la zona de la playa donde estábamos todos, y esas bengalas tardan varios minutos en apagarse, por fortuna no pasó nada con ellas, pero no entiendo por qué se permitió”.

También rememoró los momentos de angustia con “gente corriendo, muchos pensaban que era un atentado. Hubo una organización muy mala”.

Varios afectados presentaron denuncias por los hechos sucedidos en la madrugada del viernes y no descartaron emprender otro tipo de acciones legales.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba