2 heridos Graves y 15 Heridos en un accidente de tráfico en Galicia

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

JORGE SECO

e-mergencista experimentado
La operación salida de las vacaciones de Semana Santa se topó en la tarde de ayer en el municipio ourensano de Riós con una granizada que hizo frenar en seco las ilusiones de varias familias. Eran poco más de las tres y media de la tarde cuando una tormenta descargó con toda su fuerza granizo que comenzó a cubrir la calzada de la A-52 -la autovía de las Rías Baixas-, y provocó que los coches que circulaban en dirección a Ourense patinasen -al intentar frenar- y comenzasen a colisionar entre ellos, dejando en pocos segundos un escenario dantesco plagado de coches aplastados unos contra otros y personas heridas en el interior.

En un primer momento, fueron los afectados que no habían resultado heridos los primeros en reaccionar y prestar auxilio a los heridos. Hicieron lo que pudieron mientras se movilizaba a los equipos sanitarios y a los agentes de la Guardia Civil, quienes se vieron obligados a cortar 17 kilómetros de la vía y desviar la circulación por la N-525. Para entonces ya había 22 coches afectados y 17 personas heridas, que empezaron a ser asistidas por los sanitarios desplazados por el 061 en numerosas ambulancias.

Los más graves se encontraban en un coche en el que viajaba un matrimonio y sus dos hijos de 15 y 6 años. Los cuatro tuvieron que ser excarcelados por los equipos de bomberos desplazados al lugar y uno de ellos, el padre, fue derivado de urgencia en un helicóptero medicalizado hasta el Complexo Hospitalario de la capital, en el que, al cierre de esta edición, se encontraba ingresado en estado crítico. La gravedad de las heridas de su esposa, Luisa L.?M., y de sus hijos, Israel y Alejandro, era menor.

Los demás heridos fueron trasladados al hospital comarcal de Verín, en el que muchos de ellos fueron dados de alta esa misma tarde. Un bebé de tres meses, sin daños personales, formó parte de la lista de pacientes atendidos en una jornada especialmente complicada para los servicios sanitarios.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba