"Libro del Bombero Profesional"

Tema en 'Voluntariado' comenzado por Ignacio Riquelme, 20 May 2004.

  1. Ignacio Riquelme

    Ignacio Riquelme e-mergencista novel

    Amigos :

    Alguien me podria dar referencias sobre el "LIBRO DEL BOMBEROS PROFESIONAL" del Autor FERNANDO BERMEJO

    Gracias
     
    Etiquetas:
  2. vanesa

    vanesa Usuario invitado

    hola ignacion:

    yo no lo siento nunca he oido hablar de ese libro lo siento seguro que aparece alguien que lo sabe

    muak
     
  3. Memo E.

    Memo E. e-mergencista experimentado

    Igancio, yo tampoco lo conozco pero me encontre este comentario en otro foro, te lo mando y espero te sirva.

    Saludos
    Memo Espinal

    pd. Alguien sabra como puedo conseguir el libro en los Estados Unidos???



    Comentarios a “El Libro del Bombero Profesional”
    José Musse Torres


    Lo primero que llama la atención en “El Libro del Bombero Profesional” es su titulo, resulta bastante ambicioso y su sola usanza denota un gran objetivo. Generalmente los libros como las intenciones se quedan en enunciados, rara vez, sin embargo el esfuerzo trasciende. Cuando Fernando Bermejo Martín, Jefe del Servicio Contra Incendios del Ayuntamiento de Badajoz me entregó un ejemplar dedicado prometí revisarlo. La calidad del autor, pegado a lo pedagógico queda reseñado en la última página, en el último párrafo. Es un consejo que nos regala: “Así pues, la participación del personal de intervención en una investigación no solo es posible, sino conveniente, dado que así se incrementará la formación de todos los bomberos que participen”.

    Un libro y seguramente solo lo saben los autores, es un hijo, muchas veces nacido de un parto doloroso, otros hasta por cesárea. Quien crea que los hombres no pueden parir es porque nunca han escrito algo. Como todo hijo siempre hereda del padre, y resulta interesante conocer un poco más sobre el progenitor.

    En los pasillos del recinto ferial Juan Carlos I, Fernando Bermejo me confiaba lo difícil que había resultado hacer Videofuego y como no, antes de quemar bastantes neuronas y calorías el éxito había aparecido. Las dificultades, la escasez, fueron superándose poco a poco. Ahora el evento ha ganado crédito internacional y sirve para visualizar el progreso multimedia de la profesión en el Mundo de habla hispana. Son muchos los bomberos que lloriquean la falta de recursos, algunos lo he atestiguado lo usan para financiar su incompetencia, otros como Bermejo, simplemente la superan y nos entregan grandeza. Bermejo Martín no se ha rendido ante la adversidad y está triunfando en su propio país. Tiene ese extraño coraje y valor que descubrí mientras conversamos inocentemente y le pregunte mirando el paseo de banderas de España ¿Cuál es la bandera de Extremadura? Esa, la que se parece a la bandera de Palestina, me respondió graciosamente. Lo que no es cómico es su temple con que ha escrito.

    El libro nos trae más de 506 páginas adecuadamente ilustradas. La primera comparación que se me viene al espíritu, es la del “Essential of Firefighting” de la Universidad de Oklahoma. Sin embargo, debo advertir, que la obra lo supera y por mucho. Por ejemplo, aunque lo sabemos, se excluye por lo frecuente el rescate de animales en los textos de bomberos. Esta falta de claridad en el tema hace creer que ésta no es labor de los bomberos o al menos es opcional, creencia que se extiende en varias regiones de Ibero América.

    Bastante tiempo ha dedicado el autor a suplir información básica pero importantísima para poner al día a los bomberos que no gustaban en la escuela de las clases de matemáticas, física y química y que ahora padecen por esa carestía intelectual. Con ejemplos sencillos explica tópicos tan intocables en tantos textos como el movimiento de las ondas de luz y radio sin llegar al aburrimiento. En esta parte tan delicada, dado que es un tema que suele erizar la piel a más de uno, el autor se preocupó por ser bastante demostrativo.

    Sentí como muy corto el capitulo 4, dedicado a las Nociones sobre Hidrostática e Hidráulica. Aunque explica todo lo que se debe calar, un sabor de un algo más debo confesar me quedo en el paladar. En contra partida, esta muy bien explicado en la página 91 el Desarrollo del Incendio en un Edificio. Como no podemos negar que a los bomberos les gusta el fuego, generalmente se extienden en exceso en esta sección en desmedro de otros tópicos, pero resulta que el escritor puede dar cátedra de equilibrio.

    Sí debo llamar la atención en la generalidad que hace el autor en el capitulo 7, página 97. “No es suficiente saber simplemente apagar las llamas. Es necesario poder evaluar otras peligros tales como una posible descarga eléctrica, una posible exposición a materiales peligrosos” Lo primero que surge en mi pensamiento es de conformidad como generalidad y en principio no hay nada que discutir. Pero el libro esta dirigido a bomberos y no lo esta a oficiales de bomberos. Como entiendo la profesión, el bombero cumple las órdenes y cuanto más conozca las razones de éstas mejor. Pero evaluar riesgos es una competencia superior y de ninguna manera podemos abrir la puerta de renuncia a los oficiales.

    El capitulo 8, Vestuario para Bomberos ha sido bien previsto. El capitulo 9 Protección Respiratoria para Bomberos trata con corrección la diversidad material, en especial los del tipo “circuitos cerrados” de los que rara vez se encuentra documentación en las guías estadounidenses. Aunque muchos servicios de bomberos en el mundo están adoptando la modalidad de dos exámenes físicos anuales y no uno. La página 182 explica espigadamente el funcionamiento de una red para rociadores, bomba eléctrica y bomba diesel aunque el diagrama debía ser algo más grande. Lo mismo ocurre con la figura 23.11 de la página 364. Esperaremos la tercera edición.

    “Extinción de Incendios de Combustibles Sólidos Exteriores” es el capitulo 13 y uno de mis favoritos. Generalmente los autores se concentran en fuegos interiores y rara vez profundizan en las especiales circunstancias de los exteriores, no exentos de riesgos. El capitulo 14 omite una importante e internacional tabla de categorías de recursos aéreos y terrestres para enfrentar incendios forestales, aunque ya me dirá Bermejo, Profesor Colaborador de la Universidad de Extremadura que el libro no es para oficiales, trampa en la que yo mismo me he metido. Además en la Introducción el bombero Bermejo escribe: “El propósito de este libro es poner a disposición de los bomberos, y de los aspirantes a serlo, un texto de consulta donde encontrar toda la información básica”. Ciertamente debo reconocer que se lo podríamos permitir para cuando el autor complemente su actual libro con otro que debe y espero escriba “El libro del Oficial de Bomberos Profesional”. En ausencia de esta tabla que menciono hay un exceso de información sobre materiales peligrosos como a continuación explico.

    El capitulo 16 referidos a la ventilación de edificios ha sido uno de los sobresalientes. El capitulo 17 que trata sobre las instalaciones eléctricas es aclaradora y doy por entendido que ayudará a muchos bomberos. Innecesario en mi modo de ver la numerología de la página 271al 273 y sin embargo pragmático en un universo en que los bomberos no pueden acceder a mucha bibliografía sobre materiales peligrosos. En contrapartida muy categórica y pedagógica los diagramas de la página 297 sobre la colorimetría de bombonas de gas.

    Un hecho muy curioso y nuevamente poco común es el uso de las palabras “La BLEVE” que hace adecuadamente el autor y que resulta preferida antes que “El BLEVE” de la misma manera que decimos “La ebullición de líquidos” Aunque no entiendo lo que el autor desea decirnos con “Explosiones Bleve” en la página 337. Pues conoce muy bien el redactor el significado dado que a píe de página descifra: “Con la palabra BLEVE, que proviene de las siglas en inglés de Boiling Liquid Expanding Vapours Explosion”. Por lo que sería recomendable escribir sobre “Fenómenos BLEVE”. En la página 309 el autor nos propone un interesante ejercicio con vaso de plástico parcialmente con agua, que resulta apetecible realizar para graficar ante los alumnos bomberos como ocurre este fenómeno de gas.

    Volviendo a los lapsus lengua técnicos como decía un maestro mío. Creo que fue el Ing. Jaime Moncada, que advirtió en el NFPA Journal el uso indebido de la palabra “refrigeración” y que debíamos preferir “enfriamiento” Lo menciono porque la foto de la portada que presenta el libro comentado pertenece al bombero madrileño Antonio Poncela Gutiérrez y lleva por titulo: “refrescando” En las siguientes líneas sí explica con corrección uno de los fenómenos menos entendidos como es el “Boilover”.

    Debo reconocer que desconocía la señalización en intervenciones con víctimas atrapadas, página 382 e igual de novedoso el capítulo 25, Emergencias Catastróficas y muy bien logrado el capítulo 27, Organización de las Intervenciones. Ciertamente una curiosidad agradable es el fascimil del Reglamento que regulaba las comunicaciones por silbato de los bomberos de Badajoz de 1888. A lo que puedo comentar que son más complejas que el sistema de gritos neuróticos que he visto en el servicio de bomberos de varios países de lengua castellana del Siglo 21.

    Podemos concluir al leer el capitulo 29, Prevención de Incendios que realmente el autor se ha explayado en un tema que disfruta. No en vano ganó en 1991 el Trofeo Internacional de la Seguridad. No puede ser de otra manera, dado lo meticuloso que ha resultado. Y, finalmente el último capitulo, que debo decir cierra con broche de oro el contenido. “Investigación de Incendios” incluyendo diagramas dimensionales de la posición en que las fotos deben tomarse en el proceso de recopilación de evidencia, así como las huellas que deja el humo como ayuda para descifrar la realidad sucedida.

    Finalizada la lectura, tengo un reclamo y es que el bombero profesional del señor Bermejo no maneja mangueras, ni debe aprender posiciones, ni las acarrea tanto como debería. La segunda conclusión final es que este libro debe estar complementado y ofertado como un “kit” con transparencias y hojas de lectura, exámenes y material de instructor para mejorar la educación de los bomberos castellanos. El único punto en que IFSTA ha podido mantener ventaja.

    Fernando Bermejo es un extremeño muy alto, y de su región se ha escrito una valiosa obra literaria que me viene a la memoria, es de García Serrano y la novela se tituló “Cuando los Dioses nacían en Extremadura” Por lo que termino reseñando que aunque ya no se fabrican dioses en su tierra, el autor si nos entrega un libro divino.
     
  4. Eusebio

    Eusebio e-mergencista experimentado

  5. hacha

    hacha e-mergencista experimentado

    Pues si que lo venden y te lo mandan por correo contrareembolso y en mi oponion de lector de dicho libro, no está mal del todo, aunque existen en el mercado libros de ese tema mejores. (es mi opinion)
    Si buscas libros relacionados con bomberos, te puedo indicar alguno.
    Un saludo.
     
  6. emilio

    emilio e-mergencista experimentado

    Cambio el título del tema para que sea un poco más descriptivo, que si no no hay hay manera de aclararse con tantas consultas :wink:

    Emilio
     
  7. Vidrito

    Vidrito e-mergencista experimentado

    Que José Musse Torres no es el que ha realizado un analisis del 9/11 en EUA???

    Que lo define como una entidad para realizar ese tipo de criticas ( constructivas) sobre siniestros???
     
  8. Ignacio Riquelme

    Ignacio Riquelme e-mergencista novel

    Amigos:

    Gracias por sus respuestas,
    Hacha me podrias indicar cuales son los otros libros que mencionas.

    Rodrigo Ignacio Riquelme
    Bombero Chile
     

Comparte esta página

Cargando...